Tres detenidos en Michigan en el primer procesamiento por MGF en EE. UU.

21 Abril 2017

ACTUALIZACIÓN: A partir de este caso, Michigan está en proceso de aprobar una legislación que penalice la MGF (SB337 y el proyecto de ley sobre el mismo asunto SB338) y el traslado de niñas fuera del estado para ser sometidas a esta práctica (SB368 y SB369). Ambos proyectos de ley han sido aprobados en el Senado y están pendientes en el Parlamento. De forma adicional, los tres responsables han sido imputados por un gran jurado federal.

****************************************************************

El viernes 21 de abril se detuvo a un médico de Michigan y a su mujer y se les acusó de conspiración para realizar mutilaciones genitales femeninas (MGF) en un consultorio en la periferia de Detroit.

Fakhruddin Attar y su esposa, Farida Attar, están acusados de conspiración junto con el Dr. Jumana Nagarwala por permitir al médico utilizar su consultorio en Livonia (Michigan) para realizar los procedimientos ilegales fuera del horario de atención al público.

Son las tres primeras personas acusadas en virtud de la legislación federal de EE. UU. que penaliza la MGF.

La directora de la Oficina de América de Igualdad Ya, Shelby Quast, ha afirmado con respecto a estas detenciones «No nos sorprende, sino que nos resulta alentador ver que el Departamento de Justicia de EE. UU. establezca prioridades en torno a los médicos que realizan la MGF y detenga a las personas implicadas en esta práctica. Este caso está creando una sensibilización indispensable en torno a la ilegalidad de la MGF. EE. UU. necesita hacer más para proteger a todos los niños de cualquier forma de violencia, incluida la mutilación genital femenina».

Añadió la importancia de abordar los mitos existentes en torno a esta práctica, «la MGF no es un requisito religioso, no hay ningún texto sagrado que exija la MGF. Esta práctica no existe solo en una comunidad, sino que se produce en todo EE. UU. y en todo el mundo. La MGF no aporta ningún beneficio para la salud, sino que, por el contrario, causa un daño físico y psicológico de por vida. La MGF constituye maltrato infantil y es ilegal en EE. UU.».

La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos y una forma extrema de violencia y discriminación contra las niñas y mujeres. Es una forma de maltrato infantil que a menudo se comete contra niñas en edades comprendidas entre la infancia y los 15 años. La MGF no aporta ningún beneficio para la salud, sino que con frecuencia acarrea problemas para esta de por vida. Suele considerarse un rito de iniciación, de paso a la edad adulta, pero es en última instancia una forma de controlar la sexualidad de las niñas y las mujeres.

Es un problema mundial: más de 200 millones de niñas y mujeres de todo el mundo han sufrido alguna forma de MGF. Solo en EE. UU. 513.000 niñas y mujeres han sido objeto de esta práctica o están en riesgo de serlo.

El Fiscal General de EE. UU. afirma que el Dr. Nagarwala fue detenido el 12 de abril y acusado en un tribunal federal de distrito en Detroit de realizar la MGF a dos niñas de 7 años. Los agentes del FBI iniciaron una investigación tras ser alertados de que el Dr. Nagarwala había realizado el procedimiento a dos niñas de 7 años que se habían desplazado con sus padres desde Minnesota a principios de 2017. Durante el examen médico realizado a las niñas en el mes de abril se constató los genitales anormales de estas con tejido cicatricial y laceraciones en estado de cicatrización.

Según la querella interpuesta, «varias» niñas más, incluidas algunas de Michigan, también fueron víctimas de esta práctica entre 2005 y 2007. Un juez ha ordenado el ingreso en prisión del Dr. Nagarwala en espera de juicio aduciendo que «existen pruebas claras y convincentes de que (el médico) representa un peligro para la comunidad». El Dr. Nagarwala se ha declarado inocente.

Igualdad Ya lleva luchando 25 años para acabar con la MGF en todo el mundo. Fundada en 1992, nos interesamos por este problema cuando el resto de organizaciones de derechos humanos aún no lo hacían. Antes de que EE. UU. contara con legislación que penalizara la MGF, ayudamos a Fauziya Kasinga a recibir asilo político tras huir de su hogar en Togo para evitar ser objeto de esta práctica. La decisión estableció un precedente en EE. UU. en el sentido de que la MGF constituye una forma de persecución. Esta iniciativa puso la ley federal contra la MGF en el punto de mira.

Fuimos un elemento clave en la lucha por lograr una modificación de la ley contra esta práctica para que fuese ilegal el hecho de llevarse conscientemente a una niña fuera de EE. UU. con el propósito de someterla a una MGF. Al cubrir este vacío, la ley actualmente aborda la «mutilación en vacaciones» o «corte de vacaciones» (vacation cutting), que se refiere al desplazamiento de niñas estadounidenses fuera del país para que sean objeto de MGF durante las vacaciones escolares de verano.

Igualdad Ya colaboró estrechamente con el líder demócrata del Senado Harry Reid para convertir el problema de la MGF en un asunto nacional. También realizamos una campaña junto a la superviviente y activista Jaha Dukureh en apoyo a su petición realizada a través de change.org en 2014 en la que instaba al Gobierno a realizar un informe estadístico sobre las mujeres afectadas por la MGF y las niñas en riesgo de ser mutiladas en EE. UU.

La legislación y políticas federales de EE. UU. reconocen la MGF como una forma extrema de violencia contra las mujeres y niñas, así como un maltrato infantil. En la actualidad solo 25 estados disponen de una ley contra la MGF y no todas ellas abordan el vacío que supone la «mutilación en vacaciones». Virginia ha sido el último estado en aprobar una ley contra esta práctica y Massachusetts está en proceso de hacerlo. En Michigan, donde ha sido acusado el Dr. Nagarwala, no existe ninguna legislación que penalice la MGF.

Principales recomendaciones para combatir la MGF en EE. UU.

Actualmente, a fin de seguir abordando esta forma brutal de violencia en EE. UU., Igualdad Ya, Safe Hands for Girls, el Instituto de la Paz de Estados Unidos y la Red de la ONU para Acabar con la A/MGF han emitido un informe donde se detallan las recomendaciones elaboradas por 250 intelectuales que se reunieron en la primera Acabar con la violencia contra las niñas: Cumbre sobre la A/MGF.

La cumbre, que tuvo lugar en diciembre de 2016 en Washington D.C., supuso la primera reunión internacional de este tipo celebrada en Estados Unidos. El planteamiento general de la cumbre aunó a supervivientes, agentes del orden público, profesionales sanitarios, expertos en educación y líderes religiosos y comunitarios: solo a través de este tipo de iniciativas conjuntas entre las principales partes interesadas podremos acabar con la MGF tanto en EE. UU. como en el resto del mundo.

En vista de la detención de la última semana, es más importante que nunca que exijamos responsabilidad a los profesionales sanitarios para que cumplan el juramento de no dañar. Los médicos tienen la obligación de intervenir en caso de maltrato infantil, por lo que deben conocer la legislación estadounidense contra la MGF y contar con formación para reconocer a las niñas en riesgo y tratar de forma respetuosa a las pacientes que la han sufrido.

Haga clic aquí para descargarse el informe completo

Consulte a continuación las recomendaciones para cada sector.

Orden público

Asistencia sanitaria

Educación

Inmigración

Noticias de medios de comunicación

Español
Blog image: 
Hero Title: 
Tres detenidos en Michigan en el primer procesamiento por MGF en EE. UU.
Body Top: 

ACTUALIZACIÓN: A partir de este caso, Michigan está en proceso de aprobar una legislación que penalice la MGF (SB337 y el proyecto de ley sobre el mismo asunto SB338) y el traslado de niñas fuera del estado para ser sometidas a esta práctica (SB368 y SB369). Ambos proyectos de ley han sido aprobados en el Senado y están pendientes en el Parlamento. De forma adicional, los tres responsables han sido imputados por un gran jurado federal.

****************************************************************

El viernes 21 de abril se detuvo a un médico de Michigan y a su mujer y se les acusó de conspiración para realizar mutilaciones genitales femeninas (MGF) en un consultorio en la periferia de Detroit.

Fakhruddin Attar y su esposa, Farida Attar, están acusados de conspiración junto con el Dr. Jumana Nagarwala por permitir al médico utilizar su consultorio en Livonia (Michigan) para realizar los procedimientos ilegales fuera del horario de atención al público.

Son las tres primeras personas acusadas en virtud de la legislación federal de EE. UU. que penaliza la MGF.

La directora de la Oficina de América de Igualdad Ya, Shelby Quast, ha afirmado con respecto a estas detenciones «No nos sorprende, sino que nos resulta alentador ver que el Departamento de Justicia de EE. UU. establezca prioridades en torno a los médicos que realizan la MGF y detenga a las personas implicadas en esta práctica. Este caso está creando una sensibilización indispensable en torno a la ilegalidad de la MGF. EE. UU. necesita hacer más para proteger a todos los niños de cualquier forma de violencia, incluida la mutilación genital femenina».

Añadió la importancia de abordar los mitos existentes en torno a esta práctica, «la MGF no es un requisito religioso, no hay ningún texto sagrado que exija la MGF. Esta práctica no existe solo en una comunidad, sino que se produce en todo EE. UU. y en todo el mundo. La MGF no aporta ningún beneficio para la salud, sino que, por el contrario, causa un daño físico y psicológico de por vida. La MGF constituye maltrato infantil y es ilegal en EE. UU.».

La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos y una forma extrema de violencia y discriminación contra las niñas y mujeres. Es una forma de maltrato infantil que a menudo se comete contra niñas en edades comprendidas entre la infancia y los 15 años. La MGF no aporta ningún beneficio para la salud, sino que con frecuencia acarrea problemas para esta de por vida. Suele considerarse un rito de iniciación, de paso a la edad adulta, pero es en última instancia una forma de controlar la sexualidad de las niñas y las mujeres.

Es un problema mundial: más de 200 millones de niñas y mujeres de todo el mundo han sufrido alguna forma de MGF. Solo en EE. UU. 513.000 niñas y mujeres han sido objeto de esta práctica o están en riesgo de serlo.

El Fiscal General de EE. UU. afirma que el Dr. Nagarwala fue detenido el 12 de abril y acusado en un tribunal federal de distrito en Detroit de realizar la MGF a dos niñas de 7 años. Los agentes del FBI iniciaron una investigación tras ser alertados de que el Dr. Nagarwala había realizado el procedimiento a dos niñas de 7 años que se habían desplazado con sus padres desde Minnesota a principios de 2017. Durante el examen médico realizado a las niñas en el mes de abril se constató los genitales anormales de estas con tejido cicatricial y laceraciones en estado de cicatrización.

Según la querella interpuesta, «varias» niñas más, incluidas algunas de Michigan, también fueron víctimas de esta práctica entre 2005 y 2007. Un juez ha ordenado el ingreso en prisión del Dr. Nagarwala en espera de juicio aduciendo que «existen pruebas claras y convincentes de que (el médico) representa un peligro para la comunidad». El Dr. Nagarwala se ha declarado inocente.

Igualdad Ya lleva luchando 25 años para acabar con la MGF en todo el mundo. Fundada en 1992, nos interesamos por este problema cuando el resto de organizaciones de derechos humanos aún no lo hacían. Antes de que EE. UU. contara con legislación que penalizara la MGF, ayudamos a Fauziya Kasinga a recibir asilo político tras huir de su hogar en Togo para evitar ser objeto de esta práctica. La decisión estableció un precedente en EE. UU. en el sentido de que la MGF constituye una forma de persecución. Esta iniciativa puso la ley federal contra la MGF en el punto de mira.

Fuimos un elemento clave en la lucha por lograr una modificación de la ley contra esta práctica para que fuese ilegal el hecho de llevarse conscientemente a una niña fuera de EE. UU. con el propósito de someterla a una MGF. Al cubrir este vacío, la ley actualmente aborda la «mutilación en vacaciones» o «corte de vacaciones» (vacation cutting), que se refiere al desplazamiento de niñas estadounidenses fuera del país para que sean objeto de MGF durante las vacaciones escolares de verano.

Igualdad Ya colaboró estrechamente con el líder demócrata del Senado Harry Reid para convertir el problema de la MGF en un asunto nacional. También realizamos una campaña junto a la superviviente y activista Jaha Dukureh en apoyo a su petición realizada a través de change.org en 2014 en la que instaba al Gobierno a realizar un informe estadístico sobre las mujeres afectadas por la MGF y las niñas en riesgo de ser mutiladas en EE. UU.

La legislación y políticas federales de EE. UU. reconocen la MGF como una forma extrema de violencia contra las mujeres y niñas, así como un maltrato infantil. En la actualidad solo 25 estados disponen de una ley contra la MGF y no todas ellas abordan el vacío que supone la «mutilación en vacaciones». Virginia ha sido el último estado en aprobar una ley contra esta práctica y Massachusetts está en proceso de hacerlo. En Michigan, donde ha sido acusado el Dr. Nagarwala, no existe ninguna legislación que penalice la MGF.

Principales recomendaciones para combatir la MGF en EE. UU.

Actualmente, a fin de seguir abordando esta forma brutal de violencia en EE. UU., Igualdad Ya, Safe Hands for Girls, el Instituto de la Paz de Estados Unidos y la Red de la ONU para Acabar con la A/MGF han emitido un informe donde se detallan las recomendaciones elaboradas por 250 intelectuales que se reunieron en la primera Acabar con la violencia contra las niñas: Cumbre sobre la A/MGF.

La cumbre, que tuvo lugar en diciembre de 2016 en Washington D.C., supuso la primera reunión internacional de este tipo celebrada en Estados Unidos. El planteamiento general de la cumbre aunó a supervivientes, agentes del orden público, profesionales sanitarios, expertos en educación y líderes religiosos y comunitarios: solo a través de este tipo de iniciativas conjuntas entre las principales partes interesadas podremos acabar con la MGF tanto en EE. UU. como en el resto del mundo.

En vista de la detención de la última semana, es más importante que nunca que exijamos responsabilidad a los profesionales sanitarios para que cumplan el juramento de no dañar. Los médicos tienen la obligación de intervenir en caso de maltrato infantil, por lo que deben conocer la legislación estadounidense contra la MGF y contar con formación para reconocer a las niñas en riesgo y tratar de forma respetuosa a las pacientes que la han sufrido.

Haga clic aquí para descargarse el informe completo

Consulte a continuación las recomendaciones para cada sector.

Orden público

Asistencia sanitaria

Educación

Inmigración

Noticias de medios de comunicación