Skip to main content

Sentencia emitida contra Bolivia por caso de violencia sexual en la Corte Interamericana de Derechos Humanos

>> Read in English

El 19 de enero de 2023, Brisa de Angula finalmente ha recibido justicia. Pasaron más de 20 años desde que fue violada por primera vez por su primo adulto cuando tenía 15 años, y 13 años desde que presentó por primera vez su caso contra Bolivia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hasta que salió la sentencia la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH). Eesta sentencia podría evitar que otras niñas y adolescentes sufran una discriminación similar a manos del propio sistema de justicia boliviano.

Mejorar el acceso a la justicia por violencia sexual requiere perseverancia

No debería tomar tanto tiempo para que se escuche a una sobreviviente, pero a menudo es así (si es que se escucha). Brisa soportó tres juicios en Bolivia sin que su agresor fuera llevado ante la justicia, en los que fue culpabilizada, discriminada y obligada a revivir su trauma una y otra vez. Pero ella y su familia perseveraron. Cuando Equality Now se unió a su lucha por la justicia en 2015, sabíamos que llevaría mucho tiempo, pero también sabíamos que el caso era importante y que su impacto iría mucho más allá de Brisa y su familia.

Desde los tres terribles juicios en Bolivia hasta la presentación de su caso ante la Comisión Interamericana en 2010, las audiencias con la Comisión, numerosas presentaciones sobre Bolivia por parte de Equality Now y nuestras aliadas ante organismos regionales e internacionales, hasta la remisión del caso a la Corte en 2020, y la oportunidad de declararse ante la Corte que Brisa y otros testigos y expertos finalmente tuvieron en marzo de 2022, ha sido un largo camino. Cuando el caso llegó a la Corte IDH, contó con el apoyo de expertos legales de todo el hemisferio. Además de Brisa y la abogada y Representante Regional para América Latina y el Caribe de Equality Now, Barbara Jimenez-Santiago, los co-litigantes incluyeron a Parker Palmer, Carmen Arispe de la Fundación Breeze of Hope, Jinky Irusta de la Oficina Jurídica para la Mujer, Beth Stephens de la Universidad de Rutgers, Rosa Celorio, Shelby Quast, y los abogados de Hughes Hubbard Elizabeth Solander, Diego Duran, Alyssa Johnson, Shayda Vance, y Alexander Bedrosyan. Expertos de organismos regionales e internacionales testificaron durante la audiencia, y después de la audiencia, varias organizaciones presentaron escritos amicus curiae en nombre de Brisa. Ahora, por fin, hay un camino a seguir para un cambio real en Bolivia y la región.

Lo que Bolivia debe hacer ahora 

¿Qué acción le exigimos al Gobierno de Bolivia para acabar con la violencia sexual?

En la audiencia de la Corte Interamericana en marzo de 2022, junto con Brisa y el resto de su equipo legal, solicitamos a la Corte que exijiera que el gobierno actúe para poner fin a la violencia sexual, incluido a través de:

Reforma de Leyes y Procedimientos

  • La eliminación de la Ley de Prescripción respecto de los delitos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes.
  • Basar la definición de violación en el consentimiento libre y voluntario (en lugar de la intimidación, la violencia física y la violencia psicológica) y reconocer una amplia gama de circunstancias coercitivas que negarían el consentimiento, como cuando ha habido un abuso de la posición de autoridad de un individuo. (p. ej., en un centro penitenciario o entorno escolar) o abuso de poder por parte de una persona en determinadas relaciones profesionales con la superviviente (p. ej., relación médico-paciente), así como intimidación, fraude o control coercitivo en una relación doméstica, en las que no se puede obtener el consentimiento. libre y voluntario y cuando la víctima es incapaz de dar su consentimiento.  
  • Junto a la revisión integral de la prohibición de violación, eliminando la figura discriminatoria del estupro.  
  • Garantizar que la violencia sexual incestuosa sea tipificada como delito en el código penal cuando sea perpetrada por un adulto contra un menor de 18 años..
  • Modificar la ley para crear incentivos a un proceso penal abreviado en casos de violencia sexual contra menores y adolescentes siempre que ello no resulte en penas desproporcionadamente bajas por los delitos y así fomentar la impunidad efectiva.

Operacionalización de la Justicia 

  • Implementar procedimientos adaptados a los niños, niñas y adolescentes, incluido el establecimiento de fiscales especiales de violencia sexual contra los niños; protocolos para terminar con la revictimización en el sistema de justicia y para implementar correctamente la ley de violencia sexual; y mecanismos para asegurar la eficiencia del juicio y las apelaciones. 
  • Crear políticas y procedimientos de arresto efectivos para capturar a los perpetradores, evitando así el riesgo de que los perpetradores evadan la justicia y/o huyan del país.
  • Recopilar y reportar estadísticas desagregadas confiables sobre: ​​la prevalencia de la violencia sexual contra adolescentes y sus efectos, desde una perspectiva interseccional; si la violencia sexual estaba vinculada a otras formas de violencia contra las mujeres y las niñas, incluidos, entre otros, feminicidios, desapariciones, embarazos forzados y similares; sobre denuncias de violencia sexual registradas ante la policía, así como índices de enjuiciamientos, condenas y sanciones en tales casos.

Desarrollo de Profesionales y Servicios actualizados y de Calidad 

  • Capacitación y acreditación de actores de la justicia penal en:
    • Gestión integral de delitos de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes
    • Los estándares internacionales y las mejores prácticas de entrevistas forenses y exámenes médicos forenses.
    • Cómo desafiar los estereotipos y cambiar las actitudes que perpetúan la desigualdad de género y normalizan la violencia contra las niñas y las mujeres
  • Establecer sistemas especializados de protección de justicia penal para niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual
  • Brindar servicios de apoyo especializado a niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual y sus familias (seguridad, protección, terapia) incluso después del juicio.
  • Hacer asignaciones presupuestarias anuales suficientes para financiar las intervenciones necesarias para garantizar que las leyes y políticas sean efectivas y lleguen a la vida de las personas a las que pretenden proteger. 
  • Crear, con un alto grado de transparencia, un observatorio de justicia o mecanismo de seguimiento de casos de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes para asegurar que el Estado esté brindando acceso a la justicia.

Prevención 

  • Instituir programas de capacitación obligatorios en los centros educativos y estandarizar los programas de educación y concientización pública sobre violencia sexual que abarquen:
    • los derechos de los niños, niñas, y adolescentes
    • la dinámica de la violencia sexual
    • las normas sociales que contribuyen a la depredación sexual
    • cómo obtener ayuda por sospecha o confirmación de violencia sexual

Lo que la Corte Interamericana ha dictaminado que debe hacer Bolivia

En Equality Now, sabemos que poner fin a la violencia sexual requiere mejores leyes y una mejor implementación, y que ambos deben abordarse de una manera que tenga en cuenta las diferentes identidades interseccionales de las sobrevivientes. Nos complació ver que la decisión de la Corte es progresiva e interseccional en su análisis, y ordena a Bolivia realizar cambios tanto en las leyes como en la implementación a través de tres protocolos específicos. Además de requerir un reconocimiento público de que el Estado de Bolivia violó los derechos de Brisa y la sometió a tratos crueles, inhumanos y degradantes por parte del personal judicial, la Corte ha ordenado al Estado de Bolivia, entre otras medidas:

Promulgar cambios legales específicos para que:

  • Se elimine la Prescripción de los delitos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes.
  • El Código Penal reconozca específicamente la violencia sexual incestuosa como un delito separado.
  • El delito de estupro, que la Corte considera incompatible con la Convención Americana, en lugar de constituir una categoría separada de delito sexual contra adolescentes de 14 a 18 años, sea definido simplemente como violación.
  • La falta de consentimiento se convierte en el pilar central y factor definitorio de los delitos de violencia sexual. 

Mejorar la implementación y la prevención a través de protocolos y capacitación nuevos o adaptados, que incluyen:

  • Un protocolo para la investigación y procedimientos durante el proceso penal adecuados para los casos de niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia sexual, 
  • Un protocolo de abordaje integral y evaluación médico legal de los casos de niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia sexual,
  • Un protocolo de atención integral a niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual
  • Capacitación para el personal del sistema de justicia, incluidos los médicos forenses
  • Una campaña de sensibilización dirigida a la población en general de Bolivia, encaminada a confrontar los patrones socioculturales que normalizan o banalizan el incesto y dar herramientas a los menores para identificar y denunciar cualquier delito sexual.

¿Por qué es importante este caso?

Litigio estratégico: el impacto de gran alcance de un solo caso

Debido a que los casos en la Corte Interamericana y otros órganos legales regionales se presentan contra gobiernos en lugar de individuos, los fallos en estos casos impactan no solo a la sobreviviente individual, sino que tienen aplicación en todo el país. Y debido a que los fallos establecen estándares a nivel regional, los defensores en otros países de la jurisdicción pueden usar los principios y argumentos legales del fallo para presionar a sus propios gobiernos a realizar los cambios necesarios en las leyes y prácticas.

Bolivia tiene las tasas más altas de violencia sexual en América Latina, con el 70% de las mujeres reportando haber experimentado abuso físico o sexual en su vida. Y, como muestra nuestro informe Fracaso en la protección, Bolivia no es el único país de las Américas que no logra prevenir o abordar adecuadamente la violencia sexual. Bárbara Jiménez-Santiago dijo “Este es el primer caso en el que la Corte establece medidas para que un país implemente y promueva el acceso a la justicia de las niñas y adolescentes, y de la niñez en general”.

Además de basarse en la jurisprudencia de la región de las Américas, la sentencia también hace referencia a casos pasados ​​en Europa y Asia. Gracias a este lente legal internacional, esperamos que los defensores en otras partes del mundo utilicen los principios y argumentos en este caso para lograr cambios similares necesarios. La representante regional de Equality Now para Eurasia, Tamar Dekanosidze, dijo: “Estoy emocionada por un juicio muy fuerte y un análisis feminista, que podemos abogar por la adopción de la Corte Europea de Derechos Humanos”.

Ser escuchada puede ser curativo

Sabemos por haber visto a sobrevivientes testificar en otros casos y en audiencias ante la Comisión Interamericana, que la experiencia de compartir sus historias en un espacio donde realmente son escuchados y saben que lo que están compartiendo tendrá un impacto, puede ser extremadamente poderoso y empoderador para las sobrevivientes. Brisa ha sido una fuerza de cambio desde hace años: se convirtió en abogada y comenzó una organización para apoyar a niños y adolescentes sobrevivientes de violencia sexual. Ella dice “He dedicado mi vida a abogar por las sobrevivientes de violencia sexual y reformar el sistema legal para que responsabilice a los perpetradores en lugar de revictimizar a las sobrevivientes”. Ahora que se emitió este fallo, ella y las sobrevivientes activistas, así como todos sus aliados, tienen dos herramientas poderosas para ayudarlos en su trabajo: el impacto legal del fallo en sí, y la fuerza y ​​la esperanza que conlleva saber que han sido verdaderamente escuchados.

SHARE THIS: