Carta de modelo: Alerta Urgente: México Julio 2010

Printer-friendly version

Estimado [Lic. Acosta Muñoz] [Lic. Reyes Baeza]:

Le escribo para expresar mi preocupación por el allanamiento de Sin Violencia A.C., un refugio de máxima seguridad para las mujeres que huyen de situaciones de violencia, efectuado el día 9 de junio de 2010 por 14 funcionarios estatales, muchos de los cuales iban armados. El allanamiento fue dirigido por un oficial notificador que portaba una carta del Juez Primero del Tribunal de Familia del distrito judicial de Bravos, Lic. Guadalupe Manuel de Santiago Aguayo, la cual autorizaba el uso de la fuerza para tomar la custodia inmediata de una menor que ni siquiera se encontraba en el refugio. Los funcionarios estatales amenazaron al personal del refugio y aterrorizaron a las mujeres y los niños de suma vulnerabilidad residentes en él.

Las acciones de estos funcionarios estatales violaron de manera flagrante la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de México, la cual es de aplicación en el Estado de Chihuahua y es aclamada internacionalmente como una ley histórica que aborda de manera integral y holística todas las formas de violencia contra la mujer. Esta Ley exige que a todos los niveles de gobierno se fomente la creación y el mantenimiento de refugios para las víctimas y sus hijos; reconoce la necesidad de mantener confidencial la ubicación de los refugios e impide la entrada en éstos de personas no autorizadas; y aborda los actos de violencia contra la mujer perpetrados por funcionarios. Las obligaciones de México en virtud de sus propias leyes se ven respaldadas por sus compromisos internacionales en virtud de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

En consonancia con el espíritu y la letra de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, pido respetuosamente que usted tome medidas disciplinarias contra los funcionarios gubernamentales que participaron en el allanamiento del refugio y los enjuicie y castigue con toda la fuerza de la ley. Para evitar esta situación en el futuro, por favor asegure una buena formación en la aplicación de esta Ley General de los funcionarios gubernamentales competentes que comprenda su propio comportamiento hacia las víctimas de la violencia y sus defensores.

Atentamente,