Turismo sexual: Los operadores de Big Apple Oriental Tours son acusados de promover la prostitución

Printer-friendly version
Action Number: 
12.2
IMPORTANT: This archived action campaign has been completed or discontinued, and the information contained in it may not be current. Please see Take Action for current and ongoing campaigns.
Date: 
1 Mar 2004

El 27 de febrero del 2004, después de una investigación de un año por parte del Procurador General del Estado de Nueva York, los dueños y operadores de Big Apple Oriental Tours, Norman Barabash y Douglas Allen, fueron acusados por un jurado de acusación por promover la prostitución, en violación de la Sección 230.25 del Código Penal del Estado de Nueva York. Esta acusación es la culminación de una campaña de siete años por parte de Igualdad Ya para poner fin a las actividades de Big Apple Oriental Tours, y constituye la primera acción penal de este tipo en Estados Unidos contra una compañía de turismo sexual. También es un mensaje contundente a otros operadores de turismo sexual que la promoción de la prostitución puede ser y será considerada una ofensa criminal seria. De ser condenados, Barabash y Allen podrían servir penas de hasta siete años de prisión. Esta acusación penal le sigue al caso civil sin precedentes en contra de Big Apple Oriental Tours, iniciado por el Procurador General del Estado de Nueva York, Eliot Spitzer, que terminó en una orden de restricción temporaria contra Big Apple Oriental Tours en julio del 2003, que restringió severamente a la compañía para organizar o publicitar viajes futuros y efectivamente deshabilitó su sitio web.

En 1996, Igualdad Ya lanzó una campaña de Acción Mujeres, haciendo un llamado para que se enjuiciara a Big Apple Oriental Tours, una agencia en Nueva York que organizaba viajes de turismo sexual a Filipinas y Tailandia. En esa época, Big Apple Oriental Tours publicitaba un viaje de 12 días a Filipinas por $2,195, incluyendo transporte, pasaje aéreo, alojamiento en un hotel, y el poder del turista sexual de “seleccionar su compañera al llegar a Ciudad Angeles”. Big Apple también afirmaba en su publicidad que “usted no está obligado a permanecer con la misma compañera. Usted puede seleccionar una compañera distinta en cualquier momento durante su estadía”. Entre las Preguntas Frecuentes en el sitio web de Big Apple Oriental Tours, aparecía la pregunta “¿Ustedes organizan viajes de turismo sexual?”, con la siguiente respuesta: “El diccionario American Heritage define al turismo sexual como viajar a lugares donde los servicios sexuales están disponibles a los turistas. Por ejemplo, la prostitución bajo ciertas reglas es legal en Israel e Italia. Por lo tanto, si nuestros viajes de turismo son turismo sexual, entonces también lo son todas las peregrinaciones a la Tierra Santa y a Ciudad del Vaticano”. Como respuesta a los pedidos de más información, Norman Barabash daba los nombres y los números de teléfono de otros individuos que habían viajado previamente con Big Apple Oriental Tours, e invitaba al futuro viajero a mirar su colección de videos, que él mismo caracterizaba como “una Enciclopedia Británica del mal gusto”. La lista de películas pornográficas a la venta de Big Apple Oriental Tours incluye descripciones tales como “escenas increíbles de groserías y decadencia” y “los finalistas se desquitan con la más graciosa violación en grupo capturada en video”.

Conversaciones con el señor Barabash y los clientes anteriores de Big Apple Oriental Tours dan detalles más explícitas de lo que ocurría durante un viaje de turismo sexual. El cliente era recogido en el aeropuerto por un auto o un bus que lo llevaba a Ciudad Angeles, donde era recibido por un representante de Big Apple Oriental Tours en Filipinas. Este representante lo acompañaba al cliente a varios bares de Ciudad Angeles. El cliente seleccionaba una niña o una mujer entre las que estaban trabajando en los bares, y el representante de Big Apple Oriental Tours negociaba el precio de prostitución, llamado “tarifa de bar”, con su “mamasan” (el gerente de negocios). El mamasan luego verificaba con el cliente a la mañana siguiente si la mujer era “satisfactoria”.

La campaña de Igualdad Ya originalmente urgía al Procurador del Distrito de Queens a que tomara acción contra Big Apple Oriental Tours. A pesar de la amplia evidencia que demostraba que la empresa estaba promocionando la prostitución, en contra de la Sección 230.25 del Código Penal de Nueva York, y de las protestas de los miembros de la Red de Acción Mujeres de Igualdad Ya en todo el mundo, fue sólo después de que Igualdad Ya trajo el tema a la atención del Procurador General Eliot Spitzer en 2002, con apoyo de Gloria Steinem, la representante del Congreso de EEUU Carolyn Maloney y la Agenda de Mujeres de Nueva York &endash; una coalición a la que pertenece Igualdad Ya &endash; que se lanzó una investigación oficial a fondo y se obtuvo una orden de restricción temporaria contra Big Apple Oriental Tours.

El turismo sexual es una forma de explotación que se aprovecha de la desigualdad sexual y contribuye a la demanda del tráfico de mujeres. Es una violación de los derechos humanos. Big Apple Oriental Tours no es el único operador de viajes de turismo sexual en EEUU; otras empresas de turismo sexual como Dexterhorn de California, Bendricks de Florida, Men’s Travel de Washington, y G&F Tours de Louisiana, siguen ofreciendo tales viajes a países como Tailandia, Filipinas, y Costa Rica. Hacer que los operadores de Big Apple Oriental Tours sean criminalmente responsables será un paso importante en el reconocimiento por parte del Estado de la necesidad de tomar acción para poner fin a las actividades ilegales de las empresas de turismo sexual y considerar el impacto severo que tienen estas actividades en la promoción de la violencia y la discriminación contra las mujeres en todo el mundo.

What You Can Do: 

Por favor, escriba al Procurador General del Estado de Nueva York, Eliot Spitzer, felicitándolo por su liderazgo en sostener la ley y movilizar por fin a las fuerzas legales para poner fin a la promoción de la prostitución por parte de Big Apple Oriental Tours a través de sus viajes de turismo sexual. Exprese su esperanza de que sus acciones sirvan de ejemplo e incentivo para que sus colegas en todo el país enjuicien completamente a todos los operadores del negocio del turismo sexual que promueven la prostitución desde los Estados Unidos.

New York State Attorney General Eliot Spitzer
The Capitol
Albany, NY 12224-0341 USA
Fax: +1-518-402-2472