Jordania: Esfuerzos nacionales para enfrentar los homicidios "por honor" y proteger a las mujeres de la violencia

Versión para impresora
Número de acción: 
18.2
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 Nov 2002

 

Honor Killings En enero del 2002, dos hermanos de Jordania fueron condenados a tres meses de prisión por haber matado a su hermana, Safa Samir, el 7 de julio del 2001. Cuando Safa regresó a su casa el 6 de julio, le confesó a su familia que había tenido relaciones sexuales con un hombre. Ese día, su hermano Anas Samir intentó matarla con un hacha en el jardín de atrás de su casa. Safa estuvo internada brevemente en el hospital. Al día siguiente Anas supuestamente le dijo a su hermano menor, Musa, que debían matar a su hermana porque "no podía soportar las miradas o comentarios de la gente que su hermana no era una mujer pura". Los hermanos fueron a la habitación de ella, le ataron una soga al cuello y cada uno tiró de un extremo. Como no lograron matarla así, buscaron una manguera y la ataron fuertemente alrededor de su cuello hasta que la sofocaron. Los hermanos luego se entregaron a la policía, diciendo que habían matado a su hermana para limpiar el honor de su familia. Fueron juzgados por asesinato premeditado, pero la Corte Penal redujo los cargos a violaciones menores, citando el Artículo 98 del Código Penal, que dice que una persona "provocada" a cometer un crimen puede beneficiarse de una reducción de la pena. "Los dos acusados se benefician de una reducción de pena porque las acciones de su hermana trajeron vergüenza a su familia", la corte dictaminó.

Casi dos docenas otras mujeres y niñas han sido asesinadas en Jordania hasta ahora en 2002 en nombre del honor de su familia. La legitimidad de estos crímenes está enraizada en un complejo código de honor sancionado por tradiciones y costumbres sociales, según las cuales un pariente masculino debe matar a una mujer para restaurar el buen nombre de la familia en la comunidad donde la virtud de la mujer ha sido cuestionada. Las mujeres pueden ser asesinadas por un miembro de la familia por violar las normas sexuales, o por haber sido víctimas de una violación sexual, incesto, abuso sexual o rumores sexuales. Naciones Unidas informa que tales asesinatos también han ocurrido en Bangladesh, Brasil, Ecuador, Egipto, India, Israel, Italia, Marruecos, Noruega, Pakistán, Perú, Suecia, Turquía, Uganda, el Reino Unido y Venezuela. Otros países también están siendo investigados por informes de homicidios "por honor".

En diciembre del 2000, Igualdad Ya emitió una Acción Mujeres sobre el tema de los homicidios "por honor" en Jordania, haciendo un llamado por un cambio en la legislación que eliminaría el marco legal que justificaba la práctica. En diciembre del 2001, el Artículo 340 del Código Penal, que eximía de pena a los hombres que mataban a sus mujeres o parientes mujeres a quienes encontraron cometiendo adulterio, fue anulado y reemplazado por una provisión que permite una reducción de pena solamente si el asesinato es cometido inmediatamente al encontrar a la víctima en el acto de estar cometiendo adulterio, o "en una cama ilegal". Aunque la enmienda al Artículo 340 se considera un avance, aquellos que cometen los llamados homicidios "por honor" aún se benefician de las provisiones de los Artículos 97 y 98, que permiten una reducción de pena para aquellos que cometen el crimen en un momento de furia. Estos artículos aún se aplican en casos relacionados con el "honor", sin tener en cuenta si la muerte fue planeada, como en el caso de los hermanos Samir, quienes claramente premeditaron el asesinato de su hermana. Aquellos que son condenados tradicionalmente han recibido sentencias muy livianas, generalmente entre tres meses y un año en la cárcel. En octubre del 2002, por primera vez la Corte de Casación envió un crimen de "honor" de vuelta a la Corte Penal para que le diera una pena más estricta, sobre la base de que el asesinato había sido premeditado. La pena original de tres meses pronunciada contra Fawaz Syouf fue incrementada a 10 años. Sin embargo, el día anterior la misma Corte Penal había dictado una sentencia de un mes a un hombre que golpeó hasta la muerte a su hermana en nombre del "honor". También redujo el cargo a violación menor en el caso de un hombre acusado de haber intentado envenenar a su hermana de 12 años en nombre del "honor".

Tales mujeres no tienen a dónde recurrir cuando están amenazadas de ataque. No hay ningún albergue nacional para mujeres. Hay solamente cárceles del Estado para mujeres donde las mujeres son encarceladas para su propia seguridad. Irónicamente, su liberación sólo puede realizarse a través de un pariente masculino. En este momento, varias mujeres pasan períodos indefinidos en la cárcel para su propia protección. El Mayor Ibtisam Dhmour, ex director de la única penitenciaría de mujeres en Jordania, ha dicho que las mujeres pueden estar en la cárcel por haber quedado embarazadas fuera del matrimonio o por haber sido supuestamente involucradas en una relación extra-matrimonial. Otras son víctimas de violación sexual o incesto. Los expertos enfatizan la necesidad de un albergue nacional para mujeres que pueda brindar refugio inmediato a estas mujeres.

En respuesta a las cartas generadas por la Acción Mujeres de Igualdad Ya de diciembre del 2000, la ex Ministra de Desarrollo Social Tamam El-Ghul, en una carta fechada 7 de enero del 2001, expresó su compromiso de asegurar el derecho a la vida y la seguridad de cada persona y dijo que un "albergue auspiciado por el gobierno estará en funcionamiento pronto, ya que todos los procedimientos necesarios han sido tomados, con la participación tanto del gobierno como de organizaciones no gubernamentales y hasta agencias de Naciones Unidas preocupadas por el tema. Por lo tanto, las mujeres que están bajo amenaza o en riesgo de ser asesinadas tendrán refugio y servicios adecuados de apoyo. Tendrán acceso a consejo legal y psicológico, y a oportunidades de capacitación y rehabilitación dentro del marco de las facilidades de un albergue moderno". Casi dos años después, hay información de que el primer refugio nacional para mujeres será abierto dentro de seis meses, aunque todavía siguen las negociaciones entre el Departamento de Protección de la Familia y oficiales del Ministerio de Desarrollo Social para "coordinar esfuerzos y lograr el objetivo común de establecer un albergue para mujeres". En sólo cinco días, a principios de septiembre del 2002, tres mujeres fueron asesinadas por parientes masculinos en nombre del honor. La más joven, Afaf Younes, de 17 años, fue muerta a balazos por su padre a pesar de su promesa escrita a las autoridades de no hacerle daño. Ella se había escapado repetidamente de su casa para protegerse de su presunto abuso sexual y recién se había recuperado de un intento previo por parte de él de asesinarla. Los informes sugieren que él afirmó que la mató en nombre del honor para cubrir su presunto asalto anterior. Niñas y mujeres siguen muriendo en Jordania sin tener un albergue que las protejan de los crímenes de "honor".

En junio del 2000 en la Sesión Especial de Beijing + 5 de la Asamblea General de Naciones Unidas, Jordania se comprometió a "desarrollar, adoptar e implementar plenamente leyes y otras medidas como es apropiado...para erradicar prácticas tradicionales y de costumbre dañinas, incluyendo...los llamados crímenes de honor que son violaciones de los derechos humanos de las mujeres y las niñas..." Jordania también ha ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, las cuales proscriben la discriminación en base al sexo.

Qué puede hacer: 

Por favor, escriba a la Ministra de Desarrollo Social, recordándole el compromiso del gobierno de Jordania de proteger el derecho a la vida y la seguridad de toda su gente, y de la promesa hecha por la anterior Ministra de abrir un albergue nacional para mujeres. Felicítela por las discusiones mantenidas hasta el momento y los pasos positivos que el gobierno ha tomado para combatir la violencia doméstica, en particular bajo el auspicio del Proyecto de Protección de la Familia. Úrjale que apoye a las mujeres bajo amenaza de violencia y en riesgo de ser asesinadas, actuando inmediatamente para abrir albergues para mujeres en Jordania.

Por favor también escriba al Ministro de Justicia, felicitándolo por la enmienda del Artículo 340 y la decisión reciente de la Corte de Casación en el caso de Fawaz Syouf. Pero también mencione su preocupación sobre la continuación de la práctica de los homicidios "por honor" y la manera en que los Artículos 97 y 98 son utilizados para mitigar el castigo para estos asesinatos. Pídale que tome medidas para asegurar que los jueces apliquen la ley adecuadamente y que no utilicen los Artículos 97 y 98, o el Artículo 340, para permitir la justificación de los homicidios "por honor". Pídale que asegure que las cortes juzguen responsablemente a aquellos que cometen crímenes de "honor" y que las penas adjudicadas reflejen la severidad del crimen. Las cartas deben ser dirigidas a:

Su Excelencia Dra. Rowaida Maatiah
Ministra de Desarrollo Social
Apartado 6720
Amman, JORDANIA
Fax: +962-6-593-0687

Su Excelencia Faris Al-Nabulsi
Ministro de Justicia
B.P. 4060
Amman, JORDANIA
Fax: +962-6-464-6388