Global: Llamamiento a Village Voice Media para que deje de facilitar el tráfico sexual

Versión para impresora
Número de acción: 
40.1
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
19 Mar 2012

“Chica JAPONESA NUEVA, abierta y muy sumisa ¡¡¡ ESPECIAL 100$!!!”
- publicado el 7 de marzo de 2012 en la sección de “ contactos” de la edición de Nueva York, EE.UU., de Backpage.com

“Hermosa mujer gorda, talla 48, con grandes tetas, hago todo lo que mi amo me pide”
-publicado el 24 de febrero de 2012 en la sección de “contactos” de la edición de Leeds, Reino Unido, de Backpage.com
 

En 2009, las fotografías pornográficas de una niña desnuda de 14 años que se había fugado, “M.A.”, comenzaron a aparecer en la página backpage.com, una página Web de anuncios clasificados que vende de todo, desde sofás usados hasta oportunidades para la explotación sexual.  Village Voice Media Holdings, LLC (en adelante, Village Voice), propietaria de las páginas Backpage.com en todo el mundo, publicó gustosamente el anuncio del proxeneta de M.A. en el que se anunciaban sus servicios como escort “adulta” a cambio de sexo, proporcionando una forma fácil para que los hombres se pusieran en contacto con su proxeneta y llegaran a un acuerdo para violar a M.A.  Aunque finalmente pudo escapar de estos abusos y denunció a Village Voice por permitir su explotación, el juez desestimó su caso lamentando el “horroroso trato vejatorio” sufrido por M.A., pero refiriéndose a una ley de EE.UU. que absuelve a las páginas Web de responsabilidad frente a los “daños” causados a inocentes que se deriven de la informacion publicada en sus páginas.

>> ¡TOME MEDIDAS!

El tráfico sexual es una actividad delictiva que genera miles de millones de dólares y viola los derechos humanos de niñas y mujeres en todo el mundo.  Según Naciones Unidas (UN), las niñas y mujeres constituyen el 98% de las víctimas del tráfico sexual y cerca de dos millones de menores son explotados sexualmente cada año en todo el mundo con fines comerciales.  Los traficantes, los proxenetas, los “compradores” de sexo comercial y las empresas que se benefician de esta explotación, entre las que se incluyen las páginas Web que albergan anuncios para “adultos” como Backpage.com, impulsan la demanda de tráfico y explotación sexual en el comercio sexual; en EE. UU., Internet es actualmente la plataforma utilizada con mayor frecuencia por los traficantes y los clientes para comprar y vender a mujeres y niñas para la explotación sexual.  Tina Frundt, líder de la organización contra el tráfico sexual Courtney’s House y superviviente del tráfico sexual, ha observado que Internet ha jugado algún papel en el tráfico sexual de todas las supervivientes que han sido ayudadas por su organización.

A pesar de las protecciones legales contra la explotación sexual y la prostitución, los anuncios para “adultos” publicados en las secciones de “contactos” y “masajes” son anuncios de sexo comercial burdamente disfrazados.  Backpage cuenta con anuncios para “adultos” en cientos de ciudades de los 50 estados de EE. UU., así como en otros 14 países, como por ejemplo Reino Unido, Francia, México, Nueva Zelanda, Sudáfrica y la República Dominicana. Estas secciones para “adultos” en páginas Web de anuncios clasificados constituyen formas fáciles y anónimas para que los traficantes y los proxenetas contraten, comercialicen y ofrezcan a niñas y mujeres como mercancías para ser explotadas sexualmente.  Village Voice se beneficia considerablemente de esta facilitación del tráfico sexual: según la agencia de investigación de medios de comunicación y publicidad AIM Group, solo en enero de 2012 Village Voice recaudó al menos 2,6 millones de dólares por albergar anuncios para “adultos” en 23 ciudades de EE. UU..

A pesar de los intentos de Village Voice por eliminar los anuncios que fomentan el tráfico sexual (prohibiendo los desnudos en los anuncios, realizando búsquedas por palabras claves para identificar los usos fraudulentos en los anuncios para “adultos” y la revisión manual de los anuncios), sus anuncios continúan resultando en la violación de niñas y mujeres.  Hace solo un mes, una niña de 15 años fue secuestrada y vendida por traficantes a través de Backpage a varios hombres que la violaron y sodomizaron.  El uso que sus traficantes hicieron de los anuncios para “adultos”, incluidas las fotografías desnuda, ponen de manifiesto la poca eficacia de los esfuerzos de cribado de Village Voice.  Los agentes del orden de todo EE. UU. continúan encontrando casos de mujeres y niñas objeto de tráfico sexual y prostitución a través de anuncios en Backpage.  De hecho, un alto directivo de Village Voice ha admitido que cada mes hay más de 400 anuncios para "adultos" que pueden involucrar a menores.

El tráfico sexual está penalizado en virtud del derecho internacional a través del Protocolo de Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la trata de personas, Especialmente Mujeres y Niños1.   A mediados de 2011, 128 países, incluido EE. UU. que aprobó la Ley de Protección de las Víctimas de la Trata de Personas, penalizaron todas las formas de trata de personas. El tráfico sexual viola los derechos humanos básicos, incluido el derecho a la integridad física, la igualdad, la dignidad, la salud, la seguridad y la libertad frente a la violencia y la tortura.  Puede causar daños de por vida, traumas emocionales graves, mayor vulnerabilidad a las enfermedades de transmisión sexual y embarazos forzados.  Las niñas y mujeres que son objeto de tráfico sexual a menudo cargan con condenas penales que limitan su acceso al empleo y a oportunidades educativas, a menudo forzándolas de nuevo a la prostitución.

Los actores no gubernamentales, entre los que se incluyen las empresas privadas, deben trabajar juntos para acabar con la lacra del tráfico sexual.  Los 193 países que constituyen la Asamblea General de Naciones Unidas han reconocido la función que desempeñan en el tráfico sexual páginas Web como Backpage y en 2011 instaron a los  “proveedores de los medios de comunicación... a adoptar o reforzar medidas autorreguladoras para fomentar un uso responsable de los medios de comunicación, especialmente Internet, con el objetivo de eliminar la explotación de mujeres y niños... que podría fomentar la trata de personas.”.  El Pacto Mundial de Naciones Unidas esboza las normas en materia de derechos humanos para las empresas privadas incluyendo su obligación de “asegurarse de que no son cómplices de violaciones de los derechos humanos” como el tráfico y la explotación sexual.  Específicos para las empresas privadas y la trata de personas, los Principios Éticos de Atenas, un conjunto de medidas desarrolladas por el sector privado, las ONG y los gobiernos para contrarrestar la trata de personas, requieren que las empresas “demuestren una posición de tolerancia cero con respecto a la trata de seres humanos, especialmente mujeres y niños con fines de explotación sexual.”

En su calidad de página Web muy conocida y utilizada, Backpage a través de su propietaria corporativa Village Voice debe acabar con su complicidad en la violación y la explotación de mujeres y niñas.  Numerosos periódicos y páginas Web de anuncios online, como The Washington Post, Newsquest (una gran editorial de periódicos de Reino Unido), El Universal (un importante periódico de México) y Craigslist ya han adoptado una postura contra el tráfico y la explotación sexual negándose a publicar y beneficiarse de los anuncios para “adultos” de servicios de masajes y escorts.  Hasta ahora, Village Voice ha hecho caso omiso de todos los llamamientos para cerrar su sección para “adultos” y no parece dispuesta a perder los 2 millones de dólares que ingresa al mes por este tipo de anuncios.  Se necesita una presión pública continua para captar la atención de Village Voice y convencerles de que dejen de facilitar el tráfico sexual.

1El tráfico sexual implica la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza, el uso de la fuerza o la coacción, incluyendo el abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad con fines de prostitución u otras formas de explotación sexual.  Todo menor sometido a prostitución es considerado una víctima de la trata de personas.

Qué puede hacer: 

Escriba a Village Voice pidiéndole que retire todos los anuncios para “adultos” de Backpage.com y de sus periódicos.  Escriba también cartas a los editores de los 13 periódicos locales de Village Voice Media (para obtener información sobre estos periódicos visite www.villagevoicemedia.com). Inste a Village Voice a cumplir los principios internacionales de derechos humanos, a demostrar su responsabilidad social corporativa y a reconocer que el tráfico sexual es una violación de los derechos humanos con la que debemos acabar trabajando juntos.  >> ¡TOME MEDIDAS!

Las cartas deben ir dirigidas a:

Mr. Jim Larkin
Village Voice Media CEO and Board Chair
1201 East Jefferson
Phoenix, AZ 85034
USA
Teléfono:  +1-602-271-0040
Fax: +1-602-495-9954; +1-602-340-8806

Mr. Carl Ferrer
Vice President, Backpage.com LLC
1201 East Jefferson
Phoenix, AZ 85034
USA
Teléfono:  +1-602-271-0040
Fax: +1-602-407-1717

Cartas: 

Estimado/a ____ :

Le escribo para expresarle mi profunda preocupación con respecto a la cuestión de derechos humanos del tráfico sexual.  La venta y la compra de mujeres y niñas para su explotación sexual viola sus derechos a la integridad física, la igualdad, la dignidad, la salud, y la libertad frente a la violencia y la tortura.

Me ha inquietado saber que Village Voice Media, a través de sus anuncios para “adultos” en Backpage, facilita el tráfico sexual y la explotación de mujeres y niñas en países de todo el mundo.  El tráfico sexual es una actividad delictiva que genera miles de millones de dólares en todo el mundo y que es impulsada por aquellos que explotan y se benefician de la industria del sexo comercial, entre los que se incluyen los traficantes, los proxenetas, los “compradores” de sexo comercial y las empresas que facilitan y se benefician de la explotación.  Las niñas y mujeres que han sido objeto de tráfico sexual sufren daños de por vida.

Los gobiernos, los defensores de los derechos humanos y las empresas privadas deben trabajar juntos para terminar con esta lacra para los derechos humanos.  Me consta que Internet es actualmente la plataforma utilizada con mayor frecuencia por los traficantes y los clientes para comprar y vender a mujeres y niñas para la explotación sexual en Estados Unidos, y que como una de las páginas Web de anuncios para “adultos” más usadas, Backpage.com se beneficia en gran medida de ellos.  Naciones Unidas ha reconocido la función que Internet puede desempeñar en la facilitación del tráfico sexual y ha hecho un llamamiento a las empresas privadas para que se aseguren de que no son cómplices de tráfico sexual convirtiéndose en “socios de explotación”.  Le insto a que se una a otros periódicos y páginas Web de publicidad online que han adoptado una postura inequívoca contra el tráfico sexual y la explotación negándose a publicar y beneficiarse de los anuncios para “adultos”.  Espero que demuestre su responsabilidad corporativa y defienda los derechos humanos cerrando la sección para “adultos” de Backpage.com y de sus periódicos para ayudar a acabar con la violación y la explotación de mujeres y niñas.

Gracias por su atención.

Atentamente,