Yemen: poner fin a los matrimonios de niñas mediante la promulgación y aplicación de una ley que establezca la edad mínima para casarse

Versión para impresora
Número de acción: 
34.3
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
21 May 2012

ver pdf

Wafa
Wafa

La revolución de 2011 en Yemen provocó un cambio de gobierno con el que las mujeres esperaban mejorar sus vidas y las de sus hijos. Durante las protestas, las mujeres desempeñaron un papel importante, tal y como demuestra el Premio Nobel de la Paz otorgado a la activista yemení Tawakkol Karman en 2011 por su “lucha no violenta a favor de la seguridad de las mujeres y los derechos de estas a participar en el proceso de construcción de la paz". A pesar de su implicación en las revueltas, las mujeres yemeníes tienen miedo de que se sigan marginando sus derechos y su participación en el proceso de toma de decisiones, y las activistas sobre el terreno afirman que cuestiones fundamentales, como la del matrimonio infantil, no entrarán en la agenda de prioridades del nuevo gobierno. Continúa pendiente de aprobación el borrador de una ley sobre el matrimonio de niñas que fue introducido en el parlamento yemení en 2009 y que establecía en 17 años la edad mínima legal para que una mujer contraiga matrimonio, además de establecer multas y castigos para los violadores. Los debates en torno a este proyecto de ley han sido aplazados y no está claro cuándo se retomará el asunto.

>> ¡TOME MEDIDAS!

Igualdad Ya publicó la Acción Mujeres 34.1 (noviembre de 2009) y la Actualización 34.2 (abril de 2010) para instar al gobierno de Yemen a impedir los matrimonios de niñas mediante la promulgación y aplicación de una ley que establezca la edad mínima para poder casarse. Sin embargo, en octubre de 2010 el borrador del proyecto de ley fue bloqueado por el Comité de la Shariah (ley islámica) del Parlamento, que publicó 15 páginas de recomendaciones contra el establecimiento de una edad mínima para contraer matrimonio, alegando entre otras cosas que el embarazo precoz previene el cáncer de mama.

  • En 2010, Igualdad Ya y su organización asociada, Yemen Women Union (YWU), se implicaron en el caso de “Wafa”, una niña de 11 años obligada a casarse con un agricultor de 40 años que la violó y torturó en repetidas ocasiones. Igualdad Ya e YWU consiguieron que una abogada se hiciera cargo de este caso y ayudara a la menor a retomar sus estudios. En 2011, un tribunal de la provincia de Hija le concedió finamente el divorcio a Wafa con la condición de que devolviera el dinero de su dote, dinero que su padre había gastado antes de morir. La ausencia de una ley que prohíba los matrimonios infantiles en Yemen hizo que Wafa continuara legalmente casada y sin posibilidad de deshacer ese vínculo legal si no cumplía los requisitos impuestos a la mujer en el caso de divorcio. Un familiar de Wafa, bajo las coacciones y amenazas de la familia del esposo de la menor, tuvo que pedir un préstamo para devolver el dinero. Sin embargo, después obligó a la niña a dejar la escuela para mendigar en la calle. Además, también intentó abusar sexualmente de ella y la presionó para que se casara con él. Wafa se hospeda actualmente en un centro de acogida temporal de YWU y ha retomado sus estudios.
  • Igualdad Ya también ha estado siguiendo el caso de otra niña que salió en los medios después de que lograra que le concedieran el divorcio. Aunque la prensa internacional la describía como una heroína, la menor se enfrenta a una situación muy complicada, pues sus propios familiares la explotan en el negocio de la prostitución.

Estos casos ponen de relieve que las niñas obligadas a contraer matrimonio corren el riesgo continuo de sufrir abusos y ser explotadas si no existe una ley que impida el matrimonio infantil. Para ellas es imposible obtener el divorcio sin tener que devolver la dote y no reciben compensación alguna una vez divorciadas, salvo el hecho de ser devueltas a sus familias (las mismas que las vendieron). La postura del gobierno yemení, incapaz de promulgar la ley propuesta, constituye una violación de sus obligaciones internacionales con respecto a la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés) y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), dos tratados que contienen disposiciones contra el matrimonio de niñas.

Igualdad Ya e YWU necesitan su ayuda para instar al nuevo gobierno de Yemen a incluir los derechos de las mujeres y las niñas en su agenda de prioridades, aprobar y aplicar una ley que prohíba este tipo de matrimonios y garantizar la seguridad y los derechos humanos de las niñas que logran el divorcio.

Qué puede hacer: 

Escriba al Presidente de Yemen, al Ministro de Justicia y al Portavoz de la Cámara para pedirles lo siguiente:

  1. que se aseguren de que el borrador del proyecto de ley que prohíbe los matrimonios infantiles sea debatido y aprobado por el Parlamento lo antes posible;
  2. que garanticen el cumplimiento de esta ley una vez aprobada;
  3. que tomen medidas para proteger y promover los derechos de las niñas que ponen fin a sus matrimonios o escapan de ellos, proporcionándoles un alojamiento seguro, educación y terapia entre otras cosas.

Contribuya a difundir esta campaña compartiendo esta Acción con sus amigos.

>> ¡TOME MEDIDAS!

Por favor, dirija sus cartas a:

Mr. Abd-Rabbu Mansour Hadi
President of the Republic of Yemen
President Residence
60 Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 276 866
Fax: +967 1 252 803
Tel: +967 1 621 062

Judge Mursd Al-Arshani
Minister of Justice
Ministry of Justice
Justice Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 252 138
Tel: +967 1 334 334

Mr. Yahya Ali Al Raei
Speaker of the House
Yemeni Parliament
26 September Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 276 091
Tel: +967 1 272 765

Cartas: 

Estimado/a _____:

Escribo para expresar mi profunda preocupación por la prevalencia del matrimonio infantil en Yemen y la pasividad que ha mostrado hasta ahora el gobierno yemení con respecto a la posibilidad de prohibir esta práctica. La participación de las mujeres yemeníes en la revolución de 2011 fue fundamental para la posterior creación de su nuevo gobierno. En estos momentos Yemen necesita la participación y el apoyo de todos sus ciudadanos y ciudadanas. Si Yemen continúa permitiendo el matrimonio infantil, que provoca que la mitad de las niñas de este país se casen antes de cumplir los 18 años, el gobierno no demuestra interés alguno por el futuro del país.

Además, organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y UNFPA, han subrayado los efectos negativos de estos matrimonios en las pequeñas desde el punto de vista físico, emocional, psicológico, intelectual y sexual. Entre las consecuencias más comunes se incluyen abortos practicados en condiciones no asépticas, nacimientos de bebés muertos, fallecimiento de niñas como consecuencia del embarazo precoz, imposibilidad de seguir con los estudios, escasas relaciones sociales, restricción de la movilidad, nulo control sobre los recursos, escasa o nula capacidad de decisión en sus nuevos hogares y aumento del riesgo de sufrir violencia doméstica.

Me consta que desde 2009 sigue pendiente de aprobación parlamentaria un borrador de ley sobre el matrimonio de niñas que establecía en 17 años la edad mínima legal para contraer matrimonio, además de establecer multas y castigos para los violadores. Su aprobación sin demora sería un primer paso para ayudar a las niñas a escapar de los abusos y ayudarles a desarrollar sus posibilidades. La ausencia de una ley que prohíba los matrimonios infantiles en Yemen significa que las niñas deben recurrir a las leyes de divorcio de las mujeres para deshacer el vínculo legal (en lugar de que se les anule el matrimonio por ser ilegal) y están obligadas a devolver la dote para conseguir el divorcio. Uno de los casos más llamativos es el de Wafa, una niña de 11 años que en 2009 fue obligada a contraer matrimonio con un agricultor de 40 años que la torturó, golpeó y la intentó estrangular. Con el fin de escapar de los malos tratos y retomar sus estudios, Wafa huyó de la casa de su esposo pero no pudo escapar del matrimonio sin tener que devolver el dinero de la dote, que su padre había gastado antes de morir.

El gobierno yemení está obligado a impedir los matrimonios infantiles en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés) y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), dos tratados que contienen disposiciones contra el matrimonio de niñas. Le ruego que se asegure de que el borrador del proyecto de ley que prohíbe los matrimonios infantiles sea debatido y aprobado por el Parlamento lo antes posible. Del mismo modo, le pido que garantice el cumplimiento de esta ley una vez aprobada y haga cumplir los castigos impuestos a quienes la incumplan. Tome también medidas para proteger y promover los derechos de las niñas que ponen fin a sus matrimonies o escapan de ellos, proporcionándoles un alojamiento seguro, educación y terapia entre otras cosas.

Gracias por su atención.

Reciba un cordial saludo,