Photo: Ruth Njeng’ere

Kenia: Proteger a las niñas obligando al cumplimiento de las leyes contra la MGF y el matrimonio infantil

Versión para impresoraSend to friend
Fecha: 
10 Oct 2013

ACTUALIZACIÓN 30 ENERO 2014: Entre noviembre y diciembre de 2013, Igualdad Ya ayudó a la organización keniana asociada Women Rights Institute for Peace a proporcionar alojamiento a 45 chicas que habían huido de sus hogares en el centro de acogida Sandai de Baringo. Afortunadamente, las chicas están a salvo y han retomado sus estudios. Sin embargo, hasta que se establezcan medidas de protección, sobre todo en las temporadas en las que se practican MGF masivas, las chicas de las comunidades en riesgo seguirán corriendo peligro.

Como respuesta a la presión, el gobierno de Kenia reaccionó positivamente con la creación de un Consejo contra la Mutilación Genital Femenina y designó como presidenta a Linah Jebii Kilimo en diciembre de 2013. Kilimo fue una pieza clave en la aprobación del Proyecto de ley contra la MGF en Kenia en 2011, y ha estado colaborando con organizaciones gubernamentales y no gubernamentales para erradicar esta práctica. Igualdad Ya y sus asociadas reciben con satisfacción estos avances e instan al gobierno a colaborar de forma estrecha con el Consejo anti-MGF para cumplir su mandato, tal y como se recoge en la Ley de 2011 relativa a la prohibición de la MGF (Artículo 5).

Continúe haciendo un llamamiento a los gobiernos, las autoridades y el Consejo anti-MGF de Kenia para colaborar y defender a las chicas a través de: la ejecución de las leyes contra la MGF y el matrimonio infantil, la formación de los ciudadanos sobre los daños de estas violaciones de derechos humanos, y la ayuda a las chicas que huyen de dichas prácticas.

Muchas gracias por su ayuda.


ver pdf

Igualdad Ya ha seguido de cerca múltiples casos de niñas kenianas que escapan de sus hogares o que evitan regresar a casa desde la escuela en los días festivos para no ser sometidas a la mutilación genital femenina (MGF) o ser obligadas a contraer matrimonio, especialmente en las vacaciones de agosto y de diciembre, cuando se llevan a cabo mutilaciones masivas. En la región de Pokot, concretamente, se han producido numerosas fugas o casos de niñas que se niegan a volver a casa desde la escuela. A pesar de que en Kenia existen leyes contra la MGF y el matrimonio infantil, está claro que no se aplican en la región para proteger a las niñas.

>> ¡TOME MEDIDAS!

  • Los padres de Elizabeth, de la localidad de Churo, le prohibieron ir a la escuela y planearon su MGF y su matrimonio. La niña se refugió en casa de su tía provisionalmente y acudía a la escuela, pero tuvo que escapar cuando su padre trató de sacarla de casa de su tía a los 16 años. Elizabeth caminó durante tres días hasta llegar a un centro de acogida para niñas. Su padre fue también hasta allí e intentó obligarle a regresar a casa, pero la dirección del centro le amenazó con llamar a la policía y se fue.
  • A Alsine, de Tangulbei, sus padres la sacaron de la escuela cuando tenía 14 años y la sometieron a la MGF “para prepararle para el matrimonio”. Ella huyó a casa de su hermana mayor, pero su padre la obligó a salir de allí y comenzó con los preparativos de la boda. Alsine consiguió escapar de nuevo, y después de pasar dos noches a la intemperie, logró llegar a un centro de acogida para niñas. En la actualidad ya acude de nuevo a la escuela.

Cana Rescue Center, el lugar donde se refugiaron ambas niñas, es uno de los pocos centros de acogida de la región. Lamentablemente, no dispone de los medios ni de la capacidad necesaria para formar y acoger a todas las niñas que buscan refugio, y tampoco está preparado para proteger de manera indefinida a estas niñas. Los centros de acogida de las ONG, a pesar de ofrecer un servicio fundamental, no son una solución permanente porque las niñas necesitan crecer en sus familias y comunidades. Aunque en Kenia hay leyes que prohíben la MGF y el matrimonio infantil, nuestra organización asociada Women Rights Institute for Peace (WRIP) nos ha informado de que las autoridades de la región de Pokot, de donde son Alsine y Elizabeth, no hacen nada por evitar las violaciones o proteger y ayudar a las niñas que buscan refugio.

En Pokot, más del 50 % de las niñas de entre 10 y 21 años han sido sometidas a la MGF. Las autoridades locales afirman que más del 80 % de las niñas no acuden a la escuela o que abandonan prematuramente los estudios tras ser mutiladas, ya que suelen ser obligadas a contraer matrimonio inmediatamente después de la operación. El gobierno de Pokot debe trabajar con las comunidades para proteger y ayudar a las niñas y debe hacer cumplir las leyes para asegurarse de abordar el tema de las violaciones de la forma oportuna. La organización asociada Tasaru Ntomonok Initiative (TNI), con sede en la localidad keniana de Narok, donde la tasa de prevalencia de la MGF y el matrimonio infantil es especialmente elevada, ha desarrollado un modelo que incluye a las autoridades y los funcionarios encargados de aplicar la ley de las aldeas donde se practican las mutilaciones con el fin de fortalecer los sistemas de ayuda y facilitar el cumplimiento de las leyes. La aplicación de intervenciones similares por parte de gobiernos nacionales y regionales contribuiría a proteger y ayudar a las niñas y a garantizar una infancia segura y saludable.

En Kenia, los índices de prevalencia de la MGF y el matrimonio infantil son aproximadamente del 27 % y 26 %, respectivamente, pero las diferencias son considerables de una región a otra (en algunas zonas el índice de prevalencia llega al 98 %). La MGF se suele realizar entre los 12 y los 18 años de edad, pero estudios recientes han demostrado que las niñas son mutiladas incluso con 7 años. La mutilación genital femenina puede tener consecuencias muy perjudiciales para la salud de por vida, tales como infección crónica, dolor intenso durante la micción, la menstruación, el coito y el parto, infertilidad y trauma psicológico.

La MGF y el matrimonio infantil constituyen violaciones de los derechos humanos y tienen muchas consecuencias físicas y psicológicas negativas para las niñas y las mujeres. Kenia ha firmado el Protocolo a la Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos sobre los Derechos de la Mujer en África, que exige a los países que prohíban la MGF y el matrimonio infantil, además de asegurarse de proteger a las mujeres que estén en riesgo de ser sometidas a dichas prácticas. Asimismo, Kenia ratificó la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) y la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés) y los comités relacionados con ambos tratados han pedido que se ponga fin a la MGF y al matrimonio infantil. En el marco jurídico keniano, la MGF está prohibida por la Ley de 2011 al respecto, y tanto la mutilación genital femenina como el matrimonio infantil están prohibidos en virtud de la Ley del menor de 2001. Además, la Constitución de Kenia contiene varias disposiciones contra ambas prácticas.

En las observaciones finales de 2011 sobre el informe de Kenia, el Comité de la CEDAW mostró su preocupación por las consecuencias negativas que prácticas tradicionales nocivas, como el matrimonio prematuro y forzado, tienen en la formación de las niñas. Asimismo, señaló su malestar igualmente por la prevalencia de la práctica nociva de la mutilación genital femenina en algunas comunidades, que constituye una violación grave de los derechos humanos de las niñas y las mujeres, así como de las obligaciones que el Estado tiene en virtud de la Convención. El Comité pidió la aplicación efectiva de la ley, el procesamiento y el castigo de los autores y una campaña de sensibilización y educación. En las observaciones finales del informe de Kenia, el Comité sobre los Derechos del Niño mostró su preocupación por el hecho de que la MGF sea aún una práctica generalizada, especialmente entre determinados grupos minoritarios e indígenas, e hizo un llamamiento al gobierno keniano para que fortalezca las medidas relacionadas con la mutilación y el matrimonio infantil, así como para que se asegure de hacer cumplir estrictamente la prohibición y de hacer campañas de sensibilización.

A pesar de las constantes denuncias de casos de MGF, de matrimonios infantiles y de niñas que escapan de casa para evitar estas prácticas, no existe constancia alguna de investigaciones o procesamientos en la región de Pokot, y el gobierno no ha adoptado ninguna medida para proteger a las niñas que huyen de sus hogares para no ser violadas.

Qué puede hacer: 

>> ¡TOME MEDIDAS!

Únase a Igualdad Ya y a nuestras organizaciones asociadas WRIP y TNI para pedir al gobierno de Kenia y a las autoridades de Pokot que tomen medidas urgentes, conforme a sus obligaciones internacionales, regionales y nacionales, con el fin de:

  • proteger, asistir y acoger a las niñas que escapan de la MGF y el matrimonio infantil, así como asegurarse de que las niñas en situación de riesgo no sean sometidas a la mutilación genital femenina en ningún momento y especialmente durante las vacaciones escolares.
  • aplicar eficazmente las leyes contra la MGF y el matrimonio infantil, investigando y procesando adecuadamente las violaciones que se produzcan.
  • colaborar conjuntamente con todas las autoridades locales y nacionales para poner en marcha medidas de protección en las comunidades de riesgo con el fin de proteger a las niñas frente al matrimonio infantil y la MGF, así como asegurarse de que puedan continuar con sus estudios.
  • realizar campañas de sensibilización y formación para cambiar la percepción cultural y las creencias relativas a la MGF y el matrimonio infantil, así como considerar estas prácticas como violaciones de los derechos humanos con unas consecuencias nocivas.

Las cartas deben enviarse a:

H.E. Uhuru Kenyatta
President of the Republic of Kenya
P.O. Box 30040
Nairobi, Kenia
Email: contact@statehousekenya.go.ke or president@statehousekenya.go.ke

H.E. Ms Anne Waiguru        
Cabinet Secretary
Ministry of Devolution and Planning
P. O. Box 30005 - 00100
Nairobi, Kenia
Fax: +254 20 2218475
Email: info@devolutionplanning.go.ke

Hon. Prof Githu Muigai., M.P.
Attorney General
Department of Justice, National Cohesion and
Constitutional Affairs
Harambee Avenue
P.O Box 40112-00100
Nairobi, Kenia
Fax: +254 20 315105
Email: info@justice.go.ke

H.E. Dr. Richard Belio Kipsang,
Cabinet Secretary
Ministry of Education, Science &Technology
Jogoo House B
Harambee Avenue
P.O. Box 30040
Nairobi, Kenia
Fax: +254 20 214 287

Benjamin C Cheboi
Baringo County Governor
P.O Box 53-30400,
Kabarenet, Kenia
Email: governor@baringocounty.go.ke

Simon Kitalei Kachapin
West-Pokot County Governor
PO Box 1 - 30600,
Kapenguria, Kenia
Email: info@westpokot.go.ke

Con copia a: The Kenya Women Parliamentary Association, Email: info@kewopa.org

Cartas: 

Estimado Presidente/Ministro/Gobernador:

Después de leer los informes de las chicas kenianas que escapan de la mutilación genital femenina (MGF) y el matrimonio infantil, especialmente durante las vacaciones escolares de agosto y diciembre en la región de Pokot, me preocupa profundamente que el gobierno de Kenia no obligue al cumplimiento de sus leyes contra estas prácticas.

El gobierno de Pokot debe trabajar con las comunidades para proteger y ayudar a las niñas y debe hacer cumplir las leyes para asegurarse de abordar el tema de las violaciones de la forma oportuna.

La MGF y el matrimonio infantil constituyen violaciones de los derechos humanos y tienen muchas consecuencias físicas y psicológicas negativas para las niñas y las mujeres. Kenia ha firmado el Protocolo a la Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos sobre los Derechos de la Mujer en África, que exige a los países que prohíban la MGF y el matrimonio infantil, además de asegurarse de proteger a las mujeres que estén en riesgo de ser sometidas a dichas prácticas. Asimismo, Kenia ratificó la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) y la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés) y los comités relacionados con ambos tratados han pedido que se ponga fin a la MGF y al matrimonio infantil. La Constitución keniana, así como la Ley de 2011 relativa a la mutilación genital femenina y la Ley de la Infancia de 2001, prohíben ambas prácticas.

Me satisface enormemente que el gobierno de Kenia haya aprobado leyes contra la MGF y el matrimonio infantile y creado un Consejo contra la Mutilación genital Femenina como importantes pasos hacia la protección de los derechos de las niñas y mujeres del país. Sin embargo, y a pesar de las constantes denuncias de casos de MGF, de matrimonios infantiles y de niñas que escapan de casa para evitar estas prácticas, hasta la fecha no existe constancia alguna de investigaciones o procesamientos en la región de Pokot, y el gobierno no ha adoptado ninguna medida para proteger a las niñas que huyen de sus hogares para evitar ser violadas. Quisiera pedir a su gobierno y a las autoridades locales de Pokot que adopten medidas urgentes, conforme a las obligaciones internacionales, regionales y nacionales de Kenia, con el fin de:

  • proteger, asistir y acoger a las niñas que escapan de la MGF y el matrimonio infantil, así como asegurarse de que las niñas en situación de riesgo no sean sometidas a la mutilación genital femenina en ningún momento y especialmente durante las vacaciones escolares.
  • aplicar eficazmente las leyes contra la MGF y el matrimonio infantil, investigando y procesando adecuadamente las violaciones que se produzcan.
  • colaborar conjuntamente con todas las autoridades locales y nacionales para poner en marcha medidas de protección en las comunidades de riesgo con el fin de proteger a las niñas frente al matrimonio infantil y la MGF, así como asegurarse de que puedan continuar con sus estudios.
  • realizar campañas de sensibilización y formación para cambiar la percepción cultural y las creencias relativas a la MGF y el matrimonio infantil, así como considerar estas prácticas como violaciones de los derechos humanos con unas consecuencias nocivas.

Le agradezco su atención.

Reciba un cordial saludo,