Esclavitud en Ghana: La Práctica Tradicional de Trokosi

Versión para impresoraSend to friend
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 May 2002

De acuerdo con la tradición llamada trokosi, practicada en el sudeste de Ghana, se entregan a las niñas vírgenes a los sacerdotes de la aldea como una forma de apaciguar a los dioses por los crímenes cometidos por miembros de la familia. La palabra trokosi en la lengua de los ewe significa "esclava de los dioses". Una vez entregada a los sacerdotes, la niña se convierte en su propiedad y es obligada a realizar tareas domésticas, tales como cocinar y lavar, así como también cultivar la tierra y buscar agua. Después del comienzo de menstruación, el lazo también incluye los servicios sexuales.

En marzo de 1998, Igualdad Ya lanzó una campaña reclamando la prohibición de la práctica y la liberación de las trokosi. Luego, ese mismo año, el gobierno de Ghana aprobó una ley que prohíbe la práctica. Igualdad Ya aplaudió este avance, así como también los informes de la liberación subsiguiente de alrededor de 2.800 niñas. En su Acción Mujeres de 1998 sobre la práctica de trokosi, Igualdad Ya hizo mención especial del caso de Abla Kotor (foto arriba). A los 12 años, Abla fue entregada al sacerdote local como pago por la violación que resultó en su nacimiento &emdash; la violación de su madre por parte del tío de la madre. Aunque después de la aprobación de la ley se liberaron a otras trokosi del templo de Awlo-Korti, donde Abla se encontraba esclavizada, ella continuó viviendo en el templo, bajo el control del sacerdote, porque su tía temía que de ser liberada, la familia sufriría la maldición de los dioses. Afortunadamente, Abla al final salió del templo y ahora vive con un tío y va a la escuela en Ghana occidental.

Muchas de las niñas que han sido liberadas de los templos reciben apoyo de International Needs Ghana, una organización no gubernamental que ha sido clave en la liberación y rehabilitación de las trokosi. Esta organización negocia el retorno de las mujeres y las niñas a sus familias y comunidades, les provee casa y comida, tratamiento psicológico, escuela y entrenamiento para ganarse la vida. Survivors for Change, una organización de derechos humanos fundada por las sobrevivientes de la práctica de trokosi, también hace campaña a favor de implementación de la ley contra la práctica, y ha lanzado su propia campaña dirigida a varios ministerios gubernamentales y buscando el apoyo de embajadores extranjeros en Accra.

A pesar de estos hechos positivos, un hecho que preocupa profundamente a Igualdad Ya es que, aún tres años después de la prohibición de la práctica de trokosi por parte del gobierno de Ghana, se dice que hay varios miles de niñas y mujeres que aún siguen en cautiverio como trokosi. De acuerdo con algunos informes, algunos grupos tradicionalistas en Ghana están obstruyendo la liberación de las trokosi. Uno de estos grupos, Afrikania Mission, sostiene que la práctica es parte de su cultura y que la ley no debería destruir su cultura. Se dice que Afrikania Mission está ejerciendo presión para impedir el cumplimiento de la ley, y que han convencido a algunos sacerdotes de que tienen derecho a continuar la tradición.

El trabajo de International Needs Ghana aparentemente también ha sido obstruido por varias descripciones incorrectas sobre la práctica de trokosi por parte del gobierno de Estados Unidos, los cuales minimizan la severidad de la práctica y supuestamente han influenciado para que algunas fuentes de fondos dejaran de apoyar a International Needs Ghana en su lucha a poner fin a la práctica de trokosi. Los informes de derechos humanos y libertades religiosas del Departamento de Estado para el año 2001 difieren sustancialmente de los informes de años previos. Es interesante notar en uno de ellos que en mayo y junio del 2001, oficiales de la Embajada de Estados Unidos se reunieron con el liderazgo de Afrikania Mission "con el fin de aprender más sobre sus perspectivas acerca de la libertad religiosa en su país" e informaron que "los dirigentes de Afrikania expresaron agradecimiento por la visita".

Ciento treinta sacerdotes trokosi quienes han liberado a todas las trokosi de sus propios templos y que ahora se oponen a la práctica, se enojaron tanto con las inconsistencias de los informes del gobierno de Estados Unidos que se reunieron el 4 de enero de 2002 para refutar en términos muy específicos los argumentos del gobierno de EEUU. El Departamento de Estado, por ejemplo, sostiene que trokosi es una práctica religiosa "que incluye un período de servidumbre de hasta 3 años" y que "no hay evidencia que el abuso sexual es una parte integral o sistemática de la práctica". Por lo contrario, los sacerdotes trokosi afirman que "una vez que se ha enviado a una niña a realizar la servidumbre de trokosi, ella es trokosi hasta que muere. Cuando muere, su familia debe reemplazarla," y que las trokosi "nos sirven a nosotros, los sacerdotes, en nuestras necesidades domésticas, nos satisfacen nuestros deseos sexuales y trabajan en nuestras granjas para garantizar nuestro bienestar económico". Los sacerdotes sostienen que "las niñas no tienen absolutamente ningún derecho de decidir cuándo ni quién en el templo puede tener relaciones sexuales con ellas..." y que parte "de la razón de ser de la elección del género femenino como objeto de reparación tiene que ver con la provisión de gratificación sexual de aquellos que sirven a la deidad". Igualdad Ya ha expresado reiteradamente su preocupación a oficiales del Departamento de Estado que el gobierno estadounidense ha representado incorrectamente la práctica de trokosi. Pero hasta ahora no ha recibido ninguna respuesta satisfactoria.

Además de la ley de 1998 que prohíbe específicamente la práctica de trokosi como una forma de esclavitud, la práctica viola la Constitución de Ghana, específicamente el Artículo 14, que dice que "Toda persona tiene derecho a la libertad personal" y el Artículo 16, que dice que "Ninguna persona será sometida a la esclavitud ni en servidumbre ni será obligada a realizar trabajo forzado". Varias normas internacionales de derechos humanos prohíben a su vez la esclavitud, en particular la Convención sobre la Esclavitud y la Convención suplementaria sobre la abolición de la esclavitud, la trata de esclavos y las instituciones y prácticas análogas a la esclavitud, y el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, todos ratificados por Ghana. Aunque varios oficiales del gobierno de Ghana han expresado su oposición a la práctica, y el nuevo gobierno, que asumió en el 2001, ha proclamado su compromiso con los derechos humanos, queda claro que no ha habido acción suficiente para asegurar la liberación de las demás trokosi. No ha habido ninguna acción legal como resultado de la ley de 1998.

Qué puede hacer: 

Por favor, escriba a los oficiales abajo anotados. Exprese su preocupación que, según los informes, todavía se mantiene a miles de trokosi en los templos a pesar de la ley de 1998 que prohíbe la práctica. Haga un llamado al gobierno para que tome pasos inmediatos para asegurar que todas las trokosi sean liberadas inmediatamente, y que se tome provisiones para su apoyo financiero, su educación, su regreso a sus familias y su reintegración a la comunidad. Inste al gobierno que dé instrucciones inmediatas a la policía en todo el país para que haga cumplir la ley, y para que inicie acciones legales contra los templos que han mantenido a trokosi en violación de la ley de 1998.

Su Excelencia
Sr. Presidente J.A Kufour
Oficina del Presidente
State House
Accra, GHANA
Fax: +233 21 676934

Ministro de Justicia y Procurador General
El Honorable Nana Akuffo Addo
Ministerio de Justicia y Departamento del Procurador General
P.O. Box M 60, Ministries
Accra, GHANA
Fax: +233 21 667609

También escriba al Secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, y exprese su preocupación sobre la representación, aparentemente incorrecta, de parte del gobierno de Estados Unidos, de la práctica de trokosi, perjudicando así a los grupos que trabajan para poner fin a esta práctica. Pídale que tome acción inmediata para corregir esta representación incorrecta y que reafirme que la práctica de trokosi es una violación severa de los derechos humanos. Las cartas se deben dirigir a:

Secretario de Estado Colin Powell
US Department of State
Washington DC 20520, USA
Fax: +1 202 261 8577