Gambia: Censura gubernamental en contra de la compana para parar la mutilación genital femenina (MGF)

Versión para impresora
Número de acción: 
13.1
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 Jul 1997

El 17 de mayo de 1997 el Director de Servicios de Transmisiones de Telecomunicaciones de Gambia (cuyas siglas en inglés son GAMTEL) hizo pública, de la siguiente manera, una nueva política respecto al tratamiento que se le iba a dar a la mutilación genital femenina (MGF) en los medios de comunicación masivos:

A partir de este instante, está prohibida la transmisión en Radio Gambia (RG) o en Televisión Gambia (cuyas siglas en ingles son GTV) de programas que tengan la apariencia de oponerse a la mutilación genital femenina o que tiendan a exponer los peligros a la salud de tal práctica. A la vez se prohiben las noticias escritas desde el punto de vista de quien combate tal práctica. Las transmisiones de GTV y RG siempre deben estar a favor de la MGF y los programas en su contra no deben transmitirse. Todos los programas deben por lo tanto ser vistos por adelantado con el fin de cerciorarse de que esta directiva se obedezca. El Gerente de Programación Radial y el Productor Principal de Programación deben hacer saber esto a todos los productores y realizadores de programas.

GAMTEL es la compañía estatal responsable de las telecomunicaciones en Gambia y la que controla Radio Gambia y Televisión Gambia. Las transmisiones afectadas por esta nueva política provienen de las estaciones de radio y televisión de mayor audiencia en Gambia, además de ser las únicas que alcanzan a todo el país.

El Comité de Prácticas Tradicionales de Gambia (cuyas siglas en inglés son GAMCOTRAP), una organización no gubernamental que desde 1984 ha realizado campañas en contra de la práctica de la MGF en Gambia, ha protestado la nueva política que requiere que los medios de comunicación estatales sean usados para promover la MGF y que prohibe la lucha por su erradicación. En un "toque a rebato" dirigido al Presidente de Gambia el 27 de mayo de 1997 esa organización hizo la siguiente declaración:

GAMCOTRAP desea tomar una posición inequívoca en la campaña en contra de la mutilación genital femenina (MGF): la MGF es una violación de los derechos de la mujer, no es un mandamiento religioso. Es una práctica tradicional dañina que afecta la salud de las mujeres y de las niñas y, por lo tanto, es una práctica que debe ser suspendida.

GAMCOTRAP señaló en su declaración que Gambia es signatorio de la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del niño (CRC) y de la Carta africana de derechos humanos y de los pueblos de la Organización para la Unidad Africana. Cada uno de esos tratados internacionales incluye un provisión que requiere que los gobiernos tomen medidas eficaces para abolir prácticas tradicionales dañinas, como la MGF. GAMCOTRAP además ha señalado en su "toque a rebato" que, el 17 de marzo de 1997, Gambia lanzó una campaña para erradicar la MGF, junto con otros países integrantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y donde la MGF se practica. El Secretario de Salubridad, Beneficencia Social y Asuntos de la Mujer de Gambia presentó el discurso principal en las ceremonias que se dieron inicio a esta campaña y que fueron organizadas por la OMS y celebradas en Gambia.

La mutilación genital femenina se manifiesta de distintas maneras en distintos países: la extirpación parcial o total del clítoris (la clitoridectomía), la extirpación de todo el clítoris y el recorte de los labios menores (la excisión), o, en su forma más extrema, la extirpación de los genitales externos y la sutura de los bordes de la vulva, dejando sólo una apertura vaginal muy pequeña (la infibulación). En Gambia se estima que del 70% al 80% de la población femenina se le somete a la mutilación genital femenina, por lo general, a manera de excisión, y en algunos casos, infibulación. La MGF prevalece en la franja de países de África que se extiende a través del centro del continente. También se practica en algunos países de Asia y, por las poblaciones de inmigrantes, en Europa Occidental y en América del Norte. En fecha tan reciente como las décadas de 1940 y 1950 los doctores de Inglaterra y Estados Unidos utilizaban la MGF para combatir la histeria, el lesbianismo, la masturbación y otras actividades que eran percibidas como desviación sexual de las niñas y las mujeres.

Cada día más mujeres y hombres provenientes de culturas donde se practica la MGF denuncian públicamente el daño devastador que se inflige a través de ésta, y los movimientos que luchan por su erradicación crecen. Hay organizaciones no gubernamentales que han estado trabajando por más de quince años en Gambia para ponerle freno a la práctica de la MGF. A nivel internacional el movimiento por la erradicación de la MGF también crece. En abril de 1997 la OMS, el Fondo Internacional de las Naciones Unidas para la Ayuda a la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU) apelaron en conjunto a los líderes de gobierno para que apoyaran sus esfuerzos de ponerle un paro a la MGF.

Se estima que más de 100 millones de niñas y mujeres de alrededor del mundo hayan sufrido la mutilación genital femenina. Por los menos 2 millones de niñas al año, unas 6.000 al día, corren el riesgo de sufrir la MGF. Para aquellas que sobreviven la incisión, la cual por lo general se hace sin anestesia, las consecuencias en contra de su salud, que perduran una vida entera, pueden incluir la infección crónica y el dolor severo cuando se orina y durante la menstruación, las relaciones sexuales y el parto, además del trauma psicológico. Una forma extrema de las muchas prácticas tradicionales que se usan alrededor del mundo para negar a las mujeres independencia e igualdad, la MGF se defiende tanto por hombres como por mujeres en los países donde se practica como un rito de iniciación y un requisito social para el matrimonio. En realidad, la MGF se usa para controlar la sexualidad de las mujeres al hacer que éstas mantengan su virginidad y supriman su deseo sexual.

Qué puede hacer: 

Por favor, escriba al Gerente de GAMTEL. Señale los efectos dañinos de la MGF y ruéguele que derogue la directiva que prohibe el uso de Radio Gambia y de Televisión Gambia para combatir tal práctica. Por favor, escriba también al Presidente de Gambia. Ruéguele que intervenga y que haga algo inmediatamente para asegurarse de que los medios de comunicación puedan ser usados para informar al público acerca de los efecto dañinos de la MGF y para promover su erradicación. Señale que Gambia tienen la obligación de acuerdo a la ley internacional de tomar medidas para eliminar las prácticas que son dañinas para los niños. Recuérdele la iniciativa reciente de la OMS en contra de la MGF y señale que la política de GAMTEL no es coherente con este importante esfuerzo colectivo africano en el que Gambia ha tenido una función muy importante. Los llamados pueden dirigirse también al embajador de Gambia ante su país.

 

Presidente Yaya A.J.J. Jammeh
Presidente de la República de Gambia
Banjul, Gambia
Telex: 2240

Sr. Bakary Njie
Gerente de GAMTEL
Banjul, Gambia
Fax: 220-226699