Etiopía: Nuevo proyecto de ley amenaza con cerrar las organizaciones no gubernamentales

Versión para impresoraSend to friend
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
15 Dic 2008
Fecha de actualización: 
6 Ene 2009
ACTUALIZACIÓN: 

URGENT APPEAL: New Law Threatens Human Rights in Ethiopia

On 6 January 2009, the Ethiopian government pushed through passage of the Charities and Societies Proclamation before Parliament went on recess. The effects of this Proclamation were set out in Equality Now Women’s Action 22.5 (see below). We hope you have the time to send a letter immediately to the Ethiopian Justice Minister, urging immediate review and revision of this law. We have suggested a possible text below, but please feel free to write your own letter.

Without an amendment to the provision that restricts organizations which receive more than 10% of their funding from outside the country from undertaking any human rights work, many critical services and protections will disappear. Thank you for your partnership.

Equality Now

Sample letter

Woineshet Zebene Negash En marzo de 2002, Igualdad Ya se unió a la Asociación de Mujeres Abogadas de Etiopía (EWLA, por sus siglas en inglés) en la campaña para proscribir el secuestro de novias en Etiopía, añadiendo una capa internacional a las actividades de promoción que la EWLA lleva a cabo sobre el terreno. Nuestra Acción Mujeres destacó el caso de Woineshet Zebene Negash, quien en 2001, a la edad de 13 años, fue secuestrada y violada por Aberew Jemma Negussie en la aldea sudeste de Abadjema en el distrito de Guna Woreda donde ella vivía con su madre y sus abuelos. Dos días después fue rescatada y Aberew Jemma Negussie fue detenido. Tras ser puesto en libertad bajo fianza, él volvió a secuestrar a Woineshet y la retuvo por más de un mes hasta que ella logró escapar, pero sólo después de que él la obligara a firmar un certificado de matrimonio. En aquel momento la ley en Etiopía permitía que los secuestradores y violadores evitaran el castigo si se casaban con sus víctimas. Dadas las presiones sociales, el resultado a menudo es que las víctimas de violación "consienten" a este tipo de matrimonios. Sin embargo, con el apoyo de su padre, Woineshet se negó a casarse con su secuestrador y violador.

De manera excepcional, las autoridades siguieron adelante con un proceso contra Aberew Jemma Negussie y sus cómplices, que fueron debidamente condenados en 2003. Ante un recurso, sin embargo, sin previo aviso a Woineshet o su abogado, todos fueron puestos en libertad y el juez insinuó, sin basarse en ninguna prueba documentada y a pesar de su corta edad, que Woineshet había dado su consentimiento a sostener relaciones sexuales con Aberew Jemma Negussie. Incluso el fiscal recomendó revocar la sentencia de culpabilidad inicial y no se opuso a que los acusados fueran puestos en libertad. La EWLA, que había estado prestando asistencia jurídica a Woineshet, presentó otro recurso para abordar la injusticia de la sentencia del tribunal de apelación. El recurso se permitió y el caso fue visto el 4 de diciembre de 2004 por el Tribunal Supremo de Oromia en sesión en Addis Abeba. El Tribunal dictaminó que no había motivos suficientes para reconsiderar el caso y desestimó el recurso. Toda nueva apelación fue rechazada por motivos similares y, por lo tanto, todo recurso judicial nacional fue cerrado a Woineshet.

El 9 de mayo de 2005, después de varios años de deliberación, un nuevo Código Penal entró en vigor en Etiopía, el cual, entre otras cosas, eliminaba la exención marital del castigo por secuestro y violación. También se presentaron penas más severas para los casos de violación. Sin embargo, la ley no se ha aplicado con rigor. De hecho, la información anecdótica arroja que los secuestros y las violaciones cesaron cuando los resultados del caso de Woineshet fueron inciertos, pero que se reanudaron cuando era evidente que los autores quedarían impunes. Como parte de nuestros esfuerzos para conseguirle justicia a Woineshet y asegurar la aplicación de la ley para otras niñas que siguen siendo víctimas de la práctica tradicional del secuestro de novias, la EWLA e Igualdad Ya han presentado una comunicación a la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos en la cual alegan la violación de los derechos de Woineshet según la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Actualmente el caso se examina.

Ahora la labor de la EWLA y de otras entidades como ésta se encuentra en grave riesgo. Un nuevo proyecto de ley en Etiopía con miras a regular las organizaciones benéficas y las asociaciones amenaza con poner fin a la labor de las organizaciones no gubernamentales (ONG), especialmente aquellas que trabajan en materia de derechos humanos, justicia y servicios de aplicación de la ley. La Proclamación sobre Organizaciones Benéficas y Asociaciones en su versión actual daría a una nueva Agencia de Organizaciones Benéficas y Asociaciones muy amplias facultades para regular las ONG y controlar sus actividades. De preocupación especial y fundamental es la prohibición a las ONG que reciben más del 10% de su financiación desde el extranjero de participar en trabajo que promueve los derechos humanos y democráticos, la igualdad (incluida la de las mujeres), los derechos de los niños y las personas con discapacidad, la resolución de conflictos, y la eficiencia de la justicia y la aplicación de la ley. Las ONG ya temen la cancelación de proyectos importantes porque el dinero para financiarlos proviene del extranjero y no es realista esperar que la recaudación de fondos locales compense la disminución de fondos. En previsión de la aprobación de este proyecto de ley, las ONG también están perdiendo personal valioso que necesitan conseguir un sustento más seguro. Esta ley draconiana y opresiva, de entrar en vigor, podría poner fin a la apreciable labor de muchas organizaciones y sería un golpe grave para una sociedad abierta y transparente en Etiopía.

La EWLA se enfrenta a una significativa reducción en sus proyectos y finalmente a su cierre. Fue fundada por abogadas etíopes en 1996 y su misión es promover el desarrollo de los derechos de la mujer en materia económica, política, social y jurídica. Ayuda a la mujer a garantizar la plena protección de sus derechos de acuerdo con la Constitución de la República Democrática Federal de Etiopía y las convenciones internacionales de derechos humanos en las cuales Etiopía es parte. La EWLA también opera centros de acogida para mujeres sobrevivientes de la violencia. En septiembre de 2001, el Ministerio de Justicia trató de prohibir que la EWLA operara sobre la base de que ésta participaba en actividades distintas a las permitidas por ley. El ataque a la EWLA se produjo después de que la EWLA hizo público el caso de Hermela Wosenyeleh, víctima de acoso sexual, que no pudo conseguir una protección policial adecuada. Gracias a las protestas nacionales e internacionales la suspensión de la EWLA al final se anuló. La EWLA se preocupa en particular de que la ley pueda revertir los logros alcanzados hasta ahora, puesto que organizaciones como la EWLA han sido la fuerza para impulsar la promoción y protección de los derechos de la mujer al abogar por la reforma de la legislación y ser la primera en prestar asistencia jurídica gratuita a las mujeres pobres víctimas de la violencia.

Se dice que la Proclamación sobre Organizaciones Benéficas y Asociaciones está destinada a ayudar y facilitar el papel de las organizaciones benéficas y las asociaciones en el desarrollo general de la población etíope. Las ONG no cuestionan el derecho del Gobierno etíope a regular la labor de las organizaciones benéficas de conformidad con la transparencia y criterios razonables que procuran mejorar la administración y el funcionamiento de las organizaciones benéficas y obligarlas a ser responsables en función de sus mandatos. De preocupación si se promulga la Proclamación en su forma actual es la prohibición en efecto de muchas organizaciones que trabajan en materia de derechos humanos y para mejorar el sistema de justicia penal, ya que la mayoría de estas organizaciones dependen de la financiación internacional. Además, el proyecto de Proclamación da amplio margen para que la Agencia de Organizaciones Benéficas y Asociaciones propuesta establezca sus propias normas y reglamentos para la supervisión y el control de las operaciones de las ONG, y da a las ONG una capacidad relativamente limitada de apelar cualquier decisión de la Agencia, pese a que la Constitución dispone de que los asuntos gubernamentales serán transparentes. La Constitución de Etiopía también protege la libertad de expresión, de opinión y petición, entre otros derechos. Disposiciones similares se incluyen en diversos instrumentos internacionales de derechos humanos en los que Etiopía es parte, entre ellos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La Proclamación se encuentra en la última etapa antes de ser aprobada como ley. Se dice que el Gobierno quiere avanzar rápidamente su aprobación a fin de que se cancelen los fondos del extranjero destinados a proyectos en derechos humanos para el próximo año fiscal.

Qué puede hacer: 

Por favor escriba a los funcionarios que figuran a continuación expresando su profunda preocupación por el proyecto de Proclamación sobre Organizaciones Benéficas y Asociaciones, ya que en efecto impedirá que las organizaciones dedicadas a los derechos humanos operen en Etiopía. Destaque también el amplio alcance inaceptable de la autoridad dada a la Agencia de Organizaciones Benéficas y Asociaciones propuesta en el proyecto de ley y la falta de transparencia con respecto a sus condiciones de funcionamiento. Pida a los funcionarios que aseguren la eliminación de la estipulación de que las ONG que trabajan en los derechos de la mujer y otros temas precisados recauden al menos el 90% de su financiación de fuentes nacionales e ínsteles a promover la revisión completa del texto para garantizar que a todas las ONG, incluso a las que trabajan para promover los derechos humanos, incluidos los derechos de la mujer, se les permita operar sin intervenciones políticas, según lo dispuesto en la Constitución de Etiopía y los tratados internacionales de derechos humanos en los que Etiopía es parte.

Las cartas deben ir de inmediato a:

The Honorable Harka Haroye
Minister of Justice
P.O. Box 1370
Addis Ababa, Etiopía
Tel: +251 11 551 3620
Fax: +251 11 551 7775
Correo electrónico: justice@ethionet.et

H.E. Muferiat Kamil
Minister of Women’s Affairs
P.O. Box 1293
Addis Ababa, Etiopía
Tel: +251 11 416 6375
Fax: +251 11 416 6362

Con copias a:

H.E. Dr Kassa G. Hiwot, Commissioner
Ethiopian Human Rights Commission
P.O. Box 1165
Addis Ababa, Etiopía
Tel: +251 11 618 0046
Fax: +251 11 618 0041
Correo electrónico: hrcom@ethionet.et

H.E. Ato Abay Tekele
Ombudsman Institution
P.O. Box 2459
Addis Ababa, Etiopía
Tel: +251 11 553 2052/53
Fax: +251 11 553 2073
Correo electrónico: ombudsmaneth@ethionet.et

Acción Mujeres 22.1: Marzo 2002
Acción Mujeres 22.2: Febrero 2004
Acción Mujeres 22.3: Noviembre 2004
Acción Mujeres 22.4: Junio 2005