Alerta de Respuesta Inmediata: Pakistán: Igualdad Ya insta al gobierno de Pakistán a proteger los derechos de las mujeres y las niñas en el valle de Swat y zonas tribales de administración federal

Versión para impresoraSend to friend
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
17 Feb 2009

A continuación encontrará un artículo de opinión publicado el 17 de febrero en el periódico The Independent del Reino Unido escrito por Igualdad Ya. El texto pone de relieve la situación en deterioro del orden público en Swat y las zonas tribales de administración federal (FATA) de Pakistán, que ha conducido a un aumento en la violencia y la discriminación contra la mujer. También cuestiona los planes del Gobierno de Pakistán para aplicar la sharia (ley islámica) como parte de un acuerdo de paz con los militantes. La autorización por parte del gobierno de cualquier sistema jurídico paralelo que no esté codificado y sea susceptible a la interpretación, en particular por personas que niegan los derechos básicos de las mujeres y las niñas, es inconstitucional e inaceptable.

Pakistán deja a un lado la justicia y desprecia a las mujeres
The Independent
Por Anber Raz
Martes, 17 de febrero de 2009
http://www.independent.co.uk/news/world/asia/anber-raz-pakistan-ignores-justice-and-holds-women-in-contempt-1623809.html [Este enlace lleva al artículo en inglés. Una traducción no oficial está a continuación.]

Más de 100 escuelas para niñas han sido incendiadas o destruidas por militantes en el valle de Swat y otras zonas tribales, donde se teme que se les niegue a hasta 100.000 niñas el derecho básico a la educación.

Los militantes han advertido a todos los padres que retiren a sus hijas de la escuela o se enfrentarán a ataques directos contra las niñas. A las mujeres se les ha dicho que lleven puesto el velo y no abandonen sus hogares a menos que vayan acompañadas de un pariente varón. Se dice que el gobierno pakistaní ha acordado con los militantes la introducción de la ley de sharia como aliciente para poner fin a los combates.

La autorización por parte del gobierno de un sistema jurídico paralelo, utilizado para negar los derechos básicos de las mujeres y las niñas, es inconstitucional e inaceptable. Los informes indican que más de 70 tribunales talibanes ya están en funcionamiento en la región y dictan sentencias que incluyen la flagelación. Pese a la falta de indicios de cuándo se reabrirán las escuelas de niñas en la región y la prioridad aparente de apaciguar a los militantes, el gobierno afirma hacer todo lo posible para restaurar el orden público, pero parece no haber tenido en cuenta a más de la mitad de su población.

El orden público es, sin duda, algo que sería muy bien recibido por Mukhtar Mai. Ella fue violada en grupo en 2002 por orden de un tribunal tribal ilegal como castigo por el presunto delito de su hermano de 12 años de edad. Todavía no ha logrado la justicia. Tras años de luchar para pedir cuentas a sus agresores después de que el Tribunal Superior anuló sus condenas en 2005, ella recibió un mensaje a finales del año pasado que ella dice fue enviado por el Ministro Federal de Defensa de la Producción, Sardar Abdul Qayyum: una advertencia para que ella retirara todos los cargos contra los 13 hombres acusados.

Si no lo hacía, él y sus colaboradores se asegurarían de que el caso no saliera en su favor. El caso ha sido aplazado indefinidamente por el Tribunal Supremo y la Srta. Mai cree que nombrar al ministro ha puesto su vida en mayor peligro.

El hacer caso omiso de la justicia y el desprecio por los derechos de la mujer han penetrado al gobierno. Los grupos de mujeres protestaron cuando Mir Hazar Khan Bijarani fue nombrado Ministro de Educación el año pasado, meses después de haber presidido un tribunal tribal ilegal que regaló a cinco niñas, entre dos y cinco años de edad, como compensación en una disputa local.

El gobierno pakistaní también ascendió a Israrullah Zehri a la posición de Ministro de Servicios Postales, después de haber defendido la masacre de tres niñas adolescentes y dos mujeres en Baluchistán porque las jóvenes trataron de elegir a sus propios esposos. Se dice que él respondió a las preguntas parlamentarias de la manera siguiente: “Estas son tradiciones centenarias y voy a seguir defendiéndolas”.

Se pueden perdonar a los observadores que cuestionan la resolución del gobierno que insiste en la educación de las niñas, el fin de la violencia contra la mujer y la igualdad de derechos en el valle de Swat y otras zonas tribales. Como ciudadanas en pie de igualdad, las mujeres de Pakistán merecen ver sus derechos a salvo, no sacrificados ante el altar del extremismo o dejados en manos de miembros del gabinete para quienes las protecciones constitucionales de Pakistán tienen poco significado.

Si el Gobierno de Pakistán está verdaderamente comprometido a poner fin a la violencia contra la mujer y la promoción de la igualdad, debe enviar el mensaje claro de que los derechos de la mujer no son negociables. Y empezar por poner orden en su propia casa.

Anber Raz es la Oficial de Programa en Asia de Igualdad Ya, una organización de derechos de la mujer.
 

Qué puede hacer: 

Póngase en contacto con los funcionarios a continuación para instarlos a garantizar que los derechos de las mujeres y las niñas estén protegidos y no se sacrifiquen con el fin de apaciguar a los militantes en Swat y las zonas FATA.

President Asif Ali Zardari
President of Pakistan
President's Secretariat
Islamabad, Pakistán

Mr Farooq Naik
Minister of Law, Justice and Human Rights
S Block Pakistan Secretariat
Islamabad, Pakistán

Mr Ameer Hussain Hoti
Chief Minister of North West Frontier Province
Correo electrónico: info@nwfp.gov.pk
Tel: +92- 92-9211705

Por favor también envíe copias de sus mensajes a la Presidenta de la Cámara del Parlamento:

Dr Fehmida Mirza
Speaker, National Assembly of Pakistán
Parliament House
Islamabad, Pakistan
Correo electrónico: speaker@na.gov.pk

Cartas: 

[añadir la dirección del funcionario pertinente]

Estimado / a [nombre]

Me dirijo a usted para expresar mi profunda preocupación por la violencia y la discriminación que enfrentan las mujeres y las niñas en las zonas tribales de administración federal y Swat, en Pakistán y, en particular, los últimos informes de que el Gobierno de Pakistán está dispuesto a aprobar la aplicación de la ley sharia en estas áreas como parte de un acuerdo de paz.

Un sistema de justicia paralelo, sin codificar, no sólo traería confusión para las personas que deseen hacer valer sus derechos; también daría lugar al riesgo de negarles las protecciones previstas en la legislación nacional de Pakistán, así como en virtud de la Constitución de Pakistán. Si se tienen en cuenta los antecedentes de los militantes hasta la fecha, los hechos sugieren que los derechos ya estipulados en la Constitución de Pakistán, especialmente aquellos de las mujeres y las niñas, se verían negados o disminuidos en virtud de cualquier sistema administrado por los militantes. Esto constituiría una violación de las garantías constitucionales de igualdad, entre otras cosas.

Por lo tanto, respetuosamente instamos al Gobierno a que rechace con urgencia la aprobación de cualquier otro sistema jurídico que no garantice la igualdad para todos. También instamos a que usted tome medidas para defender y proteger los derechos de las mujeres y las niñas, entre las cuales están contrarrestar de manera eficaz la prohibición de la educación de las niñas por parte de los militantes y garantizar a las niñas un acceso seguro a la educación.

Le agradezco su atención.

Muy atentamente