Alerta de Respuesta Inmediata: Igualdad Ya hace un llamamiento a irán para que detenga la ejecución inminente de las hermanas iraníes Zohreh y Azar Kabiri, recientemente condenadas a muerte por lapidación por un delito de adulterio

Versión para impresora
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
8 Feb 2008

En su último ataque contra los derechos de las mujeres iraníes, los jueces de ese país han condenado a dos hermanas, Zohreh y Azar Kabiri, a morir lapidadas. Según los medios de comunicación iraníes, tras las acusaciones de adulterio formuladas por el marido de Zohreh, en febrero de 2007 las hermanas fueron detenidas. En el primer juicio, que se celebró sin la presencia de un abogado defensor, las hermanas fueron obligadas a “confesar” el adulterio durante los interrogatorios del juez. El Tribunal General de Ferdis declaró a Zohreh y Azar culpables de un delito de “relaciones indebidas” y las condenó a 99 latigazos. Tras la ejecución de dicha pena, en lugar de ser liberadas, las hermanas fueron enviadas de nuevo y sin explicación alguna a prisión, donde se les citó para un nuevo juicio por “adulterio” en el Tribunal Penal de Teherán. El 5 de agosto de 2007 fueron condenadas a muerte por lapidación por el delito de adulterio, decisión posteriormente autorizada por el Tribunal Supremo.

El abogado de las hermanas, Jabar Solati, ha presentado un recurso de apelación ante el Tribunal Supremo para exigir que la condena de lapidación sea revisada. Solati sostiene que es inconstitucional haber juzgado una segunda vez a Zohreh y Azar por un delito por el cual ya fueron condenadas y castigadas. Solati también señaló que no se presentaron las pruebas necesarias para demostrar el adulterio, como son las confesiones de las acusadas en cuatro ocasiones diferentes y el testimonio de un testigo ocular del presunto delito. Además, los informes indican que los documentos oficiales del primer juicio relativos a la condena de los latigazos y la ejecución de dicha condena desaparecieron durante el juicio celebrado en el Tribunal Penal de Teherán.

Los jueces iraníes continúan imponiendo condenas de muerte regularmente, a pesar de la insistente protesta local e internacional por parte de activistas de derechos humanos, ciudadanos, medios de comunicación y la comunidad internacional. A pesar de la moratoria que declaró sobre la lapidación en el 2002 el ayatolá Shahroudi, jefe de la magistratura iraní, los jueces continúan imponiendo condenas de lapidación, de modo particular y desproporcionado a las mujeres, por el delito de adulterio. Estas condenas a muerte por lapidación están siendo ejecutadas. Se informa que un hombre y una mujer fueron lapidados hasta la muerte por adulterio en el 2006. En fecha tan reciente como el 5 de julio de 2007, Jafar Kiani también murió lapidado en Aghchekand, Irán. La compañera de Kiani, Mokarrameh Ebrahimi, y otras nueve mujeres, incluida Kobra Najjar, están condenadas a muerte por lapidación. Todas ellas están en prisión y sus sentencias podrían ser ejecutadas en cualquier momento. Dos hombres esperan su muerte por lapidación también. La Directora Ejecutiva de Igualdad Ya, Taina Bien-Aimé, señala que “los jueces iraníes deberían respetar el derecho internacional en lugar de violar las obligaciones que ha asumido Irán en relación con los derechos humanos. El adulterio no debe ser castigado por la vía penal. Se produce una violación del derecho a la intimidad. Además, la lapidación constituye en cualquier caso una violación de los derechos humanos fundamentales”.

La muerte por lapidación viola el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), ratificado por Irán. El ICCPR prohíbe claramente la tortura y el trato y castigo cruel, inhumano y degradante. También limita la imposición de la pena de muerte únicamente “en los delitos más graves”. Ninguna ley penal o de otro tipo establece penas violentas e inhumanas tales como la flagelación o la lapidación. Además, el adulterio es un acto privado y no debería conllevar sanciones penales. El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha declarado que la protección frente a interferencias arbitrarias o ilegales que establece el ICCPR incluye la relación sexual consentida entre adultos dentro de la esfera privada.

Igualdad Ya es una organización internacional de derechos humanos que trabaja para proteger y promover los derechos civiles, políticos, económicos y sociales de mujeres y niñas. Igualdad Ya se opone a cualquier forma de pena de muerte. La Red de Acción Mujeres de Igualdad Ya está formada por 30.000 grupos y particulares en más de 160 países. Para más información, visite www.equalitynow.org.
 

Qué puede hacer: 

Escriba al Presidente de la Magistratura de Irán, el ayatolá Shahroudi*, para que ponga en libertad a Zohreh y Azar Kabiri de forma inmediata e incondicional. Ínstele también a poner en libertad a Kobra Najjar (ver Acción Mujeres 29.1 para más información sobre su caso) y a conmutar todas las condenas a muerte que han sido aprobadas y que se encuentran a la espera de ser ejecutadas. Irán debe cumplir las obligaciones derivadas del ICCPR y prohibir la práctica de la lapidación, así como reconocer el adulterio como un acto privado que no debe conllevar sanción penal alguna.

*Los datos de contacto abajo indicados funcionaron cuando anteriormente se probaron, pero es posible que se tropiece con problemas de entrega, así que se debería seguir intentando enviar el mensaje. ¡Gracias por tomar medidas!
 

His Excellency Ayatollah Mahmoud Hashemi Shahroudi
Head of the Judiciary
c/o Ministry of Justice
Park-e Shahr
Teherán
República Islámica de Irán
Correo electrónico: iripr@iranjudiciary.org, irjpr@iranjudiciary.com and info@dadgostary-tehran.ir
Teléfono: +98 21 22741002, +98 21 22741003, +98 21 22741004, +98 21 22741005

Póngase en contacto también con la embajada iraní en su país. En el siguiente enlace encontrará los datos de contacto: http://www.embassyworld.com/embassy/Iran/Iran.html