Arabia Saudí: Proteger, no procesar, a los activistas de derechos de la mujer

Versión para impresora
Número de acción: 
31.6
Fecha: 
18 Jun 2013
Fecha de actualización: 
18 Jul 2013
ACTUALIZACIÓN: 

ACTUALIZACIÓN 6 de NOVIEMBRE 2013: El 14 de julio de 2013, Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni presentaron su apelación ante la Corte de Apelaciones. Si el tribunal de apelaciones confirma la decisión del Tribunal de Distrito, las activistas serán encarceladas mientras se preparan su apelación final. La Corte de Apelaciones aún no ha emitido una decisión oficial y el gobierno sigue presionando para que Wajeha no participa en campañas de derechos humanos tales como la campaña Women2Drive el 26 de octubre. Por favor, sigan pidiendo a las autoridades saudíes que anulen las penas de cárcel de las stivistas y la prohibición de viajar.


ver pdf

El 15 de junio de 2013, dos activistas de derechos de la mujer, Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni, fueron condenadas por el delito de la ley islámica Sharia de Takhbib, o incitación de una esposa a desafiar la autoridad de su esposo. Fueron acusadas por su apoyo a una mujer canadiense y a sus hijos; la víctima había sido presuntamente maltratada por su esposo saudí. Aunque fueron absueltas de la acusación de tratar de ayudar a escapar a la mujer y a sus hijos, Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni fueron condenadas por “apoyar a una esposa sin el conocimiento de su marido, socavando de este modo el matrimonio”. El Tribunal de Distrito en Al-Khobar en Arabia Saudí las sentenció a 10 meses de cárcel y les prohibió salir del país durante dos años después de cumplir su pena de prisión.

>> ¡TOME MEDIDAS!

Las autoridades saudíes han castigado a los que tratan de proteger los derechos humanos, pero parece que no han hecho nada para investigar la violencia presuntamente perpetrada por el marido. Eso es profundamente inquietante y un incumplimiento de la legislación internacional. Significa que proteger su posición dominante y aparentemente violenta en la familia es más importante que garantizar la seguridad de su esposa. Según informes, también es la primera vez en la historia legal saudí que se ha impuesto una prohibición de viajar en un caso que implica cuestiones domésticas. Por consiguiente, los activistas saudíes han cuestionado si la prohibición para viajar y las penas de prisión injustificadas están relacionadas con el trabajo a largo plazo sobre derechos humanos de Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni, que incluye tratar de anular la prohibición de mujeres conductoras, en lugar del presunto delito.

Bajo el sistema de tutela del hombre de Arabia Saudí, las mujeres son vulnerables ante una amplia discriminación tanto en su vida privada como pública y tienen una autoridad para tomar decisiones y una libertad de movimientos reducidas. En diciembre de 2008, en una aparición ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, las autoridades saudíes manifestaron que “no existe ningún requisito establecido por ley que exija tutela o que condicione el disfrute de sus derechos por parte de una mujer a la aprobación” y que las mujeres en el Reino Saudí “realizan todos sus asuntos con plena independencia”. Sin embargo, como muestra el juicio contra Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni con claridad, éste no es el caso. El sistema legal sigue imponiendo la tutela del hombre a la fuerza, a pesar de incumplir las obligaciones internacionales de Arabia Saudí, incluida la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, del inglés Convention on the Elimination of All Forms of Discrimination against Women).

Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni están apelando sus sentencias. Tienen 30 días para hacerlo a partir de que se haya dictado sentencia.

Qué puede hacer: 

>> ¡TOME MEDIDAS!

Por favor, únase a Igualdad Ya apelando urgentemente a la anulación de las sentencias de prisión y de la prohibición para viajar de las activistas. Asimismo, pida a las autoridades saudíes que:

  • retiren inmediata e incondicionalmente todos los cargos contra ellas;
  • establezcan, en consulta con los defensores de derechos de la mujer, medidas concretas para proteger a las mujeres en riesgo de y sujetas a violencia doméstica;
  • terminen el sistema de tutela del hombre para eliminar la discriminación contra las mujeres y las niñas, incluido su acceso a la justicia, a la seguridad, a la educación y al empleo, y la capacidad de tomar sus propias decisiones; y
  • protejan y fomenten el derecho de los defensores de derechos humanos a defender de manera pacífica los derechos humanos.

Las cartas deben enviarse a:

His Majesty, King Abdullah bin Abdul Aziz Al Saud
Kingdom of Saudi Arabia
Fax: +966-1-491-2726

H.E. Dr. Muhammad bin Abdul El Karim Abdul Azziz El Issa
Minister of Justice
University Street, Riyadh 11137
Kingdom of Saudi Arabia
Fax: +966-1-401-1741

Prince Mohammed bin Naif bin Abulaziz
Minister of Interior
Fax: +966-1-1442-0057

Con copia a: La Comisión de Derechos Humanos, Fax: +966 1 461 2061, Email: info@hrc.gov.sa

Cartas: 

Su Majestad Rey Abdullah, Excelentísimo Ministro:

Le escribo sobre la condena, el 15 de junio de 2013, de dos activistas de derechos de la mujer, Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni, por el delito de la ley islámica Sharia de Takhbib, o incitación de una esposa a desafiar la autoridad de su esposo. Fueron acusadas por su apoyo a una mujer canadiense y a sus hijos; la víctima había sido presuntamente maltratada por su esposo saudí. Aunque fueron absueltas de la acusación de tratar de ayudar a escapar a la mujer y a sus hijos, Wajeha Al-Huwaider y Fawzia Al-Oyouni fueron condenadas por “apoyar a una esposa sin el conocimiento de su marido, socavando de este modo el matrimonio”. El Tribunal de Distrito en Al-Khobar en Arabia Saudí las sentenció a 10 meses de cárcel y les prohibió salir del país durante dos años después de cumplir su pena de prisión.

Las autoridades saudíes han castigado a los que tratan de proteger los derechos humanos, pero parece que no han hecho nada para investigar la violencia presuntamente perpetrada por el marido. Eso es profundamente inquietante y un incumplimiento de la legislación internacional. Significa que proteger su posición dominante y aparentemente violenta en la familia es más importante que garantizar la seguridad de su esposa.

Entiendo que las autoridades saudíes han repetido en reuniones internacionales que el sistema de tutela del hombre no está prescrito por ley. Sin embargo, esta condena parece sugerir lo contrario.

Por consiguiente, le insto a anular inmediatamente las sentencias injustificadas dadas a Wajeha Al-Hwaider y Fawzia Al-Qyouni retirando todos los cargos contra ellas y eliminando la prohibición de viajar. Le animo a que establezca, en consulta con los defensores de derechos de la mujer, medidas concretas para proteger a las mujeres en riesgo de y sujetas a violencia doméstica. Finalmente, le pido que proteja y fomente el derecho de los defensores de derechos humanos a defender de manera pacífica los derechos humanos.

Apelo respetuosamente a su persona para que ponga fin al sistema de tutela del hombre, que eliminaría la discriminación contra las mujeres y niñas y les permitiría alcanzar plenamente sus derechos humanos. Esto sería conforme con las normas internacionales, incluida la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer ratificada por Arabia Saudí.

Le agradezco su atención.

Atentamente,

Cc: La Comisión de Derechos Humanos email: info@hrc.gov.sa