Canadá: Refugiada de Arabia Saudita que escapa de la discriminación no es bienvenida en Canadá

Versión para impresora
Número de acción: 
2.1
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 Oct 1992

Una mujer de Arabia Saudita a quien el público conoce por el apodo de "Nada" llegó a Canadá el 5 de abril de 1991 buscando asilo como refugiada. "Nada" había sufrido discriminación sexual en su país. A pesar de la violencia a la que había sido objeto en Arabia Saudita por desafiar la discriminación ya institucionalizada, la solicitud de asilo ha sido negada por el gobierno canadiense. "Nada" está oculta y tiene orden de arresto, enfrentando además una inminente deportación a Arabia Saudita donde teme que será objeto de mayor violencia por su resistencia a vivir como ciudadana de segunda clase.

En Arabia Saudita la mujer no tiene acceso a iguales oportunidades que el hombre en cuanto a la educación y sólo se le permite trabajar en determinadas profesiones aceptadas por el gobierno. A pesar de que a "Nada" le interesaban los deportes y la educación física, después de terminar la escuela secondaria en 1986, se inscribió en la universidad para estudiar enfermería, que es una de las pocas profesiones abiertas a la mujer en Arabia Saudita. Sin embargo, un mes después dejó sus estudios de enfermería alegando que tanto ella como sus compañeras eran maltratadas por las autoridades de la escuela, quienes le habían ordenado que no usara cosméticos ni perfumes. Encontró entonces trabajo como recepcionista en una clínica donde sufrió diariamente acoso sexual, que incluía llamadas telefónicas obscenas, peticiones de "favores" sexuales y otros ataques de índole sexual más graves, de palabra y de hecho.

Debido a su vocación por la independencia y la igualdad "Nada" fue perseguida en Arabia Saudita, ridiculizada casi constantemente, amenazada y atacada violentamente. En Arabia Saudita la mujer está sujeta a códigos de vestimenta estrictamente controlados que determinan que siempre debe cubrir su cabeza, rostro y cuerpo en público. La mujer debe estar acompañada en público por un hombre o muchacho de su hogar. "Nada" se rehusó a utilizar el velo con que las mujeres se cubren el rostro y frecuentemente caminaba sola por las calles de su pueblo. Como respuesta los hombres la escarnecían, le escupían y le arrojaban piedras. En varias oportunidades fue asediada por los Mutawwi'in, las autoridades religiosas que patrullan las calles llevando cachiporras con las que golpean a las mujeres que ellos juzgan no se comportan decorosamente en cuanto a su vestimenta o actitud. Estas autoridades se responsabilizan de llevar adelante las restricciones sociales sobre la mujer que se encuentran en el código fundamentalista islámico de conducta moral, asimismo, están habilitados para detener a los sospechosos. En una ocasión "Nada" fue rodeada por ellos y pudo escaparse al cubrirse con un velo y salir corriendo. A los Mutawwi'in se los conoce por amenazar a las mujeres con "inspeccionar su virginidad" si es que violan el código de vestimenta o si se las ve en público con hombres que no son sus padres, hermanos o maridos. Se sabe también que han llevado adelante esta amenaza.

La libertad de movimiento de la mujer está severamente restringida en Arabia Saudita y sólo se puede salir del país con el permiso del hombre mayor de la familia. Una vez que "Nada" decidió abandonar Arabia Saudita, le llevó tres años obtener un pasaporte y tuvo que salir del país en compañía de su hermano. El 5 de abril de 1991, en el aeropuerto de Mirabel, "Nada" solicitó asilo en Canadá como refugiada, sobre las bases de que en su país había sufrido discriminación sexual. De acuerdo a la Convención de las Naciones Unidas sobre la Situación de los Refugiados, de la cual Canadá es país signatario, un refugiado es toda persona que no quiere retornar a su país debido a un bien fundamentado temor a la persecución por razones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opinón política. En otros contextos los términos "opinión política" han sido interpretados ampliamente e incluyen activismo en pro de los derechos humanos. Su abogado también argumentó que las mujeres no religiosas constituyen en Arabia Saudita un "grupo social" sujeto a la discriminación. El artículo 33 de la Convención prohíbe que Canadá devuelva a un refugiado a su país si su vida o libertad se encuentran amenazadas.

El 24 de septiembre de 1991 la Junta Canadiense para la Inmigración y los Refugiados determinó que "Nada" no era refugiada de acuerdo a los términos de la Convención de la ONU. Al redactar esta decisión, el Comisionado Louis Dorion de la Junta para la Inmigración y los Refugiados sugirió que "Nada" "haría bien en cumplir con las leyes de aplicación general que critica...o en demostrar consideración hacia los sentimientos de su padre quien, tanto como todos los miembros de su extensa familia, se opinía al liberalismo de su hija..." Las leyes en cuestión son discriminatorias hacia la mujer y por lo tanto no responden a la Declaración Universal de Derechos Humanos ni a la Convención de la ONU sobre la Eliminación de Todas Formas de Discriminación contra la Mujer, bajo la cual Canadá está obligado a condenar la discriminación contra la mujer en todas sus formas y a tratar por todos los medios de eliminar dicha discriminación. El Estatuto Canadiense de Derechos y Libertades también prohíbe la discriminación contra la mujer.

La solicitud de "Nada" de apelar a la Junta para la Inmigración y los Refugiados fue negada sin explicaciones y "Nada" está actualmente bajo orden de expulsión, la cual resultaría en su deportación hacia Arabia Saudita. Actualmente se encuentra oculta y existe orden de arresto contra ella. A menos que intervenga el Ministro canadiense de Trabajo e Inmigración, Bernard Valcour, "Nada" será enviada a Arabia Saudita contra su voluntad. Un funcionario del ministerio ha comunicado al abogado de "Nada" que no existen razones humanitarias o de compasión en su caso, que no hay evidencias de persecución en Arabia Saudita y que el gobierno de Canadá no quiere criticar al gobierno de Arabia Saudita.

En una declaración a la Junta para la Inmigración y los Refugiados "Nada" escribió: "Siento la derrota y que estoy atrapada en una situación similar a la muerte. Por qué no puedo recuperar mi dignidad y mi integridad personal como mujer y como ser humano en algún otro lugar donde ello sea posible?"

Qué puede hacer: 

 Por favor escriba y/o llame al Ministro canadience de Trabajo e Inmigración y solicítele que intervenga para evitar la deportación a Arabia Saudita y permitir que "Nada" permanezca en Canadá. Recuérdele que Canadá se considera a sí mismo como país líder en cuanto a la promoción de la igualdad sexual y que la deportación de "Nada" y los comentarios del Comisionado Louis Doirion sobre su decisión son incoherentes con las obligaciones canadienses bajo la legislación internacional y con el espíritu de igualdad sexual reverenciado en el Estatuto canadiense por los derechos humanos. También pude contactar a la embajada de Canadá en su país y comunicarle sus sentimientos sobre este caso. Por favor también contacte a los diarios locales y solicíteles que publiciten el pedido de "Nada." La correspondencia, faxes y llamadas telefónicas deben dirigirse a:

The Honorable Bernard Valcourt
Minister of Employment and Immigration
140 Promenade du Portage, Phase IV, 14th Floor
Hull, Québec, K1A 0J9
Canada
Teléfono: 819-994-2482
Fax: 819-994-0448