Marruecos: Fin de la exención legal para los violadores que contraigan matrimonio con sus víctimas

Versión para impresoraSend to friend
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
28 Mar 2012
Fecha de actualización: 
4 Dic 2012
ACTUALIZACIÓN: 

ACTUALIZACIÓN 20 DE MARZO DE 2013: En febrero de 2013, el Ministerio de Justicia y Libertades marroquí aprobó las enmiendas al Código Penal, que supuestamente refuerzan las penas de los delitos de violencia sexual. Estos cambios incluyen la revisión del artículo 475, que hasta ahora eximía de cualquier castigo a los violadores que contrajeran matrimonio con su víctima menor de edad. También se ha propuesto modificar la ley de estado civil para eliminar los artículos que permitían al juez aprobar el matrimonio precoz por debajo de la edad mínima legal. El debate parlamentario de estas revisiones ha sido aplazado hasta la primavera. A pesar de que las agrupaciones de mujeres en Marruecos han recibido con satisfacción las enmiendas propuestas, exigen una revisión completa del Código Penal para revocar las disposiciones que discriminan contra la mujer y proteger debidamente a las mujeres frente a la violencia y la discriminación. Publicaremos una actualización completa según avance el proceso, incluyendo las medidas que se pueden tomar para apoyar su trabajo.


ACTUALIZACIÓN 4 DE DICIEMBRE DE 2012: A pesar de las medidas tomadas por nuestros miembros y socios sobre el terreno, incluidas las protestas y la cobertura de los medios, el sistema jurídico marroquí todavía sanciona la exoneración de los violadores que contraigan matrimonio con sus víctimas. Por favor, mantenga la presión y inste al Gobierno de Marruecos a que ponga fin a la exención legal para los violadores que se casan con sus víctimas y que garantice que la prohibición del matrimonio infantil se cumple.


Safae, una joven de 15 años de Tánger (Marruecos), fue violada en enero de 2011 cuando tenía 14 años. Como consecuencia de esa violación, Safae quedó embarazada. A pesar de que ella y su madre presentaron una denuncia, según los últimos informes fueron presionadas para retirar los cargos por parte del fiscal y el juez. Cuando sus padres no estaban presentes, el juez además obligó presuntamente a Safae a contraer matrimonio con su violador para salvar su “honor”. De este modo, la ley eximía al violador de cualquier castigo penal.

>> ¡TOME MEDIDAS!

Safae dio a luz una niña en septiembre de 2011, pero su violador desapareció y tanto la madre como la hija no reciben ayuda alguna por su parte. Además, como en el certificado de nacimiento no consta el nombre del padre, el violador de Safae permanece en el anonimato con su “honor” intacto, mientras que Safae ha caído en una profunda depresión y ha intentado suicidarse dos veces.

Como ocurriera en el caso anterior de Amina Filali, una chica de 16 años que se suicidó tras ser obligada a casarse con su violador, estas situaciones ponen de relieve las dificultades que deben afrontar las chicas marroquíes para que se haga justicia en los casos de violencia sexual. Union de L'Action Féminine, un grupo marroquí de defensa de los derechos de la mujer, y otras organizaciones de la sociedad civil continúan exigiendo la revocación del artículo 475, que se describe más abajo con detalle, así como la de otras leyes que permiten a los jueces autorizar a su discreción el matrimonio de niñas que no alcanzan la edad mínima legal de 18 años para contraer matrimonio, incluso en casos de violencia sexual. La Marche Des Femmes Libres organiza manifestaciones por todo el país para exigir que los violadores no sean absueltos de sus delitos. Es preciso actuar urgentemente para diseñar mecanismos de protección infantil, por ejemplo mediante la formación de los jueces, para que estos no puedan obligar ni obliguen a las niñas a casarse con sus violadores.

QUÉ PUEDE HACER

Siga apelando al gobierno marroquí a tomar las siguientes medidas:

  • La revocación del artículo 475 del Código Penal marroquí y la garantía de que mujeres y niñas serán protegidas frente a la violencia y tendrán acceso a la justicia;
  • La aplicación de la prohibición del matrimonio infantil y la actuación necesaria para impedir que los jueces dejen de coaccionar a las niñas para que se casen con sus violadores en los casos de agresión sexual;
  • La adopción urgente de medidas de protección infantil y formación de los miembros de la judicatura;
  • El cumplimiento de las obligaciones internacionales que Marruecos asumió en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, así como su propia Constitución.


Ayúdenos a difundir esta campaña compartiendo esta Acción con sus amigos.

>> ¡TOME MEDIDAS!

El 11 de marzo de 2012, Amina Filali, de 16 años de edad, se suicidó ingiriendo matarratas después de haber sido obligada a casarse con su violador. Ni Amina ni su violador querían casarse, pero los mandatarios judiciales, entre ellos el fiscal, sugirieron el matrimonio cuando la víctima y su familia denunciaron la violación. El artículo 475 del Código Penal de Marruecos exime de responsabilidad legal al “secuestrador” de una menor si contrae matrimonio con ella. Culturalmente, el estigma de haber sido violada es a menudo insoportable tanto para las victimas de la violación como para sus padres, y muchas de ellas aceptan a regañadientes el matrimonio. Los informes demuestran que, tras su boda, Amina recibió también maltratos físicos por parte de su marido. Ante la única probabilidad de ser víctima de otras violaciones y maltratos en el futuro, Amina tomó la decisión de suicidarse. Union de L'Action Feminine, un grupo marroquí de defensa de los derechos de la mujer, y otras organizaciones de la sociedad civil, llevan luchando en vano desde hace muchos años a favor de la revocación del artículo 475. La muerte de Amina, sin embargo, conmocionó a gran parte del país, lo que podría desembocar en un mayor apoyo para el cambio de la ley.

>> ¡TOME MEDIDAS!

Según el Preámbulo de la Constitución de Marruecos, Marruecos intenta prohibir y combatir todas las formas de discriminación, incluida la discriminación por razones de sexo. En el Artículo 6 existe una disposición general que exhorta a las autoridades públicas a crear las condiciones necesarias para la igualdad entre hombres y mujeres, y los cambios realizados en la ley familiar de Marruecos han sido anunciados como un importante paso hacia delante en la defensa de la igualdad de la mujer en el contexto familiar. No obstante, el caso de Amina pone de relieve la constante vulnerabilidad de las mujeres y de las muchachas ante la discriminación social y legal, así como el importante desafío de la posibilidad de acceder a la justicia en caso de abusos. Tal como se ha demostrado en este caso, los jueces pueden autorizar el matrimonio de menores en virtud de la legislación marroquí, e ignorar absolutamente los derechos de la menor y su vulnerabilidad ante los abusos. Exigir a una mujer o a una muchacha que se case con su violador significa la absolución de la violencia y la continuación de los abusos. Constituye también un símbolo público de que el autor, si es detenido, puede quedar impune. En este caso, contento sin duda por quedar impune, pero infeliz por haberse casado con su víctima, el autor siguió mostrando su violencia contra Amina hasta que ésta no pudo más.

Marruecos ratificó en 1993 la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés). El artículo 16(b) de la CEDAW exhorta a todos los Estados Partes que adopten todas las medidas necesarias para garantizar, entre hombres y mujeres, “el mismo derecho para elegir libremente cónyuge y contraer matrimonio sólo por su libre albedrío y su pleno consentimiento.”  Asimismo, el artículo 16(2) declara, “No tendrán ningún efecto jurídico los esponsales y el matrimonio de niños…” En su recomendación general nº 19 sobre la violencia contra la mujer, el Comité de la CEDAW, que examina el cumplimiento de dicha Convención por parte de los gobiernos, menciona específicamente el matrimonio forzado y la violación y declara que, “el efecto de dicha violencia en la integridad física y mental de la mujer es oponerse a la igualdad en el disfrute, el ejercicio y el conocimiento de los derechos humanos y de las libertades fundamentales.”   En su examen de Marruecos del año 2008, el Comité de la CEDAW instó a Marruecos a “enmendar, sin demora, el Código Penal para garantizar que… los procesos penales contra los violadores no terminen por el hecho de casarse con sus víctimas.”

Según el artículo 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR, por sus siglas en inglés) ratificado por Marruecos, “el matrimonio no podrá celebrarse sin el libre y pleno consentimiento de los contrayentes.”  El Comité de Derechos Humanos, en su observación general nº 28 sobre la igualdad entre hombres y mujeres, identificó el derecho de la mujer a contraer matrimonio únicamente en virtud de su libre y pleno consentimiento como un elemento del derecho a la igualdad de la mujer.

Varios países, como Costa Rica, Etiopía, Guatemala, Perú y Uruguay, con una ley parecida a la de Marruecos que exonera al violador de la responsabilidad penal a través del matrimonio, las han enmendado en los últimos años. Etiopía, por ejemplo, revocó su ley en el 2005 como consecuencia de la campaña emprendida por Igualdad Ya sobre esta cuestión y el apoyo de la Asociación de Mujeres Abogadas de Etiopía. Está previsto que muy pronto el Congreso Nacional argentino revoque una ley muy parecida existente en Argentina, el artículo 132 del Código Penal, puesto de relieve en el informe de Igualdad Ya, Palabras y Hechos -  Haciendo a los Gobiernos Responsables en el Proceso de Evaluación de Beijing+15. Marruecos debería hacer lo mismo y servir de ejemplo para otros países de la región como Egipto, Jordania, Líbano, Palestina y Siria, que poseen unas leyes parecidas. 

Qué puede hacer: 

Rogamos inste a las autoridades del gobierno marroquí indicadas a continuación la revocación con carácter urgente del artículo 475 del Código Penal marroquí. Exprese la urgente necesidad, tras la muerte de Amina Filali, de evitar futuras muertes y violaciones de los derechos de la mujer así como de garantizar su protección y su acceso a la justicia. Ínsteles a cumplir los compromisos legales internacionales de Marruecos previstos en la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como en su propia Constitución.  >> ¡TOME MEDIDAS!

 
Las cartas deben ir dirigidas a:

Ministerio de Justicia y Libertades
Excmo. Sr. Mustafa Ramid
Ministro de Justicia y Libertades
Fax: +212 5-37-26-31-03
Correo electrónico: krtmed@gmail.com

Ministerio de la Solidaridad, de la Mujer, de la Familia y de Desarrollo Social
Excma. Sra. Bassima Hakkaoui
Ministra de la Solidaridad, de la Mujer, de la Familia y de Desarrollo Social
Fax: +212 5-37-67-19-17
Correo electrónico: a.elouadi@social.gov.ma

Cámara de Diputados
Excmo. Sr. Karim Ghelleb
Presidente de la Cámara de Diputados
Fax: + 212 5-37-67-77-26
Correo electrónico: kghelleb@parlement.ma , parlement@parlement.ma
 

Cartas: 

Estimado Ministro/Presidente de la Cámara:

Tras las informaciones aparecidas recientemente acerca de Safae, una joven de 14 años de Tánger que fue presuntamente obligada por un juez a casarse con su violador para salvar su “honor”, le ruego que haga lo que esté en sus manos para revocar el artículo 475 del Código Penal marroquí, que exime a los violadores de todo castigo si contraen matrimonio con la víctima. Asimismo, le pido que haga valer la prohibición del matrimonio infantil y tome las medidas necesarias para impedir que los jueces sigan coaccionando a las niñas para que se casen en estos casos. Con todos mis respetos, animo a su gobierno a que haga todo lo posible para garantizar la protección de las niñas y las mujeres frente a la violencia y la discriminación, así como para que tengan acceso a la justicia cuando sufran abusos.

Países que contaban con leyes discriminatorias como el artículo 475, entre otros Costa Rica, Etiopía, Guatemala, Perú o Uruguay, han modificado estas disposiciones en los últimos años. En Argentina, el Congreso Nacional modificó el artículo 132 del Código Penal, muy parecido. Si Marruecos hiciera lo mismo, sería todo un ejemplo para otros países de la región.

La revocación del artículo 475 y la aplicación de la prohibición del matrimonio infantil respetarían la Constitución de Marruecos y serían coherentes con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Le ruego además que adopten urgentemente medidas para proteger a las niñas y formar a los magistrados, de manera que los jueces dejen de obligar a las niñas a casarse con sus violadores. 

Gracias por su atención.

Atentamente,