Palabras y Acciones: Haciendo a los Gobiernos responsables en el proceso de evaluación de Beijing +15

Versión para impresora
Número de acción: 
16.10
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 Feb 2010

Hace más de sesenta años, los países que adoptaron la Declaración Universal de Derechos Humanos proclamaron que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Este derecho fundamental se ha hecho eco durante décadas en conferencias, tratados y declaraciones. En 1995, en la Plataforma de Acción adoptada en Beijing, 189 gobiernos acordaron que las leyes que discriminan contra las mujeres atentan contra la igualdad y se comprometieron a “revocar cualesquiera leyes restantes que discriminen por motivos de sexo”. Sin embargo, la desigualdad, incluso en su forma más patente, no ha sido vencida. Si bien la discriminación contra la mujer persiste en todo el mundo en muchas formas, las leyes que discriminan explícitamente contra las mujeres demuestran un respaldo de parte del Estado a la discriminación, lo cual simboliza la clara falta de respeto de los gobiernos por el derecho fundamental de las mujeres a la igualdad y un reconocimiento oficial de las mujeres como personas de menor valor. En 1999, Igualdad Ya publicó una muestra representativa de leyes explícitamente discriminatorias procedentes de 45 países en nuestro informe, Palabras y acciones: Haciendo a los Gobiernos responsables en el proceso de evaluación de Beijing +5 (informe Beijing +5). Entre las leyes que éste destacó, figuraban las que discriminaban a la mujer con respecto a la situación personal (el sufragio, la ciudadanía, las pruebas, los viajes, la prostitución), la situación económica (la herencia, la propiedad, el empleo) y el estado civil (el matrimonio, el divorcio, la poligamia, la obediencia de la esposa) y a abordar la violencia contra las mujeres (la violación, la violencia doméstica, los asesinatos por honor, las sanciones del estado). En 2000, la Asamblea General estableció una fecha límite de 2005 para la revocación de las leyes discriminatorias en base al género. Este objetivo estaba lejos de cumplirse. En 2004, Igualdad Ya actualizó su informe (informe Beijing +10 [PDF, 447 K]), poniendo de relieve otras leyes que discriminaban sobre la base del sexo. Ha habido algunos progresos en la eliminación de la discriminación legal contra las mujeres. Igualdad Ya se complace en informar que más de la mitad de un total de 52 países destacados en los dos informes anteriores han derogado o modificado en parte o del todo las leyes discriminatorias señaladas. Entre estos países se encuentran: Países Disposición legal derogada o modificada desde el año 2000 Argelia Obediencia obligatoria de la mujer Bahamas Falta de derechos de herencia de la mujer a menos que no hubiera herederos varones Bangladesh La mujer no podía transmitir la ciudadanía a sus hijos Colombia, México, Rumania, Turquía Edades mínimas diferentes para el matrimonio de niños y niñas Costa Rica, Etiopía, Guatemala, Perú, Uruguay Violador exento de pena si se casaba con su víctima Francia Prohibido a la mujer trabajar de noche Haití, Jordania, Marruecos Exención de pena para los hombres que asesinaban a sus esposas o parientes femeninas en determinadas circunstancias India, Malasia, Papua-Nueva Guinea, Serbia y Montenegro, Tonga La violación conyugal permitida Kuwait La mujer no tenía el derecho de voto Lesotho La propiedad no se podía asentar en el registro a nombre de la mujer casada por régimen de bienes gananciales Letonia La mujer prohibida de trabajar horas extraordinarias y viajar por cuestiones de trabajo durante el embarazo y un año después del parto México La mujer prohibida a volver a casarse por un tiempo determinado después del divorcio o la viudez Nepal Restricciones sobre los derechos de propiedad de la mujer Pakistán Normas discriminatorias para las pruebas aplicadas a la demostración de violación bajo la Ordenanza Zina Polonia La mujer limitada en la transmisión de su apellido a sus hijos República de Corea, Turquía El hombre designado como jefe de la familia Suiza La mujer no permitida llevar a cabo determinadas funciones en el ejército Venezuela La mujer tenía prohibida transmitir la nacionalidad a su marido Las medidas adoptadas por miembros de nuestra Red de Acción Mujeres han tenido un papel fundamental en alentar a los gobiernos a cumplir sus compromisos y llevar a cabo estas reformas. Sin embargo, muchas leyes que se destacaron en los informes Beijing +5 y Beijing +10 (y muchas más) siguen en vigor. Además, como lo demostró recientemente en Afganistán la Ley Shia sobre el Estatuto Personal de 2009 que, entre otras cosas, hace que el marido sea la cabeza del hogar y restringe los movimientos de la mujer, se siguen adoptando nuevas leyes discriminatorias. En 2010, Igualdad Ya ha actualizado su informe (informe Beijing +15). Desde 2006, dos estudios y un informe, publicados por las Naciones Unidas, recomendaron que se tomaran medidas urgentes para abolir todas las leyes discriminatorias sobre la base del género. Éstos llegaron a la conclusión de que un mecanismo especial dentro del sistema de las Naciones Unidas sobre la cuestión de la discriminación jurídica bien podría proporcionar el impulso necesario para lograr un cambio real en este ámbito. Se celebrarán nuevos debates en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en septiembre de 2010. Igualdad Ya está de acuerdo en que ese mecanismo sería el impulso para revisar y modificar las leyes discriminatorias. Sin buenas leyes las mujeres no tienen un recurso formal a la hora de proteger y promover sus derechos y no pueden participar plenamente en la sociedad. Aunque no es una panacea para lograr la igualdad en todas las esferas de la vida, por lo menos tener la igualdad jurídica da a las mujeres una igualdad de condiciones desde donde desarrollar sus capacidades y realizar sus sueños y esperanzas, lo cual afecta positivamente el desarrollo de la sociedad en general. Quince años después de los compromisos explícitos para poner fin a la discriminación jurídica, por fin ha llegado la hora de convertir las palabras en acción y derogar todas las leyes que discriminen por razón de sexo. Acciones recomendadas Por favor firme nuestra petición, dirigida a los jefes de Estado indicados en nuestro informe Beijing +15, e ínsteles a garantizar que las leyes mencionadas, y cualquier otra ley discriminatoria en vigor, sean derogadas o modificadas con carácter de urgencia. Pida por favor a su propio gobierno llevar a cabo, en colaboración con grupos consagrados a la mujer, un examen exhaustivo de las leyes existentes para identificar y modificar cualquiera que siga discriminando a la mujer, así como aquellas que tengan un efecto discriminatorio sobre las mujeres. Pídales finalizar todos los exámenes y la aplicación de todas las modificaciones legales y políticas necesarias tan pronto como sea posible. Las apelaciones deben ser dirigidas a su ministro de Justicia o fiscal general, así como a su presidente o primer ministro. Por favor también inste al Ministerio de Relaciones Exteriores de su gobierno a que apoye la creación por parte del Consejo de Derechos Humanos de un mecanismo especial sobre la igualdad de la mujer ante la ley para acelerar el ritmo de las reformas legales en todo el mundo. Comparta esta Actualización y sus preocupaciones con los medios de comunicación y el público para obtener su apoyo en la campaña a fin de responsabilizar a los gobiernos de las promesas que hicieron en Beijing. Por favor, haga saber a Igualdad Ya sobre cualquier ley discriminatoria en su país y las medidas para cambiarla.