Nepal: Encarcelamiento por aborto-El caso de Lok Maya Adhikari

Versión para impresoraSend to friend
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 Jun 1996

Lok Maya Adhikari

Lok Maya Adhikari, una campesina de 38 años de edad de Bhadrapur, Nepal, está en la cárcel desde junio de 1995 y seguirá ahí hasta que cumpla un año de sentencia por haberse hecho un aborto. Lok Maya, quien se casó a los 15 años y quedó viuda a los 32, tiene cinco hijos, de los cuales el menor tiene seis años de edad. Sus hijos, dos varones y tres hembras, han sido enviados a vivir con un tío mientras que su madre cumple la sentencia. De acuerdo a la declaración hecha ante la corte del distrito de Jhapa el 2 de julio de 1995, un amigo de la familia había dejado embarazada a Lok Maya. Cuando ella le dijo que estaba embarazada, él le aconsejó que se hiciera un aborto y la llevó a una partera tradicional a que le suministrara una raíz que le iba a producir contracciones uterinas. Lok Maya se puso la raíz en la vagina, lo que, después de producirle dolor, la hizo abortar. Dos días después, el 27 de junio de 1995, Lok Maya fue arrestada y como no pudo pagar la fianza, se le dejó en la cárcel. El 31 de marzo de 1996, se le sentenció a un año de encarcelamiento. Deberá ser puesta en libertad el 27 de junio de 1996. En diciembre, el presunto responsable de su embarazo, Bhim Prashad Poudel, también fue arrestado. En una declaración hecha ante la corte el 6 de diciembre de 1995, él negó ser responsable del embarazo o el aborto. La corte dictaminó que no era culpable y se le dejó en libertad.

En Nepal, cualquier acto que lleve a un aborto es castigable con la cárcel. Las leyes en contra del aborto, las cuales pertenecen a la categoría "homicidio", no permiten las excepciones, aun en los casos en que la salud o la vida de la madre peligra, o cuando el embarazo es el producto de una violación o el incesto. La pena para las mujeres que se hacen abortos o aquellos que llevan a cabo los abortos, oscilan entre los tres meses a los tres años de cárcel. A causa de las leyes en contra del aborto, cientos de mujeres han estado en la cárcel. Miles de mujeres sufren anualmente las extremadamente peligrosas condiciones que caracterizan hacerse un aborto a escondidas, lo cual incluye métodos como ingerir sustancias químicas y hierbas medicinales, e introducirse sustancias foráneas en la matriz, como mercurio, trozos punzantes de vidrio, o palos envueltos en hierbas o boñiga. Cualquier mujer de Nepal que se haga un aborto no solo está en peligro de ser encarcelada sino que también puede quedar estéril, sufrir un padecimiento crónico o hasta morirse a causa de la falta de supervisión e higiene que caracteriza las condiciones en las que se llevan a cabo los abortos. La alta tasa de mortalidad maternal de Nepal, la cual de acuerdo a los cálculos del gobierno asciende a 850 muertes por cada 100.000 casos, la tasa más alta de los países del sur de Asia, se debe en gran parte a complicaciones relacionadas a los abortos. Estudios recientes indican que más de la mitad de las muertes maternas en los cinco hospitales más grandes de Kathmandú se deben a complicaciones relacionadas a los abortos. A nivel mundial, Nepal es uno de los pocos países donde la esperanza de vida de una mujer es menor a la de un hombre.

Al igual que en otros países, en Nepal las leyes en contra del aborto perjudican más que todo a las mujeres de bajos recursos económicos. Estas son, prácticamente, las únicas mujeres a quienes se enjuicia por haber cometido un acto criminal, además de ser las más vulnerables a los riesgos a la salud en casos de aborto que se suscitan en ambientes donde falta la presencia médica. Por el contrario, las mujeres que gozan de recursos económicos más elevados, pueden hacerse fácilmente, a manos de doctores en clínicas privadas de la ciudad y a cambio de cuotas inflacionadas por la ilegalidad de la práctica, abortos en los que, aunque sean clandestinos, no se corre peligro. Ni a estas mujeres ni a los doctores se les enjuicia, a pesar de que se sabe que en esas clínicas se llevan a cabo abortos.

Con el fin de enmendar la ley en contra del aborto, el 20 de marzo de 1994 se presentó ante la Sexta Sesión del Parlamento el Proyecto de Ley 2050. La enmienda haría legal el aborto durante el primer trimestre del embarazo, si hay consentimiento del marido, y en el caso de una mujer soltera, si hay consentimiento de los padres. Cuando el embarazo se debe a una violación o al incesto, el aborto se permite en el primer y el segundo trimestres, sin que se requiera consentimiento del marido o de los padres durante el primer trimestre. Se permite el aborto en cualquier momento del embarazo, si la vida de la madre está en peligro y si su salud física o mental están en peligro, o si el feto es deforme, siempre y cuando lo haya recomendado un médico autorizado.

El 11 de julio se anuló el Parlamento a causa de una crisis política antes de que se tomara una resolución en cuanto al Proyecto de ley 2050. Un gobierno nuevo se estableció el 11 de setiembre de 1995. El proyecto de ley está en trámite ante el Comité de Asuntos Extranjeros y Derechos Humanos del Parlamento. La próxima sesión del Parlamento está prevista a empezar el 26 de junio de 1996, sin embargo, el proyecto de ley no se tomará en cuenta a menos que el Comité lo proponga. Igualdad Ya felicita y apoya la iniciativa en Nepal para que las mujeres puedan tener abortos sin peligro y legales. Sin embargo, las provisiones estipuladas por el proyecto de ley, que hacen que sea necesario el consentimiento del marido o los padres, restringen el derecho de la mujer embarazada a que tome sus propias decisiones reproductivas y, efectivamente, transfiere ese derecho del estado a los maridos y los padres.

 

Qué puede hacer: 

Favor de escribir al Presidente del Comité de Asuntos Extranjeros y Derechos Humanos, y a los otros oficiales gubernamentales que aparecen a continuación. Exprese preocupación ante leyes en contra del aborto que hacen que haya una mortalidad materna tan alta en Nepal, y note que muchas muertes se pueden evitar si el aborto legal y sin peligro fuera asequible. Mencione la Cuarta Conferencia Mundial Sobre la Mujer de las Naciones Unidas, llevada a cabo en Beijing el año pasado, la cual urgió a los gobiernos en su Plataforma de Acción a "ocuparse de los efectos que en la salud tienen los abortos realizados en condiciones no adecuadas como un importante problema de salud pública" y "considerar la posibilidad de revisar las leyes que prevén medidas punitivas contra las mujeres que han tenido abortos ilegales". Mencione el caso de Lok Maya Adhikari y pregunte si es sabio y justo tratar a una persona que está en tales circunstancias, una viuda, madre de cinco hijos, como si fuera una criminal que violó la ley y a quien se le debe encarcelar. Felicite la inciativa reciente de enmendar la ley en contra del aborto, que propone proveer a las mujeres con abortos legales y libres de peligro, pero exprese preocupación ante las provisiones que requieren el consentimiento del marido o los padres. Urja a que tales provisiones sean eliminadas del proyecto de ley y que, con el propósito de salvar vidas, el proyecto se convierta en ley tan pronto sea posible. Las cartas deben ser enviadas a:

 

Hon. Jaya Prakash Anand
Presidente
Comité de Asuntos Extranjeros y Derechos Humanos
Parlamento
Singh Darbar
Kathmandú, Nepal

Mr. Surya Kiran Gurung
Secretario
Parlamento
Singh Darbar
Kathmandú, Nepal

Mr. Suresh Man Shresh
Secretario
Ministerio de la Ley
Babar Mahal
Kathmandú, Nepal

Ms. Ptrabha Basnet
Secretaria
Ministerio de Mujeres y Beneficio Social
Edificio de Beneficio Social
Lainchaur
Kathmandú, Nepal