Bosnia-Herzegovina: Violación, desplazamiento involuntario, genocidio

Versión para impresoraSend to friend
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 Ago 1995

El 11 de julio de 1995, la población de Srebrenica fue arrasada y capturada por las fuerzas serbobosnias. El verano de 1993, la Organización de las Naciones Unidas había declarado a Srebrenica "zona de seguridad" y las fuerzas pacificadoras de las Naciones Unidas, o cascos azules, estaban estacionadas en Srebrenica cuando ésta cayó en manos de los serbobosnios. Atrocidades numerosas fueron reportadas por los refugiados que huían, en su mayoría mujeres, niños y ancianos, quienes fueron inicialmente a Potocari, donde los cascos azules los condujeron hasta los edificios de unas fábricas para que pasaran la noche y les aseguraron que no pasarían peligro. Entre las atrocidades reportadas hay casos de violación a manos de las fuerzas serbobosnias. Sevda Porobic, una refugiada de 32 años de edad que fue entrevistada por el New York Times, contó haberse sentado en la fábrica Cinkara de Potocari, cerca de dos niñas a quienes conocía bien, Mina Smailovic de 12 años de edad, y su prima, Fata Smailovic, de 14 años de edad. Tres soldados serbobosnios entraron en la fábrica a medianoche el martes 11 de julio y raptaron a las dos niñas y a otra mujer, Nizama Oric, de 23 años de edad. Las tres regresaron varias horas después, amoratadas, sangrando y llorando. Mina dijo: "Ya no somos niñas. Nuestras vidas se han acabado." En la madrugada, soldados serbobosnios irrumpieron en la fábrica, en busca de niños y hombres adultos. Durante el caos, Fata se escapó y, con ayuda de la bufanda que llevaba atada a su cuello, se ahorcó.

Empezando en agosto de 1992, Igualdad Ya hizo un llamado advirtiendo acerca del uso sistemático de violaciones por los serbobosnios, como parte de su política de "depuración étnica" genocida en contra de civiles musulmanes bosnios. En febrero y junio de 1993, y una vez más en abril de 1994, Igualdad Ya emitió llamados urgentes, pidiéndole a las Naciones Unidas que tomara acción inmediata y efectiva para parar las violaciones, los asesinatos y otras atrocidades. En mayo de 1993, cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estableció al Tribunal Penal Internacional para juzgar a aquellos que son responsables de crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia, Igualdad Ya pidió el rápido procesamiento de Radovan Karadzic y otros criminales de guerra responsables de violaciones, asesinatos y "depuración étnica" de civiles inocentes en la antigua Yugoslavia. Igualdad Ya, a través del afiche que viene en el reverso de esta hoja, ha tratado de recalcar que estas atrocidades se han cometido siguiendo órdenes y que hay individuos tales como Radovan Karadzic, el líder de los serbobosnios, que son directamente responsables de éstas.

El 25 de julio de 1995 el Tribunal Penal Internacional de las Naciones Unidas acusó formalmente tanto a Radovan Karadzic como a Ratko Mladic, general del ejército serbobosnio, con los cargos de genocidio y crímenes en contra de la humanidad. La acusación formal incluye en una lista de actos y omisiones atribuidas a Karadzic y Mladic, "asesinatos, violaciones y asaltos sexuales, torturas, golpizas, robos, al igual que otras formas de abuso mental y físico" cometidos contra prisioneros musulmanes bosnios y croatas. La acusación además específica que: "En muchos casos, mujeres y niñas que fueron detenidas, fueron violadas en los campos o fueron sacadas de los centros de detención y violadas o abusadas sexualmente en otras localidades". La acusación formal contra Radovan Karadzic y Ratko Mladic es una señal de esperanza de que la autoridad de la ley puede prevalecer ante la política y de que se puede hacer rendir cuentas a quienes violan los derechos humanos. Sin embargo, para asegurarse que la acusación formal contra los líderes serbobosnios no se convierta en un gesto vano, Karadzic y Mladic deben ser arrestados cuanto antes y enjuiciados por los crímenes de los que se les acusa.

Qué puede hacer: 

Continúe usando el afiche que viene en el reverso de esta hoja para recalcar las continuas atrocidades que se llevan a cabo en Bosnia-Herzegovina--publíquelo en los periódicos locales, póngalo en carteleras, distribúyalo en eventos públicos. Envíe copias de los avisos o fotos del afiche, o el afiche mismo, a su presidente, primer ministro, legisladores y oficiales gubernamentales responsables de relaciones exteriores, y al Señor Boutros Boutros-Ghali, Secretario General de las Naciones Unidas, New York, New York 10017. Urja la acción inmediata y efectiva para que paren la violación genocida y los asesinatos en Bosnia-Herzegovina y pida la acción internacional para asegurar el pronto arresto y juicio de Radovan Karadzic, Ratko Mladic, y otros acusados por el Tribunal Penal Internacional de las Naciones Unidas para juzgar los crímenes de guerra cometidos en la antigua Yugoslavia.

SE BUSCA
RADOVAN KARADZIC
RADOVAN KARADZIC
POR
VIOLACION MASIVA Y ASESINATO
EN
BOSNIA-HERZEGOVINA