Afganistán: La paz y la seguridad minadas: señaladas en particular las mujeres dirigentes

Versión para impresora
Número de acción: 
21.6
ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso.
Fecha: 
1 Dic 2008

Malalai JoyaEl 21 de mayo de 2007, Malalai Joya, una mujer miembro del Parlamento y defensora de los derechos de la mujer, fue suspendida del Parlamento afgano por criticar a sus colegas parlamentarios que son caudillos y compararlos, en una entrevista televisiva, a algo peor que un establo de animales. Su suspensión fue en contra del reglamento de la Wolesi Jirga (Cámara Baja del Parlamento), que sólo admite una suspensión de un día o una suspensión de un número indeterminado más de días si lo solicita la Junta Administrativa y lo aprueba la Wolesi Jirga. Este procedimiento no se siguió. Además, se ha informado ampliamente de que Malalai Joya ha recibido amenazas de violación y asesinato de parte de sus colegas diputados, aunque hasta la fecha no se han tomado medidas contra ningún parlamentario por las amenazas dirigidas a Malalai.

Las mujeres en la vida pública se ven señaladas cada vez más por defender los derechos humanos y asumir un papel público en la sociedad de Afganistán, como la comandante Malalai Kakar, la policía más veterana de Afganistán, quien fue muerta a tiros fuera de su casa el 28 de septiembre de 2008. La comandante Kakar presidía el departamento de delitos contra la mujer en la ciudad de Kandahar y su acatamiento del imperio de la ley a fin de enfrentar la violencia contra la mujer dio lugar a amenazas diarias y a una serie de atentados contra su vida, antes de que ella fuera abatida de muerte. El 25 de septiembre de 2006 Safia Ama Jan, directora provincial en el sur de Afganistán del Ministerio de Asuntos de la Mujer, fue asesinada frente a la puerta principal de su casa en Kandahar. Al igual que Malalai Joya, Shukria Barakzai, una colega parlamentaria, ha sido objeto de amenazas de muerte. Su oficina ha sido atacada en varias ocasiones y se ha informado de que su nombre figura en una lista que también incluía el nombre de la comandante Kakar como objetivo de asesinato. En junio de 2007 dos mujeres periodistas fueron asesinadas y muchas otras recibieron amenazas de muerte.

Malalai Kakar (deceased)Las escuelas para las niñas se han visto cada vez más obligadas a cerrar después de ser atacadas. En noviembre de 2008 presuntos militantes talibanes utilizaron pistolas de agua para rociar de ácido a las docentes y las niñas que caminaban a la escuela en Kandahar. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que, hasta mediados de noviembre de 2008, se han producido 256 incidentes de violencia escolar que han resultado en alrededor de 58 muertes y 46 heridas.

Desde la caída de los talibanes en Afganistán, las mujeres han reclamado la igualdad de derechos y han destacado la necesidad de la seguridad humana. Sin embargo, quienes hacen valer estos derechos, como Malalai Joya, siguen siendo amenazadas, maltratadas e incluso asesinadas.

La campaña de Igualdad Ya para la restitución de Malalai Joya dio lugar a que parlamentarios de todas partes remitieran su caso a la Unión Interparlamentaria (UIP), la organización internacional de los parlamentos de estados soberanos en todo el mundo. La UIP se reunió inicialmente para discutir la suspensión de Malalai en octubre de 2007, cuando estimó admisible su caso. Se dio en abril de 2008 una resolución del Consejo Directivo de la UIP que afirmaba que la libertad de expresión es un principio fundamental de la democracia y que la suspensión del mandato parlamentario era una medida de gravedad extraordinaria que se ha de tomar en el cumplimiento estricto de la ley. La UIP sigue el caso de Malalai y su Comité sobre los Derechos Humanos de los Parlamentarios se reunió de nuevo el 11 de octubre de 2008 para presionar en favor de la restitución de Malalai. A la reunión también asistió una delegación de altos funcionarios afganos, entre ellos el vicepresidente de la Wolesi Jirga, Mirwas Yasini, quien reconoció que la suspensión de Malalai iba en contra de las normas parlamentarias y que no debía haber ocurrido. Esto refleja también las observaciones del señor Gul Padshan Majedi, presidente de la Comisión de Inmunidad y los Privilegios de los Diputados del Parlamento de Afganistán, de quien se informa haber declarado que la suspensión de Malalai Joya era ilegal. El vicepresidente también confirmó que no se habían tomado medidas contra ningún otro parlamentario por haber hecho observaciones despectivas contra Malalai o por haber llamado a que fuera violada y asesinada. Sostuvo que se haría todo lo posible para restablecer el mandato parlamentario de Malalai Joya antes de que finalizara el período de sesiones del Parlamento, es decir, a principios de diciembre de 2008. Hasta la fecha, sin embargo, Malalai no ha sido contactada por un representante del Parlamento para discutir su reincorporación y a su abogado se le ha impedido ir al Parlamento para hablar con el vicepresidente. La Unión Interparlamentaria ha hecho hincapié en que la suspensión durante toda una legislatura equivale a una revocación del mandato parlamentario y es completamente ilegal, sobre todo en un caso que consiste sólo en utilizar lenguaje insultante.

La misma Malalai llevó su caso al Tribunal Supremo para intentar impugnar su suspensión y asegurarse de que se cumpliera el procedimiento. Sin embargo, pasaron varios meses antes de que el Tribunal Supremo respondiera e incluso ahora no está claro si se ha emprendido alguna acción judicial seria para hacer frente a la suspensión de Malalai. El Parlamento aún no ha respondido a la documentación enviada por el Tribunal en la cual se solicitaba que el Parlamento designara a un representante para responder al caso de Malalai.

Afganistán ratificó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) en marzo de 2003 y aprobó una nueva Constitución en enero de 2004 que estipula la igualdad de derechos entre la mujer y el hombre ante la ley y protege la libertad de expresión. Sin embargo, en Afganistán a las mujeres se les sigue señalando para la violencia y se les niega la igualdad de derechos y la igualdad de protección ante la ley; y Malalai Joya sigue suspendida del Parlamento. La resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas reconoce el papel fundamental de la mujer en la promoción de la paz y la seguridad e insta a que se aumente la representación de las mujeres en la adopción de decisiones. Malalai Joya fue debidamente elegida al Parlamento y se ha expresado de manera coherente y valiente a favor de los derechos humanos, reconociendo que el respeto de los derechos humanos es fundamental para la paz y la seguridad. Su suspensión socava la democracia en Afganistán y es una violación de sus derechos, así como de los de aquellos que ella representa.

Qué puede hacer: 

Rogamos escriba a los representantes abajo indicados para que Malalai Joya sea readmitida y se lleve a cabo una profunda investigación sobre la forma en que se le ha impedido representar a sus electores y participar en los procedimientos parlamentarios. Recuérdeles las disposiciones de la Constitución afgana que garantizan la libertad de expresión y la igualdad de las mujeres. Insista en que se garantice el derecho de Malalai Joya y del resto de los parlamentarios a expresar pacíficamente sus opiniones y que se establezcan procedimientos para impedir la supresión de la libertad de expresión y la democracia. Inste a estos representantes a garantizar la seguridad personal de Malalai y de todos los que tratan de proteger y promover la plena igualdad de sus derechos en virtud de la Constitución.

President Hamid Karzai
Gul Khana Palace
Presidential Palace
Kabul, Afganistán
president@afghanistangov.org

Yunus Qanooni, Speaker of the House
Afghanistan National Assembly
Wolesi Jirga
Kabul, Afganistán

Acción Mujeres 21.1: Octubre 2001
Acción Mujeres 21.2: Abril 2002
Acción Mujeres 21.3: Diciembre 2004
Acción Mujeres 21.4: Diciembre 2006
Acción Mujeres 21.5: Octubre 2007