Detener la MGF en los Estados Unidos: apoyar la Ley de Protección de las Niñas