Exigimos al gobierno afgano que retire un proyecto de ley dirigido al control de los centros de acogida de mujeres