Trinidad y Tobago: La inminente ejecución de los defensores de una mujer abusada