Una legislación y políticas sólidas que defiendan los derechos humanos y la igualdad de género son la base del trabajo de Igualdad Ya para acabar con el tráfico y la explotación sexual. Abordando la raíz del problema, la demanda de relaciones sexuales remuneradas, podemos proteger a las niñas y mujeres. Sin demanda no hay oferta.

Trata de seres humanos: explotación de niñas y mujeres en el comercio sexual

La trata de personas para la explotación sexual es la actividad delictiva con un crecimiento más rápido en el mundo, donde niñas y mujeres constituyen el 98 % de sus víctimas. A pesar de que el derecho internacional y la legislación de 134 países tipifican como delito el tráfico sexual, sigue siendo legal y socialmente aceptable tratar a las mujeres y a las niñas como mercancía.

Muchos países cuentan con legislación que, bien penalizan completamente, bien despenalizan, o bien legalizan el comercio sexual de manera perjudicial: castigan a quienes son objeto de explotación o promueven abiertamente su explotación y conceden un entorno más seguro en el que operar a los traficantes, proxenetas y propietarios de prostíbulos, así como a los clientes de servicios sexuales.

Elementos del tráfico sexual

Acto: Contratación, transporte, traslado, ocultamiento o recepción de personas;

Medios: Amenaza o uso de la fuerza, coacción, fraude, engaño, abuso de poder o vulnerabilidad, o realizar pagos u ofrecer ventajas a una persona que controle a la víctima;

Objetivo: Prostitución de otras personas, explotación sexual, trabajos o servicios forzados o esclavitud.

- Desde el Protocolo de Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños de 2000, ratificado por 154 países.

 

Cómo trabaja Igualdad Ya para poner fin al tráfico sexual

«Necesita cambiarse la forma que tiene la sociedad de entender la trata de personas y la prostitución... Las mujeres son seres humanos, no mercancía que puede comprarse y venderse».
– Alma, Filipinas, superviviente, activista y cofundadora del Centro Buklod

Cada año innumerables niñas y mujeres son compradas y vendidas en el comercio sexual, es decir, prostitución, que a menudo es el destino final del tráfico sexual. Sin el comercio sexual, no existiría industria para la que traficar con niñas y mujeres, por lo que el esfuerzo para abordar el tráfico sexual debe centrarse en la prostitución.

Igualdad Ya insiste en leyes que aborden tanto a las personas que se benefician de esta actividad delictiva (traficantes de sexo, propietarios de prostíbulos, operadores de turismo sexual y proxenetas) como a aquellos que la impulsan y la mantienen con su demanda: los compradores. Responsabilizar a los compradores de sexo comercial reduce el tráfico sexual. También apoyamos a grupos de base que trabajan para acabar con el tráfico sexual en sus países.

Español
Hero Title: 
Fin al tráfico sexual
Body Top: 

Trata de seres humanos: explotación de niñas y mujeres en el comercio sexual

La trata de personas para la explotación sexual es la actividad delictiva con un crecimiento más rápido en el mundo, donde niñas y mujeres constituyen el 98 % de sus víctimas. A pesar de que el derecho internacional y la legislación de 134 países tipifican como delito el tráfico sexual, sigue siendo legal y socialmente aceptable tratar a las mujeres y a las niñas como mercancía.

Muchos países cuentan con legislación que, bien penalizan completamente, bien despenalizan, o bien legalizan el comercio sexual de manera perjudicial: castigan a quienes son objeto de explotación o promueven abiertamente su explotación y conceden un entorno más seguro en el que operar a los traficantes, proxenetas y propietarios de prostíbulos, así como a los clientes de servicios sexuales.

Elementos del tráfico sexual

Acto: Contratación, transporte, traslado, ocultamiento o recepción de personas;

Medios: Amenaza o uso de la fuerza, coacción, fraude, engaño, abuso de poder o vulnerabilidad, o realizar pagos u ofrecer ventajas a una persona que controle a la víctima;

Objetivo: Prostitución de otras personas, explotación sexual, trabajos o servicios forzados o esclavitud.

- Desde el Protocolo de Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños de 2000, ratificado por 154 países.

 

Cómo trabaja Igualdad Ya para poner fin al tráfico sexual

«Necesita cambiarse la forma que tiene la sociedad de entender la trata de personas y la prostitución... Las mujeres son seres humanos, no mercancía que puede comprarse y venderse».
– Alma, Filipinas, superviviente, activista y cofundadora del Centro Buklod

Cada año innumerables niñas y mujeres son compradas y vendidas en el comercio sexual, es decir, prostitución, que a menudo es el destino final del tráfico sexual. Sin el comercio sexual, no existiría industria para la que traficar con niñas y mujeres, por lo que el esfuerzo para abordar el tráfico sexual debe centrarse en la prostitución.

Igualdad Ya insiste en leyes que aborden tanto a las personas que se benefician de esta actividad delictiva (traficantes de sexo, propietarios de prostíbulos, operadores de turismo sexual y proxenetas) como a aquellos que la impulsan y la mantienen con su demanda: los compradores. Responsabilizar a los compradores de sexo comercial reduce el tráfico sexual. También apoyamos a grupos de base que trabajan para acabar con el tráfico sexual en sus países.

Body Bottom: 

Igualdad Ya aboga por el modelo nórdico (o el modelo de la igualdad), un marco jurídico que:

  • Penaliza a aquellos que explotan a personas para obtener un beneficio, tales como compradores de sexo, traficantes, proxenetas y gerentes de prostíbulos
  • Despenaliza a las personas que ejercen la prostitución, como las víctimas de la trata, y les proporciona servicios de ayuda (incluido para dejar la prostitución si desean hacerlo)
  • Recognizes that without demand (buyers), there would be no ‘need for a supply’ and therefore, criminalizes the demand for commercial sex that fuels prReconoce que sin demanda (compradores), no existiría «necesidad de oferta» y, por tanto, penaliza la demanda de sexo comercial que alimenta la prostitución y la trata para la prostitución

 

Asociación con las supervivientes

Las supervivientes del tráfico sexual son las verdaderas expertas; ponen rostro a esta grave violación de los derechos humanos, rompen mitos e inspiran a tomar medidas. Conocer las experiencias de supervivientes es fundamental para conformar una política y cambiar actitudes con respecto a la trata de personas y la prostitución. Igualdad Ya apoya y colabora con grupos que se centran en las experiencias de supervivientes.

Stand-first: 

Una legislación y políticas sólidas que defiendan los derechos humanos y la igualdad de género son la base del trabajo de Igualdad Ya para acabar con el tráfico y la explotación sexual. Abordando la raíz del problema, la demanda de relaciones sexuales remuneradas, podemos proteger a las niñas y mujeres. Sin demanda no hay oferta.

Igualdad Ya aboga por el modelo nórdico (o el modelo de la igualdad), un marco jurídico que:

  • Penaliza a aquellos que explotan a personas para obtener un beneficio, tales como compradores de sexo, traficantes, proxenetas y gerentes de prostíbulos
  • Despenaliza a las personas que ejercen la prostitución, como las víctimas de la trata, y les proporciona servicios de ayuda (incluido para dejar la prostitución si desean hacerlo)
  • Recognizes that without demand (buyers), there would be no ‘need for a supply’ and therefore, criminalizes the demand for commercial sex that fuels prReconoce que sin demanda (compradores), no existiría «necesidad de oferta» y, por tanto, penaliza la demanda de sexo comercial que alimenta la prostitución y la trata para la prostitución

 

Asociación con las supervivientes

Las supervivientes del tráfico sexual son las verdaderas expertas; ponen rostro a esta grave violación de los derechos humanos, rompen mitos e inspiran a tomar medidas. Conocer las experiencias de supervivientes es fundamental para conformar una política y cambiar actitudes con respecto a la trata de personas y la prostitución. Igualdad Ya apoya y colabora con grupos que se centran en las experiencias de supervivientes.