Niñas adolescentes

Sudán: Cambiar la ley para que las víctimas de violencia sexual puedan acceder a la justicia

ACTUALIZACIÓN: 
Not an update
Fecha: 
2014 Mar 13

ver pdf

Qué puede hacer: 

>> ¡TOME MEDIDAS!

Súmese al llamamiento de Igualdad Ya para que todas las supervivientes y víctimas de la violencia sexual en Sudán puedan obtener justicia. Actúe ahora escribiendo a las autoridades abajo indicadas para exigir que:

  • La acusación retire todos los cargos contra la joven etíope y cese todas las acciones legales para deportarla a su país.
  • Se proporcione a la joven la ayuda médica y psicológica necesaria como víctima y superviviente de la violencia sexual.
  • Se tomen medidas inmediatas para modificar el Código Penal de Sudán de 1991 y la Ley sudanesa de 1994 relativa a las pruebas legales con el fin de impedir que las víctimas de la violencia sexual sean criminalizadas y para garantizar que las mujeres y niñas violadas reciban la misma protección que los hombres ante la ley, de acuerdo con las obligaciones internacionales del gobierno.

President Omar Hassan Ahmad al-Bashir
Office of the President
People’s Palace
PO Box 281
Khartoum, Sudan

H.E. Mohammed Bushara Dousa
Minister of Justice
Ministry of Justice
Justice Towers
Gamhoria Street
PO Box 302
Khartoum, Sudan
Email: moj@moj.gov.sd

H.E. Fatih Ezzidin Ahmed Speaker of the National Assembly
The Peoples Hall Omdurman
PO Box 14416, Khartoum, Sudan
Fax: 00249 187 560 950 Emails: info@parliament.gov.sd
sudanipg@parliament.gov.sd

H.E. Mashair Aldawalab
Minster of Welfare & Social Security
Ministry of Welfare & Social Security (General Directorate for Women & Family Affairs)
PO Box: 12661
Khartoum, Sudan
Fax: 83777633
Emails: info@gdwfa.gov.sd

H.E. Ali Ahmed Karti
Minister of Foreign Affairs
Ministry of Foreign Affairs
PO Box 873
Khartoum, Sudan

Cartas: 

Estimado Presidente/Ministro/Gobernador:

Me preocupan profundamente las enormes dificultades que tienen las mujeres y las niñas cuando desean acceder a la justicia tras haber sido víctimas de una violación o de otro tipo de violencia sexual en Sudán. Especialmente me ha afectado la brutal violación que sufrió en agosto de 2013 una joven etíope de 19 años, divorciada y embarazada, por parte de siete hombres en Omdurman. Me ha parecido una atrocidad que la víctima de un acto de violencia sexual fuera víctima a su vez del sistema judicial al que ella recurrió para obtener justicia.  Lamentablemente, no es un simple parecer: la joven fue arrestada junto con los hombres que la violaron, permaneció detenida, se presentaron cargos contra ella y fue declarada culpable y condenada por cometer actos obscenos. Este caso pone de relieve las enormes dificultades que tienen las víctimas y la necesidad imperante de reformar la ley, especialmente el artículo 149 del Código Penal que hace referencia a la violación.

De conformidad con la legislación vigente, cuando una mujer o una niña denuncia haber sido violada, ella también queda expuesta a la posibilidad de ser procesada. La víctima debe probar su inocencia demostrando que las relaciones sexuales no fueron consentidas. Si no lo hace, puede ser procesada por adulterio, un delito también conocido como zina. El castigo por este delito es de 100 latigazos si la mujer no está casada, y de muerte por lapidación en caso de estarlo. La ley está abierta a diferentes interpretaciones, por lo que los jueces actúan a su entera discreción y muchas veces la resolución no es justa para las víctimas que buscan ser indemnizadas a través de la vía penal. En este caso, a pesar de existir una grabación de la violación, la víctima fue declarada culpable de cometer actos inmorales. Todos estos factores, junto con el estigma traumático y el temor a las represalias por parte de su comunidad, suelen disuadir a las mujeres y a las niñas de denunciar delitos de violencia sexual y hacen que sea muy complicado obtener justicia aunque lo hagan.

El gobierno sudanés está obligado, en virtud de su Constitución de 2005 y de varias convenciones internacionales, a garantizar que hombres y mujeres reciban el mismo trato ante la ley y  impedir que las víctimas sean criminalizadas. La Constitución Nacional Provisional de la República de Sudán recoge, en su artículo 28, que “todo ser humano tiene el derecho inherente a la vida, la dignidad y la integridad de su persona, que deberá ser protegida por la ley”. Asimismo, el artículo 31 establece que “todas las personas son iguales ante la ley y tienen derecho, sin discriminación alguna . . . ni por razones de sexo . . . a la misma protección jurídica”. Tanto la Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR, por sus siglas en inglés) recogen estos derechos y establecen que “(1) Todas las personas son iguales ante la ley y (2) todas las personas tienen derecho a la misma protección jurídica”. La Carta Africana y el ICCPR señalan que “nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”, pero Sudán infringe este artículo al castigar a las víctimas de violencia sexual acusándoles de adulterio.

Me uno al llamamiento de Igualdad Ya para que todas las supervivientes y víctimas de la violencia sexual en Sudán puedan obtener justicia. Me gustaría instar a las autoridades sudanesas a que actúen de inmediato conforme a sus obligaciones regionales, nacionales e internacionales para que:

  • La acusación retire todos los cargos contra la joven etíope y cese todas las acciones legales para deportarla a su país.
  • Se proporcione a la joven la ayuda médica y psicológica necesaria como víctima y superviviente de la violencia sexual.
  • Se tomen medidas inmediatas para modificar el Código Penal de Sudán de 1991 y la Ley sudanesa de 1994 relativa a las pruebas legales con el fin de impedir que las víctimas de la violencia sexual sean criminalizadas y para garantizar que las mujeres y niñas violadas reciban la misma protección que los hombres ante la ley, de acuerdo con las obligaciones internacionales del gobierno.

Gracias por su atención.

Atentamente,

Kenia: garantizar justicia a Liz (16 años) y al resto de víctimas de la violencia sexual

ACTUALIZACIÓN: 
Not an update
Fecha: 
2014 Ene 23

ACTUALIZACIÓN DEL 20 DE JUNIO DE 2014: ¡Renovación del llamamiento a la Acción! El martes 24 de junio está previsto que comience el juicio por el caso de Liz y, aunque ha pasado casi un año, solo uno de los cinco presuntos violadores ha sido detenido, a pesar de que los otros cinco no se encuentran en paradero desconocido, según la comunidad.

Qué puede hacer: 

>> ¡TOME MEDIDAS!

  • Haga un llamamiento a los funcionarios abajo listados para que detengan al resto de sospechosos y se aseguren de que se aplique de forma efectiva la Ley de Delitos Sexuales para garantizar la investigación y el procesamiento oportuno de todos los casos de violencia sexual.
  • Inste a la Fiscalía a modificar los cargos presentados, de manera que incluyan la violación en grupo y otros delitos de violencia sexual pertinentes.
  • Exija a la Autoridad Independiente de Control de Policía que investigue las acusaciones de falta de ética profesional por parte de los policías encargados del caso, así como  que informe al respecto y tome medidas contra estas actuaciones policiales.
  • Inste al gobierno de Kenia a priorizar la formación de los agentes responsables de hacer cumplir la ley con el fin de que las denuncias de violencia sexual sean tratadas correctamente y que los funcionarios reciban los recursos adecuados para tratar a las supervivientes de estos delitos sin mostrar actitudes agresivas que puedan dañar aún más a las víctimas o impedir su acceso a la justicia.
  • Participe en la campaña de las redes sociales #JusticeForLiz.  Los mensajes se pueden retuitear también desde @equalitynow, @COVAW y @FemnetProg.
  • Contribuya a difundir esta campaña compartiendo esta Acción con sus amigos.

Por favor, dirija sus cartas a:

H.E. Uhuru Kenyatta
President of the Republic of Kenya
P.O. Box 30040
Nairobi, Kenya
@StateHouseKenya, @UKenyatta
info@president.go.ke

Hon. Prof Githu Muigai
Attorney General
Department of Justice
Harambee Avenue
P.O Box 40112-00100
Nairobi, Kenya
oagpcomms@kenya.go.ke
@AGMuigai

Hon. Joseph Ole Lenku
Cabinet Secretary
Ministry of Interior & Coordination of National Government
Harambee House, Harambee Avenue, P.0. Box 30510-00100
Nairobi, Kenya
@joelenku, @InteriorKE

Hon. Mr. Keriako Tobiko
Director of Public Prosecution
Office of the DPP
NSSF Building, 19th Fl
Bishops Road
P.O. Box 30701-00100
Nairobi, Kenya
info@odpp.go.ke

H.E. Ms. Anne Waiguru
Cabinet Secretary
Ministry of Devolution & Planning
P. O. Box 30005 - 00100
Nairobi, Kenya
info@devolutionplanning.go.ke
@AnneWaiguru

Hon Dr. Willy Mutunga
Chief Justice
Supreme Court of Kenya
City Hall Way
P.O. Box 30041-00100
Nairobi, Kenya
chiefjustice@judiciary.go.ke
@WMutunga

Hon. Sospeter Odeke Ojaamong
Governor, Busia County
County Government of Busia
Fomer Busia Town Hall Building
P.O Box Private Bag Busia
50400 Busia, Kenya
info@busiacounty.go.ke

Ms. Patricia Nyaundi
Secretary to the Commission
Kenya National Commission on Human Rights
1st Floor CVS Plaza, Kasuku Rd.
P.O. Box: 74359-00200
Nairobi, Kenya
haki@knchr.org

Independent Policing Oversight Authority
1st Ngong Avenue,
ACK Garden Annex, 2nd Fl.
P. O. Box 23035 00100
Nairobi, Kenia
info@ipoa.go.ke

Con copia a: The Kenya Women Parliamentary Association, Email: info@kewopa.org

Cartas: 

Excelentísimo señor Presidente/Ministro/Gobernador:

Estoy profundamente preocupado por la existencia de un número creciente de pruebas que demuestran que las autoridades kenianas se abstienen sistemáticamente de investigar y procesar los casos de violencia sexual. Me inquieta concretamente la brutal violación de Liz en el condado de Busia, el pasado 26 de junio de 2013, y los sucesivos errores judiciales por parte de las autoridades en este caso. Hasta la fecha únicamente se ha detenido a uno de los seis sospechosos, y los cargos no reflejan el delito de violencia sexual.  Hay que hacer mucho más para proteger a las mujeres y niñas de este país frente a la violencia sexual y para garantizar justicia a todas las supervivientes y víctimas de estos delitos.

La violencia sexual contra las mujeres es una violación de los derechos humanos fundamentales y constituye una parte esencial de la subordinación sistemática de las mujeres en todo el mundo.

Asimismo, Kenia ha ratificado varios instrumentos regionales e internacionales en materia de derechos humanos que establecen la obligación del Estado de proteger a las niñas y mujeres frente a la violencia sexual.

Me he unido a la campaña de Igualdad Ya y sus asociadas a través de la coalición Solidarity for African Women's Rights (SOAWR), COVAW, FIDA-Kenya, FEMNET, Fahamu e IPAS para pedir justicia para Liz y todas las supervivientes y víctimas de la violencia sexual. Me gustaría instar a las autoridades kenianas a que actúen de inmediato conforme a sus obligaciones regionales, nacionales e internacionales para que:

  • se tomen medidas urgentes con el fin de detener al resto de los sospechosos en el caso de Liz, y se aplique de forma efectiva la Ley de Delitos Sexuales para garantizar la investigación y el procesamiento oportuno de todos los casos de violencia sexual.
  • La autoridad responsable de supervisar la conducta de la policía atienda las alegaciones de falta de ética profesional por parte de los policías que llevan el caso y tome las medidas necesarias contra ellos.
  • se priorice la formación de los agentes responsables de hacer cumplir la ley con el fin de que las denuncias de violencia sexual sean tratadas correctamente y que los funcionarios reciban los recursos adecuados para tratar a las supervivientes de estos delitos sin mostrar actitudes agresivas que puedan dañar aún más a las víctimas o impedir su acceso a la justicia.

Le agradezco su atención.

Atentamente,

Afganistán: Procesar a los autores de la violación y el asesinato de la joven de 16 años Shakila Bakhsh

ACTUALIZACIÓN: 
Not an update
Fecha: 
2013 Nov 25

ver pdf

Qué puede hacer: 

>> ¡TOME MEDIDAS!

  • Haga un llamamiento a las autoridades abajo indicadas para que garanticen una investigación completa y justa de la muerte de Shakila Bakhsh y se aseguren de procesar sin más demora al autor o los autores de su violación y asesinato.
  • Inste al gobierno afgano, de conformidad con la propia Constitución del país y sus obligaciones legales internacionales, a garantizar el establecimiento de unos sistemas sólidos para prevenir todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas y para asegurarse de que el imperio de la ley prevalece en la protección de sus derechos.

Las cartas deben enviarse a:

Minister of Interior Affairs Mr. Umar Daudzai
Islamic Republic of Afghanistan Ministry of Interior Affairs
Kabul
Afghanistan
Tel: +93 202 102 945 +93 202 102 945 +93 202 201 785 +93 202 201 785
Email: af.moi.press@gmail.com, moi.spokesman.mediadirectorate@gmail.com

Minister of Justice Mr. Habibullah Ghalib
Islamic Republic of Afghanistan Ministry of Justice
Charayee Pashtoonistan,
Foroushgah
Kabul
Afghanistan
Tel:  +93 202 104 336
Email: spksperson@gmail.com

Enviar una copia a: President Karzai, Presidential Palace, Kabul, Afghanistan Tel: +93 (20) 210 2853, +93 (20) 210 3705, +93 (20) 210 3705 Email: president.pressoffice@gmail.com

Cartas: 

Excmo. Sr. Ministro del Interior / Ministro de Justicia:

Me gustaría expresar mi más honda preocupación por la violación y el asesinato de Shakila Bakhsh, la hija de 16 años de Mohammad Bakhsh, el 31 de enero de 2012 en Zargaran (Bamyan central). Me preocupa enormemente que no se haya procesado aún a los responsables.

Según los documentos del Tribunal de Apelaciones de la provincia de Bamyan (número de caso 40, 21 de mayo de 2012), Shakila fue hallada muerta en casa de Mohammad Hadi Wahidi Bihishti, miembro del Consejo Provincial de Bamyan. En el momento de los hechos, el Sr. Bihishti se encontraba en casa con su mujer y su sobrino. En un principio se acusó del crimen al guardaespaldas del Sr. Bihishti y cuñado de Shakila, el Sr. Qurban, a pesar de que varios testigos oculares lo situaban en un bazar local en el momento de los hechos. El Sr. Qurban dijo que se enteró de la muerte de Shakila por una llamada telefónica del Sr. Bihishti, que le contó que la pequeña se había suicidado.

Los documentos del juzgado señalan que ni el Sr. Bishishti ni ninguna otra persona avisó a las fuerzas de seguridad o a la policía de lo que había ocurrido, sino que el cadáver de la chica fue trasladado directamente al hospital. También se recoge en los documentos que trataron de eliminar pruebas del crimen en la casa. Cuando los agentes de policía que se encontraban en el hospital tuvieron conocimiento de lo sucedido, enviaron un equipo a investigar. Sin embargo, los documentos judiciales ponen de relieve que hubo numerosas negligencias en la investigación policial, como el hecho de que la policía se negara a enviar las huellas dactilares del Sr. Bihishti, su mujer y su sobrino para ser sometidas a un análisis forense. Al parecer, familiares de Shakila y de Qurban sostienen que el responsable del asesinato de Shakila es el Sr. Bihishti, pero consideran que no ha sido investigado a fondo por la influencia que tiene en el Consejo Provincial de Bamyan. El 21 de mayo de 2012, el Tribunal de Apelaciones concluyó que no había pruebas suficientes contra el Sr. Qurban y ordenó realizar una nueva investigación.

Le ruego que se asegure de que este caso sea investigado de manera completa y justa, y que los autores del crimen sean llevados ante la justicia. Asimismo, me gustaría hacer un llamamiento al gobierno afgano para que se asegure de que prevalezca el imperio de la ley y de prevenir y castigar la violencia contra las mujeres y las niñas en toda la extensión de la ley, de conformidad con la propia Constitución de Afganistán y sus obligaciones legales internacionales.

Gracias por su atención.

Atentamente.

Yemen: poner fin a los matrimonios de niñas mediante la promulgación y aplicación de una ley que establezca la edad mínima para casarse

ACTUALIZACIÓN: 
Not an update
Fecha: 
2013 Sep 19

ACTUALIZACIÓN 10 DE DICIEMBRE DE 2013: Hace dos semanas, un muchacho contactó con el Ministerio de Derechos Humanos de Yemen para impedir el matrimonio de su hermana de 11 años, Nada (nombre ficticio) con su primo de 23 años. Aunque con anterioridad la Ministra había intervenido en casos como este consiguiendo que los padres desistieran de forzar el matrimonio de sus hijas menores de edad, no consiguieron impedir la boda de Nada dada la intransigencia de su padre y la inexistencia de una ley contraria al matrimonio de menores.

Qué puede hacer: 

>> ¡TOME MEDIDAS!

  • Escriba al Presidente de Yemen, al Primer Ministro y al Portavoz de la Cámara para pedirles lo siguiente:
  1. que se aseguren de que el borrador del proyecto de ley que prohíbe los matrimonios infantiles sea aprobado por el Parlamento lo antes posible;
  2. que garanticen el cumplimiento de esta ley una vez aprobada;
  3. que tomen medidas para proteger y promover los derechos de las niñas que ponen fin a sus matrimonios o escapan de ellos, proporcionándoles un alojamiento seguro, educación y terapia entre otras cosas.
  • Contribuya a difundir esta campaña compartiendo esta Acción con sus amigos.

Por favor, dirija sus cartas a:

Mr. Abd-Rabbu Mansour Hadi
President of the Republic of Yemen
President Residence
60 Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 276 866
Fax: +967 1 252 803
Tel: +967 1 621 062

Mohammed Salem Basindwa
Prime Minister
Fax: +967 1 282 686

Mr. Yahia El Raei
Speaker of the House
Yemeni Parliament
26 September Street
San’a, Yemen
Fax: +967 1 271 102

Con copia a: Minister Hooria Mashhour, Minister of Human Rights, Al-Steen Street, Sana'a, Yemen, Teléfono: +967 1 444 834, Fax: +967 1 444 833, Email: ramif1973@yahoo.com

Cartas: 

Excelentísimo Presidente/Primer Ministro/Portavoz de la Cámara:

cc: Ministra de Derechos Humanos

Estoy profundamente preocupado por la prevalencia del matrimonio infantil en Yemen. Los informes tanto de grupos de derechos humanos como de la prensa en Yemen han puesto de relieve varios casos de niñas yemeníes que han sido obligadas a casarse, o que han corrido el riesgo de serlo, y que han sufrido consecuencias muy graves, en ocasiones incluso fatales. Sin embargo, hasta la fecha el gobierno no ha aprobado ninguna ley que prohíba la edad mínima legal para casarse. Aunque los funcionarios públicos han intervenido en algunos casos de matrimonio de menores, su poder para impedir estos matrimonios se ve enormemente limitado al no disponer de una ley que prohíba este tipo de matrimonios.

Organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y UNFPA, han subrayado los efectos negativos de estos matrimonios en las pequeñas desde el punto de vista físico, emocional, psicológico, intelectual y sexual. Entre las consecuencias más comunes se incluyen abortos practicados en condiciones no asépticas, nacimientos de bebés muertos, fallecimiento de niñas como consecuencia del embarazo precoz, imposibilidad de seguir con los estudios, escasas relaciones sociales, restricción de la movilidad, nulo control sobre los recursos, escasa o nula capacidad de decisión en sus nuevos hogares y aumento del riesgo de sufrir violencia doméstica.

Me consta que desde 2009 sigue pendiente de aprobación parlamentaria un borrador de ley sobre el matrimonio de niñas que establecía en 17 años la edad mínima legal para contraer matrimonio, además de establecer multas y castigos para los violadores. Su aprobación sin demora sería un primer paso para ayudar a las niñas a escapar de los abusos y ayudarles a desarrollar sus posibilidades. El gobierno yemení está obligado a impedir los matrimonios infantiles en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés) y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), dos tratados que contienen disposiciones contra el matrimonio de niñas. En 2012, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU revisó el cumplimiento por parte de Yemen del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR, por sus siglas en inglés) y expresó su preocupación por el hecho de que no se hubiera fijado aún una edad mínima legal para poder casarse y que esta medida encontrara además una fuerte oposición en el Parlamento. La Comisión instó al gobierno de Yemen a establecer una edad mínima legal acorde con las normas internacionales.

En una medida aparentemente prometedora, la Ministra de Derechos Humanos de Yemen, Hooria Mashhour, solicitó en 2009 que se volviera a introducir el borrador de la ley que prohibiría los matrimonios de niñas en el país. Igualdad Ya y la organización YWU apoyan al Ministerio en su empeño por asegurarse de que el gobierno de Yemen cumpla sus obligaciones internacionales mediante la aprobación de una ley que prohíba el matrimonio infantil, de manera que las niñas no se vean obligadas a sufrir los efectos físicos y psicológicos tan nocivos de esta práctica.

Quisiera hacerle un llamamiento para que el Parlamento apruebe lo antes posible el proyecto de ley relativo al matrimonio infantil. Del mismo modo, le pido que garantice el cumplimiento de esta ley una vez aprobada y haga cumplir los castigos impuestos a quienes la incumplan. Tome también medidas para proteger y promover los derechos de las niñas que ponen fin a sus matrimonios o escapan de ellos, proporcionándoles un alojamiento seguro, educación y terapia entre otras cosas.

Le agradezco su atención.

Atentamente,

Uganda: Investigación a fondo y persecución de los casos de violencia sexual contra las mujeres discapacitadas

ACTUALIZACIÓN: 
Not an update
Fecha: 
2012 Nov 12
Fecha de actualización: 
2013 Mar 19
ACTUALIZACIÓN: 

ACTUALIZACIÓN 19 DE MARZO DE 2013: El sospechoso restante del caso, que había huido, fue hallado muerto a principios de 2013. Sin embargo, Igualdad Ya solicita que se le hagan pruebas de ADN al cadáver sin más demora y que el gobierno corra con los gastos.


ver pdf

Qué puede hacer: 

Contacte con el gobierno ugandés e ínstele a:

  1. Hagan la prueba de ADN al cadáver del sospechoso restante sin más demora y a cargo del gobierno..
  2. Que garantice la inmediata aplicación de todas las pruebas de investigación pertinentes, incluidas las pruebas de ADN, en los casos de violencia sexual, especialmente en aquellos en los que las víctimas sean mujeres discapacitadas.

>> ¡TOME MEDIDAS!

Ayúdenos a difundir esta campaña compartiendo esta Acción con sus amigos.

Por favor, dirija sus cartas a:

Richard Buteera
Director of Public Prosecutions
Directorate of Public Prosecutions (DPP)
P.O. Box 1550
Kampala, Uganda
Teléfono: +256-414-332-501 - 7
Fax: +256-414-251-951

Hon. Chief Justice Benjamin Joseph Odoki,
Chief Justice of Uganda
The Judiciary Courts of Judicature
High Court Building
Box 7085
Kampala, Uganda
Teléfono: +256-414-341-116
Email: bodoki@judicature.go.ug

Lady Justice Alice E. Mpagi-Bahigeine
Deputy Chief Justice of Uganda
The Judiciary Courts of Judicature
High Court Building
Box 7085
Kampala, Uganda
Email: ampagi@judicature.go.ug

Cartas: 

Ilmo. Sr. Presidente del Tribunal Supremo / Ilma. Sra. Vicepresidenta del Tribunal Supremo:

Me preocupa enormemente la pasividad del gobierno ugandés en lo que se refiere a la protección de las víctimas discapacitadas de violencia sexual y a la inexistencia de otras medidas destinadas a la investigación de los delitos contra ellas que les garanticen un rápido acceso a la justicia. Un caso evidente es el de Sanyu, una chica ugandesa de 13 años, ciega y sordomuda, que fue violada y que como consecuencia de ello se quedó embarazada, y que fue incapaz de identificar a su violador debido a su condición. La madre de Sanyu y la organización Acción Legal para Personas con Discapacidades – Uganda (LAPD, por sus siglas en inglés) solicitaron la realización de la prueba de ADN al padre de Sanyu, a tres hermanos (los únicos hombres que tenían contacto con ella) y al bebé para determinar la paternidad, pero el Laboratorio Analítico Estatal – Wandegya, no respondió a la petición oficial y la policía cerró el caso.

Tras conocer el caso, la organización internacional de derechos humanos, Igualdad Ya, recaudó en el 2011 fondos para la realización de las pruebas de ADN, y gracias a la ayuda de LAPD, consiguió reabrir el caso. El 24 de agosto de 2011 (cuatro años después de la violación) se tomaron muestras de ADN a tres de los cuatro sospechosos (uno de los hermanos había huido) y fueron enviadas al Laboratorio Estatal, tal como se exige para la admisión del juicio. Los resultados de las pruebas de AND tardaron más de un año en recibirse, y demostraron que el padre del bebé era genéticamente de la misma línea paterna, aunque ninguno de los tres era el padre del bebé de Sanyu. Por lo que sabemos, la policía no ha hecho nada por detener y realizar las pruebas al sospechoso huido. Al igual que Igualdad Ya y LAPD, me preocupa seriamente la falta de una investigación a conciencia y el retraso de cinco años en la búsqueda de justicia para Sanyu, que ahora tiene 18 años. Apoyo el llamamiento para conseguir la mejora de los procedimientos legales en los casos de violencia sexual y para acometer otras medidas que permitan ayudar a las víctimas discapacitadas.

La violencia sexual está muy extendida en Uganda y las mujeres y chicas discapacitadas como Sanyu son especialmente vulnerables. La Constitución de Uganda y la Ley para Personas con Discapacidad de 2006 defienden los derechos de las personas con discapacidades, estipulan la eliminación de todas las formas de discriminación y favorecen la igualdad de oportunidades para ellas. No obstante, el gobierno no acomete ninguna otra medida para facilitar la justicia a las víctimas discapacitadas de violencia sexual como Sanyu mediante la utilización de técnicas de investigación que  facilitarían el proceso, lo cual supone una mayor victimización.

El gobierno de Uganda ha ratificado diversos instrumentos regionales e internacionales en pro de los derechos humanos que defienden los derechos de las personas con discapacidades tales como la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CRPD, por sus siglas en inglés), el Protocolo sobre los Derechos de las Mujeres en África (el Protocolo) y la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés). Además, Uganda ha ratificado la Convención de Naciones Unidas sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) que, en su Recomendación General nº 18 insta a los Estados a informar sobre las medidas especiales adoptadas para tratar la especial situación de las mujeres con discapacidades.

Para garantizar que se haga justicia con Sanyu y otras chicas en situaciones similares, Uganda debe estar a la altura de sus obligaciones nacionales e internacionales y acometer otras medidas necesarias para mejorar el proceso de investigación y aumentar el número de detenciones en los casos de violencia sexual en los que se vean involucradas mujeres discapacitadas. Concretamente le insto a que se realicen pruebas de ADN al cuerpo del sospechoso restante sin más demora y a cargo del gobierno. Ruego proceda a la inmediata aplicación de todas las pruebas de investigación pertinentes, incluidas las pruebas de ADN, en los casos de violencia sexual, y especialmente, en aquellos en los que estén involucradas mujeres discapacitadas.

Gracias por su atención.
Atentamente

Yemen: poner fin a los matrimonios de niñas mediante la promulgación y aplicación de una ley que establezca la edad mínima para casarse

ACTUALIZACIÓN: 
UPDATE
Fecha: 
2012 May 21

ver pdf

Qué puede hacer: 

Escriba al Presidente de Yemen, al Ministro de Justicia y al Portavoz de la Cámara para pedirles lo siguiente:

  1. que se aseguren de que el borrador del proyecto de ley que prohíbe los matrimonios infantiles sea debatido y aprobado por el Parlamento lo antes posible;
  2. que garanticen el cumplimiento de esta ley una vez aprobada;
  3. que tomen medidas para proteger y promover los derechos de las niñas que ponen fin a sus matrimonios o escapan de ellos, proporcionándoles un alojamiento seguro, educación y terapia entre otras cosas.

Contribuya a difundir esta campaña compartiendo esta Acción con sus amigos.

>> ¡TOME MEDIDAS!

Por favor, dirija sus cartas a:

Mr. Abd-Rabbu Mansour Hadi
President of the Republic of Yemen
President Residence
60 Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 276 866
Fax: +967 1 252 803
Tel: +967 1 621 062

Judge Mursd Al-Arshani
Minister of Justice
Ministry of Justice
Justice Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 252 138
Tel: +967 1 334 334

Mr. Yahya Ali Al Raei
Speaker of the House
Yemeni Parliament
26 September Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 276 091
Tel: +967 1 272 765

Cartas: 

Estimado/a _____:

Escribo para expresar mi profunda preocupación por la prevalencia del matrimonio infantil en Yemen y la pasividad que ha mostrado hasta ahora el gobierno yemení con respecto a la posibilidad de prohibir esta práctica. La participación de las mujeres yemeníes en la revolución de 2011 fue fundamental para la posterior creación de su nuevo gobierno. En estos momentos Yemen necesita la participación y el apoyo de todos sus ciudadanos y ciudadanas. Si Yemen continúa permitiendo el matrimonio infantil, que provoca que la mitad de las niñas de este país se casen antes de cumplir los 18 años, el gobierno no demuestra interés alguno por el futuro del país.

Además, organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y UNFPA, han subrayado los efectos negativos de estos matrimonios en las pequeñas desde el punto de vista físico, emocional, psicológico, intelectual y sexual. Entre las consecuencias más comunes se incluyen abortos practicados en condiciones no asépticas, nacimientos de bebés muertos, fallecimiento de niñas como consecuencia del embarazo precoz, imposibilidad de seguir con los estudios, escasas relaciones sociales, restricción de la movilidad, nulo control sobre los recursos, escasa o nula capacidad de decisión en sus nuevos hogares y aumento del riesgo de sufrir violencia doméstica.

Me consta que desde 2009 sigue pendiente de aprobación parlamentaria un borrador de ley sobre el matrimonio de niñas que establecía en 17 años la edad mínima legal para contraer matrimonio, además de establecer multas y castigos para los violadores. Su aprobación sin demora sería un primer paso para ayudar a las niñas a escapar de los abusos y ayudarles a desarrollar sus posibilidades. La ausencia de una ley que prohíba los matrimonios infantiles en Yemen significa que las niñas deben recurrir a las leyes de divorcio de las mujeres para deshacer el vínculo legal (en lugar de que se les anule el matrimonio por ser ilegal) y están obligadas a devolver la dote para conseguir el divorcio. Uno de los casos más llamativos es el de Wafa, una niña de 11 años que en 2009 fue obligada a contraer matrimonio con un agricultor de 40 años que la torturó, golpeó y la intentó estrangular. Con el fin de escapar de los malos tratos y retomar sus estudios, Wafa huyó de la casa de su esposo pero no pudo escapar del matrimonio sin tener que devolver el dinero de la dote, que su padre había gastado antes de morir.

El gobierno yemení está obligado a impedir los matrimonios infantiles en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés) y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), dos tratados que contienen disposiciones contra el matrimonio de niñas. Le ruego que se asegure de que el borrador del proyecto de ley que prohíbe los matrimonios infantiles sea debatido y aprobado por el Parlamento lo antes posible. Del mismo modo, le pido que garantice el cumplimiento de esta ley una vez aprobada y haga cumplir los castigos impuestos a quienes la incumplan. Tome también medidas para proteger y promover los derechos de las niñas que ponen fin a sus matrimonies o escapan de ellos, proporcionándoles un alojamiento seguro, educación y terapia entre otras cosas.

Gracias por su atención.

Reciba un cordial saludo,

Un juez de Pakistán condena al padre acusado de violar a su hija de 15 años

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA
25 de julio de 2011
Datos de contacto: NUEVA YORK: Karen Asare, (01) 212-586-0906, media@equalitynow.org

Arabia Saudita: Terminar con los matrimonios de niñas y la tutela del hombre sobre la mujer

ACTUALIZACIÓN: 
UPDATE
Fecha: 
2010 Nov 29
Fecha de actualización: 
2012 Nov 6
ACTUALIZACIÓN: 

ACTUALIZACIÓN 20 DE MARZO DE 2013: El juez celebró la vista del caso de Fatima antes de lo previsto y en noviembre de 2012 dictó la sentencia de divorcio sin obligarle a devolver la dote. Tras un periodo de espera obligatorio de 90 días, el divorcio se hizo efectivo el 10 de febrero. Continuaremos trabajando con los activistas saudíes para que se prohíba el matrimonio de niñas en Arabia Saudí.


ACTUALIZACIÓN 6 DE NOVIEMBRE DE 2012: Nuestros socios de Arabia Saudí nos han informado recientemente de que a fecha de mayo de 2011, Fatima la niña de doce años ha regresado a su casa con su familia y que se ha negado a volver con su marido. Está intentando obtener el divorcio con la ayuda de su tío. Su marido quiere que vuelva a su hogar cuando sea mayor y afirma que no le concederá el divorcio a menos que se le pague una gran suma de dinero. El juez ha fijado la primera vista del divorcio para el 12 de diciembre de 2012.

Junto con nuestros socios estamos diseñando la estrategia de asistencia jurídica para Fatima de modo que pueda seguir adelante con su petición de divorcio. No obstante, nos preocupa que el juez dicte sentencia en su contra a menos que encuentre una manera de devolver la dote que su padre ya se gastó. Siga actuando y presionando al Rey de Arabia Saudí para que promulgue un edicto que prohíba los matrimonios de niñas estableciendo una edad mínima de 18 años para contraer matrimonio y las penas correspondientes para los adultos que celebren o faciliten estas uniones. Ínstele a anular los matrimonios de niñas cuyos contratos ya han sido firmados pero que aún no han sido entregadas a los esposos, y a garantizar que las niñas que ya viven con sus maridos dispongan de medios para anular sus matrimonios.


Igualdad Ya ha tenido constancia de varios casos de niñas saudíes que han sido obligadas a contraer matrimonio a instancia de sus tutores. El caso más reciente es el de Fatima, una niña de 12 años de Najram, que el 5 de octubre de 2010 fue obligada a casarse con un hombre de 50 años que ya tiene una mujer y diez hijos, la mayoría de ellos mucho más mayores que Fatima. Su padre Ali, desempleado y drogadicto, vendió a la niña por 40.000 riyales saudíes (aproximadamente 10.665 dólares estadounidenses) para comprarse un coche.

Qué puede hacer: 

Escriba al monarca de Arabia Saudita y pídale que promulgue un edicto en el que prohíba los matrimonios de niñas estableciendo una edad mínima de 18 años para contraer matrimonio y las penas correspondientes para aquellos que celebren o faciliten estas uniones. Ínstele a tomar medidas urgentes para anular los matrimonios de niñas cuyos contratos han sido firmados pero que aún no han sido entregadas a los esposos, y para garantizar que las niñas que ya viven con sus maridos tengan una verdadera oportunidad de anular sus matrimonios. Pídale también que se asegure de abolir el sistema de la tutela del hombre sobre la mujer para que las mujeres saudíes obtengan el derecho, entre otras cosas, a celebrar el matrimonio que deseen. En este sentido, pídale que apoye la creación de una ley codificada sobre el estado civil con el fin de garantizar los derechos de la mujer en el matrimonio y el divorcio, y asegurar que dicha ley se base en los principios de la igualdad y la no discriminación. Envíe una carta similar al Ministro de Justicia y una copia de las mismas a la Comisión de Derechos Humanos. ¡TOME MEDIDAS!

Las cartas deben ir dirigidas a:

Su Majestad el Rey Abdullah bin Abdul Aziz Al Saud
Arabia Saudita
Fax: +966 1 491 2726

Su Excelencia Dr. Muhammad bin Abdul Elkarim
Abdul Azziz El Issa
Ministro de Justicia
University Street, Riyadh 11137
Arabia Saudita
Fax: +966 1 401 1741

Enviar una copia a:

The Human Rights Commission
P.O. Box 58889 Riyadh 11515
King Fahed Street, Building 373, Riyadh
Arabia Saudita
E-mail: hrc@haq-ksa.org

Cartas: 

Su Majestad el Rey Abdullah bin Abdul Aziz Al Saud
Arabia Saudita
Fax: +966 1 491 2726]

[Su Excelencia Dr. Muhammad bin Abdul Elkarim Abdul Azziz El Issa
Ministro de Justicia
University Street, Riyadh 11137
Arabia Saudita
Fax: +966-1-401-1741]

[Fecha]

[Su Alteza] [Estimado Ministro],

Escribo para expresar mi profunda preocupación por el tema de los matrimonios de niñas en Arabia Saudita y el impacto extremadamente negativo que estos matrimonios tienen en las niñas. Un caso reciente es el de Fatima, una niña de 12 años de Najran a quien su padre casó con un hombre de 50 años, que ya tiene una mujer y diez hijos, a cambio de 40.000 riyales que empleó en la compra de un coche.  El abuelo y el tío paternos de Fatima se opusieron al matrimonio, pero no pudieron impedirlo porque la ley saudí establece que el padre tiene derecho a entregar a la hija en matrimonio a cualquier edad y a quien desee.  Ellos temen que las dos hermanas pequeñas de Fatima puedan correr la misma suerte.

Estos matrimonios violan los derechos humanos de las niñas porque les impiden elegir a su propio esposo y el momento de casarse. Organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud, UNICEF y UNFPA han subrayado los efectos negativos de estos matrimonios en las pequeñas desde el punto de vista físico, emocional, psicológico, intelectual y sexual.  El matrimonio de Fatima le impedirá, entre otras cosas, tener una educación y pondrá en grave peligro su derecho al bienestar mental, emocional y físico.

Le insto a promulgar un edicto que prohíba los matrimonios de menores mediante el establecimiento de una edad mínima de 18 años para contraer matrimonio y las correspondientes penas para aquellos que celebren o faciliten estas uniones.  También le insto a tomar medidas urgentes para anular los matrimonios de niñas cuyos contratos han sido firmados pero que aún no han sido entregadas a los esposos, y a garantizar que las niñas que ya viven con sus maridos tengan una verdadera oportunidad de anular sus matrimonios.  Le ruego que se asegure de que el sistema jurídico y judicial del país refleje las declaraciones efectuadas por su gobierno ante organismos internacionales en las que señala que las mujeres no están sujetas a la tutela del varón sino que tienen derecho, entre otras cosas, a casarse cuando y con quien quieran.  En este sentido, le pido que apoye la creación de una ley codificada sobre el estado civil con el fin de garantizar los derechos de la mujer en el matrimonio y el divorcio, y se asegure de que dicha ley se base en los principios de la igualdad y la no discriminación.  

Gracias por su atención.

Reciba un cordial saludo.

Cc: Comisón de Derechos Humanos (e-mail: hrc@haq-ksa.org)

Alerta Urgente: Arabia Saudita: Llamamiento urgente a anular el matrimonio de niña de 10 años

ACTUALIZACIÓN: 
Not an update
Fecha: 
2009 Jun 1

Amneh Mohamed Sharahili, una alumna saudita de 10 años, ha sido casada por arreglo de su padre a un saudita de 25 años. Aunque el contrato matrimonial de Amneh fue ejecutado a mediados de febrero de 2009, aún no se la ha entregado a su marido y ella sigue viviendo con sus padres. Su padre tiene intención de entregarla en julio de 2009. Amneh, que está deseoso de seguir en la escuela y, con el tiempo, llegar a ser maestra, no acaba de comprender lo que significa estar casada.

Qué puede hacer: 

Por favor, escriba al rey de Arabia Saudita para pedirle que emita un decreto que establezca una edad mínima de matrimonio y prohíba todos los matrimonios de niños. Ínstelo a tomar medidas urgentes para anular el matrimonio de Amneh y de todas las demás niñas casadas cuyos contratos matrimoniales se hayan ejecutado, pero que aún no hayan sido entregadas a sus maridos. También pídale asegurar que las novias infantiles que ya viven con sus maridos reciban una verdadera oportunidad para anular sus matrimonios y, en caso de que opten por la anulación, asegurar que esto ocurra rápidamente, sin repercusiones negativas en las niñas. Por favor, también inste al rey a apoyar el establecimiento de una codificación de la ley relativa al estatuto personal para garantizar los derechos de la mujer en el matrimonio y el divorcio, asegurándose de que dicha legislación se base en principios de igualdad y no discriminación. Por favor, envíe una carta similar al ministro de Justicia. Las cartas deben ir a:

Su Majestad, el Rey Abdalá bin Abdelaziz al-Saud
Reino de Arabia Saudita
Fax: +966 1 491 2726

Su Excelencia el Dr. Muhammad bin Abd al-Karim bin Abd al-Aziz al-Issa
Ministro de Justicia
University Street, Riyadh 11137
Reino de Arabia Saudita
Fax: +966 1 401 1741

Con copia a:

La Comisión de Derechos Humanos
P.O. Box 58889 Riyadh 11515
King Fahed Street
Building 373
Riyadh
Reino de Arabia Saudita
Correo electrónico: hrc@haq-ksa.org

Modelo de carta

Yemen: Poner fin a los matrimonios precoces mediante la promulgación y aplicación de una ley de matrimonio con edad mínima

ACTUALIZACIÓN: 
UPDATE
Fecha: 
2010 Abr 1

En el último mes, Igualdad Ya ha sido informada de varios casos de niñas yemeníes que han padecido el matrimonio precoz y forzado o han estado en riesgo de contraerlo, lo cual las ha expuesto a algunas de sus muchas consecuencias perjudiciales.

Qué puede hacer: 

Por favor, escriba al presidente de Yemen, el ministro de Justicia y el presidente de Cámara y pida que aseguren que se considere el proyecto de ley sobre matrimonio precoz y que lo apruebe el Parlamento tan pronto como sea posible. Ínstelos también a garantizar la aplicación efectiva de la dicha ley, una vez aprobada, en particular mediante el registro obligatorio de todos los matrimonios y el castigo para quienes la violan. ¡TOME MEDIDAS!

Las cartas deben ser dirigidas a:

Sr. Abd-Rabbu Mansour Hadi
President of the Republic of Yemen
President Residence
60 Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 274 147

Sr. Ghazi Al Ghabari
Minister of Justice
Ministry of Justice
Justice Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 252 138
Tel: +967 1 252 136/7/9

Sr. Yahya Ali Al Raei
Speaker of the House
Yemeni Parliament
26 September Street
Sana’a, Yemen
Fax: +967 1 276 091
Correo electrónico: info@yemenparliament.org

Modelo de carta

Syndicate content