Español

ver pdf

Durante los próximos diez años, más de 140 millones de niñas serán obligadas a contraer matrimonio antes de cumplir 18 años.
- Fondo de Población de las Naciones Unidas

Igualdad Ya lleva desde 1995 trabajando para acabar con la práctica violenta y abusiva del matrimonio infantil. Constituye una violación de los derechos humanos que legitima el maltrato de las niñas bajo la máscara de la cultura, el honor, la tradición y la religión. Cuando una niña es obligada a contraer matrimonio y da a luz, comienza un círculo vicioso de pobreza, salud precaria, restricción de su formación, violencia, inestabilidad y discriminación legal y de otros tipos.

En los niveles superiores de Naciones Unidas, al igual que por parte de las organizaciones de derechos humanos y la sociedad civil, terminar con el matrimonio infantil es uno de los objetivos identificados para poner fin a la pobreza y crear desarrollo sostenible. Por tanto, mientras los gobiernos debaten un nuevo programa de desarrollo universal para después de 2015, es el momento de asumir un compromiso global para erradicar el matrimonio forzado de niñas.

El informe de Igualdad Ya, Protecting the Girl Child: Using the Law to End Child, Early and Forced Marriage and Related Human Rights Violations (Jan. 2014), refleja el impacto del matrimonio infantil en la vida de una niña. Junto con los estudios relativos a la figura jurídica del matrimonio infantil y cuestiones relacionadas en 18 países, la imagen presentada no resulta en absoluto alentadora. Una vez casada, la chica suele quedar atrapada en un sistema en el que corre el riesgo de sufrir más violencia y discriminación, prácticas que generalmente continúan en la siguiente generación. Por eso es imprescindible que todos los gobiernos respalden un enfoque global para poner fin al matrimonio de niñas y terminar con el sufrimiento y las oportunidades perdidas de millones de niñas en todo el mundo.

 

Hero Title: 
Llamamiento global: erradicar el matrimonio infantil
Hero image: 
Action Date: 
Miércoles, Junio 4, 2014

ATENCIÓN: Esta campaña de acción archivada ha sido concluida o suspendida, y la información contenida en ella puede no estar actualizada. Véase la página Tome medidas por las campañas actualmente en curso

ver pdf

Durante los próximos diez años, más de 140 millones de niñas serán obligadas a contraer matrimonio antes de cumplir 18 años.
- Fondo de Población de las Naciones Unidas

Igualdad Ya lleva desde 1995 trabajando para acabar con la práctica violenta y abusiva del matrimonio infantil. Constituye una violación de los derechos humanos que legitima el maltrato de las niñas bajo la máscara de la cultura, el honor, la tradición y la religión. Cuando una niña es obligada a contraer matrimonio y da a luz, comienza un círculo vicioso de pobreza, salud precaria, restricción de su formación, violencia, inestabilidad y discriminación legal y de otros tipos.

En los niveles superiores de Naciones Unidas, al igual que por parte de las organizaciones de derechos humanos y la sociedad civil, terminar con el matrimonio infantil es uno de los objetivos identificados para poner fin a la pobreza y crear desarrollo sostenible. Por tanto, mientras los gobiernos debaten un nuevo programa de desarrollo universal para después de 2015, es el momento de asumir un compromiso global para erradicar el matrimonio forzado de niñas.

El informe de Igualdad Ya, Protecting the Girl Child: Using the Law to End Child, Early and Forced Marriage and Related Human Rights Violations (Jan. 2014), refleja el impacto del matrimonio infantil en la vida de una niña. Junto con los estudios relativos a la figura jurídica del matrimonio infantil y cuestiones relacionadas en 18 países, la imagen presentada no resulta en absoluto alentadora. Una vez casada, la chica suele quedar atrapada en un sistema en el que corre el riesgo de sufrir más violencia y discriminación, prácticas que generalmente continúan en la siguiente generación. Por eso es imprescindible que todos los gobiernos respalden un enfoque global para poner fin al matrimonio de niñas y terminar con el sufrimiento y las oportunidades perdidas de millones de niñas en todo el mundo.